Escuadrón Suicida: Consecuencias infernales
Comparte con tus amigos










Enviar

Regresa el Escuadrón Suicida en otra película animada DC. Esta vez en un film exclusivamente para ellos sin contar con Batman o el universo de videojuegos Arkham. ¿El resultado? Un espectacular film dirigido a adultos que está al nivel de las mejores producciones de WB. Esto es… ‘Escuadrón Suicida: Consecuencias infernales’.

Crítica de Escuadrón Suicida: Consecuencias infernales

Esta película es sumamente peculiar con respecto al resto de las que componen estas producciones de Warner sobre el universo DC. Sin embargo, ‘Consecuencias infernales’ pasó sin pena ni gloria. Su anuncio no generó interés y su tráiler tampoco provocó entusiasmo. ¡Cuál sería mi sorpresa al encontrarme con un gran producto!

Si bienBatman: Asalto en Arkham (2014) es muy buena en sí misma y su contexto no afecta su entretenimiento en lo más mínimo, lo cierto es que no dejaba de tener a Batman en el título, formando parte de ella (aunque de manera breve) y estaba ambientada en los juegos de Arkham. En esta ocasión, el foco se concentra totalmente en el grupo de villanos. ¡Ojo!, villanos con todas sus letras. No hay uno sólo que no demuestre por qué lleva este título. Estos se ven forzados a cumplir las órdenes de Amanda Waller en un universo bastante similar a lo que estamos acostumbrados de estos films… y hasta aquí puedo decir para no destripar nada.

Este Escuadrón Suicida está compuesto por Deadshot, Capitán Boomerang, Tigre de Bronce, Killer Frost (Crystal Frost y no la más popular Caitlin Snow), Copperhead y Harley Quinn. Con excepción de esta última, a la cual dedicaré un apartado exclusivo, todos y cada uno son muy buenos. Ofrecen muy bien sus particulares habilidades y se relacionan excepcionalmente. Y si bien ellos son el reparto principal, el desfile de personajes de DC que veremos pasar en la pantalla será muy variado.

Uno de los mejores apartados del film es su contenido adulto: la violencia, muerte, gore, sensualidad y sexualidad están a la orden del día. No es que el medio importe (para quienes lo sabemos) pero quitas el hecho de que es una producción animada y se trata de cualquier otra de acción, por ejemplo, Los Mercenarios 2 (Simon West, 2012).

El otro apartado en el que consigue resaltar es en la cantidad de sorpresas, revelaciones y giros inesperados a lo largo de la trama. Garantizo que nadie se los esperará o verá venir. De hecho, y sin entrar en detalles (para no arruinar lo que sería la mejor de todas estas sorpresas/revelaciones), basta decir que para disfrutar al máximo de esta producción lo ideal sería haber visto antes La Liga de la Justicia: La paradoja del tiempo (2013). Es más, resulta que de no hacerlo también supondría haber arruinado esa experiencia.

Curiosa, y lamentablemente, tengo que decir que uno de los puntos negativos de este film es Harley Quinn. Sí, desde el New 52 ella es integrante del Escuadrón Suicida, y con la interpretación de Margot Robbie su popularidad está en la estratosfera. Ahora bien, no por ello significa que siempre haya que forzarla en el grupo. Sobre todo por su propia esencia, ya que se trata de un grupo de integrantes rotatorios. El caso es que aquí el diseño de la payasa es pobre, sus chistes flojos y su participación mínima. Por lo que haberla reemplazado habría sido lo mejor.

Sobre el diseño y la animación decir que el primero puede parecer no estar a la altura de las habituales para estos films de DC, pero en movimiento es otra cosa. Así pues, no dejarse llevar por la impresión de que estamos ante otro título como Batman: La broma asesina (2016) o Batman: Gotham a luz de gas (2018). ¡Nada más lejos de la realidad! Es una animación fluida y muy bien lograda.

En cuanto a las actuaciones decir que todas son destacadas, y ¡atención algunas de las sorpresas! Christian Slater es Deadshot, Kristin Bauer van Straten es Killer Frost y Liam McIntyre (el mismísimo Spartacus de la serie TV) interpreta al Capitán Boomerang (como curiosidad diré que su compañero Nick E. Tarabay en la serie de los gladiadores hizo del personaje en acción real enArrow). La única excepción en este apartado es Tara Strong a la que le ofrecen unas paupérrimas letras.

Conclusión.
Finalizo esta crítica de Escuadrón Suicida: Consecuencias infernales, una película espectacular. Nos tomó a muchos desapercibidos tanto por un anuncio y un tráiler que no causaron mucho revuelo. Sin embargo, es una pequeña joya con un contenido dirigido al espectador adulto y grandes personajes/interpretaciones, sorpresas, revelaciones y giros inesperados por doquier. No olviden ver previamente ‘La paradoja del tiempo’.

Tráiler de Escuadrón Suicida: Consecuencias infernales