Buried (Enterrado)
Comparte con tus amigos










Enviar

‘Buried (Enterrado)’ se estrenó el 01 de octubre de 2010 en nuestro país. Hoy os voy a hablar un poco de ella en esta reseña sin destripar absolutamente nada. Es este un film que, para ser disfrutado al máximo, tiene que ser visto sin saber casi absolutamente nada del mismo. Por lo tanto, os daré mi opinión contando sólo lo mínimo necesario para no ser enterrados vivos…

“¡¡¡¡¡Socorro!!!!”.-Paul Conroy.

buried-ryan-reynolds-mechero

Crítica de Buried (Enterrado).
‘Buried (Enterrado)’ es una angustiosa y claustrofóbica película que no agradará a todo el mundo. Es conveniente saber que este no es un film para para pasarlo bien porque aquí las sensaciones que experimenta el espectador son las mismas que siente el protagonista (Paul Conroy) al despertarse enterrado vivo, esto es: miedo, angustia, tensión, nervios, terror, desesperación, tristeza, claustrofobia, calma, resignación… Todo esto es lo que nos ofrece esta cinta, por lo tanto, sino quieren experimentar lo que Paul va a experimentar no la vean pues otra cosa no se van a encontrar aquí. El director, Rodrigo Cortés, quiso que el espectador al ver “Buried” se sintiera como si realmente fuera el protagonista y lo consiguió.

Al ver este film me acordé, en cierta medida, deZulo (Carlos Martín Ferrera, 2005) y es que la kafkiana situación de los protagonistas fue (salvando las distancias) muy parecida. La diferencia vendría marcada porque en este film Rodrigo Cortés (quitando unos primeros minutos de incertidumbre) fue respondiendo a todas las preguntas que, cómo espectadores, nos hacíamos sobre cómo llegó Paul Conroy a ser enterrado vivo y por qué…

Ryan Reynolds

Como digo, pasados unos minutos, obtendremos la respuesta a la situación inicial con la que arranca el film. A partir de ahí, en el mismo seremos testigos de cómo el protagonista se las ingenia para tratar de salir del ataúd en el que se encuentra enterrado vivo. Así, seremos testigos mudos de la lucha de un hombre contra la más dura y absurda “burocracia telefónica”, la increíble incomunicación y soledad a la que (aunque parezca increíble) nos han llevado las últimas tecnologías, y la total lucha de un hombre por salir del infierno en el que se encuentra. Y es que, como parece dejar claro esta película, al final, cuando vienen los problemas estamos realmente solos. Si, siempre habrá buenas palabras… pero la realidad de ‘Buried’ es que para salir del “ataúd de los problemas” deberemos hacerlo solos y eso si salimos…

Al hablar de esta película es obligado hacer referencia a la destaca, muy currada y positiva actuación de Ryan Reynolds. Reynolds fue el único protagonista físico que vimos a lo largo de todo el film y desarrolló un tour de force interpretativo francamente sensacional. La tarea de interpretar a un hombre teniendo como único escenario un ataúd de madera era titánica y Ryan Reynolds demostró gran nivel en su actuación. Reynolds exhibió diferentes estados de ánimo: rabia, desesperación, miedo, agonía, llanto, tristeza… todo eso es lo que nos ofreció en este increíble papel que a más de un espectador/a puede provocarle cierto malestar emocional, tanto por la situación como por la interpretación. Del resto de artistas que completaron el casting del film nada que decir pues se limitaron a ser “simples voces” con las que Reynolds podía comunicar.

Paul Conroy

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Buried (Enterrado), una película desasosegadora, descorazonadora, con momentos de crueldad mental máxima y con cierta carga política. Rodrigo Cortés filmó una “kafkina y hitchcokiana” cinta que mantiene en vilo al espectador de principio a fin. Un film en el que el protagonista no sólo deberá tratar de luchar por salir vivo del ataúd en el que se encuentra, sino que también deberá luchar contra la incomunicación humana representada por una absurda, increíble y dictatorial “burocracia telefónica” que se ha impuesto en nuestra sociedad.

Curiosidades.
-Se diseñaron siete ataúdes o cajas diferentes para diversas necesidades.
-El rodaje del film duró 17 días y en ocasiones, se realizaron tomas de seis minutos sin cortes.
-En el Festival de Cine de Sundance hubo colas masivas de hasta seis horas de espera, reventas de tickets por 150 dólares y ovaciones al final de cada proyección.
-La revista Variety, incluyó al director español Rodrigo Cortés en su prestigiosa lista «10 directors to watch» del año 2010. Sólo dos directores españoles habían formado parte de ella hasta ese momento: Juan Carlos Fresnadillo en el año 2002 y el propio Rodrigo Cortés en esa ocasión.

“A él le encontramos. También te encontraremos a ti”.-Dan Brenner.

Buried