Batman: La broma asesina
Comparte con tus amigos










Enviar

Son muchos los fans del cómic en el que se basa esta película y son muchos otros los que llevaban años pidiendo que se hiciera… especialmente con Kevin Conroy (Batman) y Mark Hamill (Joker) en los papeles protagonistas. Sin embargo, una vez se hizo, a más de uno le sentó mal el resultado final y no brindó a su salud. ¿Por qué? En esta reseña de ‘Batman: La broma asesina’ explicamos qué ha hecho de este film uno tan polémico.

Crítica de Batman: La broma asesina

De todas las películas animadas de WB/DC esta ha sido la más polémica por muchos motivos, sobre todo debido a ciertas decisiones tomadas al hacerla. En todo caso, seguro que no deja indiferente a nadie, y creo que dependerá de cada cual el decir qué le parece… Ahora bien, en su mayoría diría que los fans se agruparán en los que la detesten (por las libertades) o los que les encante.

El film se basa en el famosísimo cómic de Alan Moore del mismo título. En principio debía ser una historia de “Otros Mundos”, pero DC vio la popularidad que adquirió la obra y decidió hacerla parte de la continuidad del universo. Yo mismo tuve la oportunidad de leerla y tengo que decir que me dejó completamente indiferente/defraudado. No sé si se debió a las expectativas que puse… o porque (aunque suene a “sacrilegio”) esté sobrevalorada. Por lo que, de entrada, sabía que este film no me iba a impresionar…

El cómic en sí narra lo que se ha considerado como el origen definitivo de Joker. Un origen basado en lo que se había insinuado ya en historias pasadas que lo presentaban como “Capucha Roja”. En sí mismo tengo que reconocer su mérito porque recoge lo ya pasado, le otorga peso y aun así no explica del todo lo que es el enigma del “Payaso Príncipe del Crimen”. Todo ello basado en un plan absolutamente maquiavélico que Joker lleva a cabo sencillamente para probar un punto.

No voy a entrar en detalles para quienes no hayan leído dicho cómic, o no hayan visto esta película. De esta forma, cada uno puede experimentar por sí mismo las sorpresas que desvela. En todo caso, debido al contenido, se requería que esta adaptación obtuviera una categoría R (restringida a menores).Y es que el material no es, bajo ningún concepto, apto para niños.

La obra original es bastante corta. Al menos no ofrece tanto como para hacer de ella una película. Por ello, Bruce Timm decidió crear un prólogo centrado en Batgirl (Barbara Gordon). Esto se debe a que ella forma una parte vital de la trama y para que alguien que no esté familiarizado plenamente con el personaje esto le suponga un buen punto de entrada para conocerla y que, cuando llegue el momento más importante del que forma parte, impacte al espectador.

‘La broma asesina’ es tan venerada por tantos que modificarla de cualquier manera hubiera sido considerado un “pecado”. Así que no se alteró. Todo lo relevante al “prólogo” comentado queda desconectado de la adaptación. Tan es así que se puede saltar ese trozo (la primera media hora) para llegar al contenido principal y no perderse nada. Se siente como un episodio deBatman: La serie animada’.

Por cierto, el otro gran punto de polémica es la relación que existe entre Batman y Batgirl. Una relación romántica (con una escena sexual bastante abiertamente representada) que el mismo Bruce Timm había creado años atrás. Esto jamás ha pasado en los cómics porque Batman tiene una relación de mentor con Batgirl. Más aun, Dick Grayson (Robin/Nightwing) sí que llegó a ser su pareja. Pero en la película Batman del futuro: El regreso del Joker’, y en la serie animada del mismo universo de Batman del futuro’, se dejó caer este elemento. Aunque todo había quedado en eso… hasta ahora, que se establece definitivamente y que dejará a más de uno con un mal sabor de boca; sobre todo si eres fan y, como tal, sabes que esto no debería ser.

Volviendo a ‘Batman: La serie animada’, los actores de ella son los que vuelven aquí a interpretar sus papeles. No porque esta película esté conectada a ese universo pero sí porque desde que estos films comenzaron a hacerse muchos fans pedían que se adaptara este comic, y que para ello trajeran de regreso a los que, muchos consideramos, las voces ideales de Batman y Joker: Kevin Conroy y Mark Hamill.

Sobre el apartado visual decir que se ha tratado, como viene siendo la norma con estas adaptaciones, intentar ser lo más fieles al dibujante del cómic. En este caso el dibujante es Brian Bolland. Incluso hay momentos que resultan calcados de la obra original. Pero cuando llegamos a la animación en sí lamento decir que esta deja que desear, es más, parece que estemos viendo cualquiera de las películas animadas que se hacían directas a VHS en los 90 y no algo de la calidad a lo que Warner nos ha tenido acostumbrados, y menos aun cuando llegó a exhibirse en los cines el 25 de julio de 2016. La película llegó a recaudar casi 4 millones de dólares, solamente de esas entradas (luego habría que sumar las ventas de los DVD, BD y VOD).

Conclusión.
Finalizo esta crítica de Batman: La broma asesina, una película muy complicada de valorar. Desde las libertades tomadas hasta las polémicas que conlleva. Además, no soy fan del cómic en sí mismo y hay tantos que sí que puede que haya muchos que no les siente bien el resultado de esta adaptación. No obstante, creo que, ya sea porque te encanta el cómic, no lo conoces o eres asiduo de estas películas, debes darle una oportunidad para ver lo que te termina pareciendo.

Tráiler de Batman: La broma asesina