Más allá de la duda
Comparte con tus amigos










Enviar

El incombustible Peter Hyams volvió a la carga con este film independiente que contó en sus filas con el veterano actor Michael Douglas en la piel de un fiscal dispuesto a todo para conseguir sus objetivos. Creo recordar que esta fue la segunda vez que Hyams y Douglas unieron sus carreras después de rodar hace ya bastante tiempo ‘Los jueces de la ley’ (1983). El resultado de esta nueva unión fue… ‘Más allá de la duda’.

“¿Hasta dónde estás dispuesto a llegar para conseguir la historia de tu vida?”.-C.J. Nichols.

Más allá de la duda

Crítica de Más allá de la duda.
Peter Hyams hizo las veces de director, guionista y director de fotografía en este correcto thriller judicial en el que nada es lo que parece. Hyams es un veteranísimo director que ha trabajado con gente como Sean Connery, Jean-Claude Van Dame, Arnold Schwarzenegger en films como Atmósfera cero(1981),Timecop(1994) o ‘El fin de los días’ (1999). Esta película de ‘Más allá de la duda’ es (a día hoy) su penúltimo film como director (el último data del 2013 y fue Cerco al enemigo‘, también con JCVD de protagonista).

Con este film, Hyams nos entregó una cinta en lo que lo importante no fue la acción, sino el modo en que Jesse Metcalfe (C.J. Nichols) prepara “la trampa” para Michael Douglas (Martin Hunter) y las pesquisas que luego lleva a cabo Amber Tamblyn (Ella Farel), no obstante, el realizador también nos regaló alguna que otra breve (pero intensa) persecución que nos llevó a recordar su pasado como director en cintas de acción. En este sentido, y al respecto de la trama, el propio Hyams comentó: “Esta es una historia sobre la avaricia. Es una historia sobre la codicia. Es una historia sobre la falta de honestidad que aparece en los lugares que se basan en la honestidad como eje principal. Simplemente me pareció el tipo de historia que llegaría a los jóvenes de hoy en día, porque trata sobre ellos, sobre gente que cree saber mucho más de lo que realmente sabe”.

Más allá de la duda

En el reparto de ‘Más allá de la duda’ destacó la presencia del gran y ya veterano actor Michael Douglas. El hijo de Kirk Douglas (¡ojo! 100 años lo contemplan) al que últimamente pudimos ver de nuevo en la gran pantalla gracias Ant-Man (Peyton Reed, 2015) interpretó en el film el papel de Martin Hunter, un fiscal sin escrúpulos que sólo juega para ganar y que juega con las cartas marcadas. La suya fue una actuación importante pero que no gozó en pantalla de tantos minutos como yo hubiera deseado, de hecho, se puede decir que el peso del film recayó en la actuación de la pareja formada por Jesse Metcalfe y Amber Tamblyn. Una pareja que, si bien cumplieron con sus papeles de manera más que decente, está claro que quedan lejos del carisma del gran Michael Douglas. Al respecto de su nuevo rol en el cine y en las películas sus palabras son estas: “Ahora mis prioridades han cambiado. Me encanta poder participar en películas que requieran que lo dé todo, para mantenerme al pie del cañón, pero a las que no tenga que dedicar una gran parte de mi tiempo”.

Michael Douglas

El film además fue un remake de la película de 1956 ‘Más allá de la duda’ dirigida por Fritz Lang e interpretada por Dana Andrews y Joan Fontaine. Un film que Peter Hyams llevaba mucho tiempo queriendo revisionar y adaptar a nuestra época.
A día de hoy, no he tenido la suerte de ver la película de Lang, por lo que no puedo establecer comparaciones, sólo puede decir que el film de Hyams resultó una película bastante entretenida, cuyo principal defecto fue la rápida sucesión de acontecimientos que tienen lugar hacia el final del film y que contrastan claramente con la “tranquilidad” de la narración previa.

Más allá de la duda

En conclusión.
Concluyo a esta crítica de Más allá de la duda, un correcto y entretenido thriller judicial cargado de cierta intriga en el que lo importante es ver como C.J. Nichols (Jesse Metcalfe) y Finley (Joel David Moore) preparan su plan y como Ella Farell (Amber Tamblyn), la ayudante del propio Martin Hunter, se ve obligada luego a entrar en escena. Además, contamos con la siempre carismática presencia de un Michael Douglas que, aún siendo su personaje el eje de todo el film, en minutos en pantalla no gozó de tanta presencia como hubiera sido deseable.

Esto va a hacer más ruido que el Katrina”.-Ella Farell.

Más allá de la duda