Crónicas de San Sebastián 2016, día 7
Comparte con tus amigos










Enviar

Crónicas de San Sebastián 2016, día 7.

La séptima jornada del Festival de San Sebastián estuvo protagonizada por el regreso de Oliver Stone con ‘Snowden’, el biopic sobre el informante de la CIA que tanto le ha costado finiquitar. El día continuó con ‘La reconquista’, nuestra primera (y esperamos que última) incursión en el cine de Jonás Trueba, y terminó con ‘Después de la tormenta’, el nuevo drama familiar de Hirokazu Koreeda. Una penúltima jornada que, dada la polémica que suscitaron algunas de las películas proyectadas, nos permitió disfrutar de la dinámica festivalera.

‘Snowden’.
Cuatro años después de su último largometraje (Salvajes), Oliver Stone regresa al cine para adentrarse en la figura de Edward Snowden, el hombre que desveló los documentos del programa de vigilancia mundial secreto de la NSA y abrió los ojos del mundo a costa de su propio futuro. Basada en “Los archivos de Snowden” y “Time of the Octopus”, ‘Snowden’ supone la vuelta del Stone polémico, el que ensalza figuras contrarias a los ideales norteamericanos, y aunque más comedido que en ocasiones anteriores, consigue dar forma a un biopic convencional pero efectivo.

El visionado de ‘Snowden’ llega inevitablemente a la pregunta de si era necesario hacer un biopic sobre una persona cuya experiencia vital ya ha sido contada en un documental. Es cierto que ‘Citizenfour’ se sitúa varios peldaños por encima de la película de Stone en cuanto a documentación, exposición e intriga pero su condición de documental la limita de cara al gran público. ¿Qué sentido tiene, entonces, hacer una dramatización de una historia que ya nos han contado mejor antes? Que más gente conozca la historia de su protagonista. La película de Stone cumple a la hora de introducir al gran público la historia de este famoso administrador de sistemas, dando lugar a un retrato cronológico que abarca con tino las partes fundamentales de su vida personal y profesional. El director firma un biopic más bien plano, que no se vuelve apasionante en ningún momento, pero que funciona en su propósito de divulgar y prevenir.

La película de Stone presenta fallos importantes a la hora de retratar partes de la vida de Snowden pero el resultado final es más satisfactorio de lo que cabría esperar. Algunos aspectos de la cinta, como sus escenas pretendidamente cómicas o la deformación de los bordes de la imagen, pueden molestar al espectador que busque en ‘Snowden’ un documento imperturbable en su seriedad, pero habrá quien vea en ellos signos de un autor demasiado inteligente para caer en la gratuidad. Todo en ‘Snowden’ se ve respaldado por la inmensa actuación de Joseph Gordon-Levitt, que realiza un trabajo impresionante de modulación de voz.

snowden-soldado

‘La reconquista’.
Jonás Trueba ha conseguido que su nombre esté en boca de todos. Después de convertirse en nombre clave de la cinematográfica española reciente gracias a obras como ‘Todas las canciones hablan de mí’, ‘Los ilusos’ y ‘Los exiliados románticos’, el tercero de los Trueba llega a San Sebastián para presentar su nueva película, ‘La reconquista’. En esta ocasión el cineasta nos cuenta la historia de Manuela y Olmo, dos chicos que se reencuentran en un futuro que se habían prometido quince años antes, cuando eran adolescentes y vivieron su primer amor. A partir de esta premisa el director nos plantea cuestiones sobre el tiempo, el amor y los recuerdos.

El concepto del primer amor en el que se embarca Jonás Trueba en su nueva película es perfectamente válido para hacer una gran película. Partiendo de la idea del amor juvenil, ese que marca un antes y un después en nuestra percepción del tiempo, el cineasta pretende reflexionar sobre cuestiones de impertérrita actualidad, sobre ideas con las que el cine nos ha enamorado a lo largo de los años, encontrando quizá en Céline y Jesse de la trilogía ‘Antes de…’, su mejor ejemplo. El problema de ‘La reconquista’ está en su forma, en la solemnidad que envuelve cada plano y frase, en la inautenticidad que rebosan sus actores y situaciones, y en la inmadurez de su planteamiento. Hay muchas formas de hablar del primer amor y de sus consecuencias, del recuerdo, del olvido, de la añoranza… De todo aquello de lo que pretende hablar ‘La reconquista’ en su mirada nostálgica al pasado, pero a todo le sobra idealismo y le falta madurez. Sus defensores se refugiarán en la idea de que los personajes son así, de que su mundo interior funciona de esa manera tan elocuente e ilusoria, pero no basta. Hay quien a estas alturas exige un mínimo de seriedad, y está claro que en Jonás Trueba no la va a encontrar.

la-reconquista-mirando

‘Después de la tormenta’.
Un año después de hacerse con el Premio del Público con ‘Nuestra hermana pequeña’, Hirokazu Koree-da regresa a San Sebastián con ‘Después de la tormenta’, un nuevo drama con el que japonés reflexiona sobre la cotidianidad familiar. En esta película Koreeda nos cuenta la historia de Ryota, un escritor fracasado que no deja de desilusionarse con la vida. Se ha divorciado y gasta todo lo que gana como detective privado apostando en las carreras, poniendo en peligro la pensión alimentaria de su hijo de 11 años. Un día Ryota decide cambiar y centrarse, aunque se encuentra con muchos problemas… Hasta que un día, un tifón obliga a toda la familia a pasar una noche juntos.

Una de las mayores virtudes del cine de Koreeda es lograr que el público olvide su condición como espectador de una ficción. La manera en la que el japonés contempla la vida de los seres humanos es tan íntima y sutil que es fácil olvidarse de la presencia de la cámara. En ‘Después de la tormenta’ el cineasta nos deleita con uno de los tramos finales más portentosos de su carrera, con una familia recluida en su casa esperando a que la tormenta número 24 pase, mientras sus actos nos hablan de inmadurez, de la necesidad de hacer frente a los actos, de abandonar las quimeras y disfrutar del presente. A través de la figura paterna, interpretada de manera prodigiosa por Hiroshi Abe, Koreeda nos invita a reflexionar sobre la crisis de la edad madura (perfectamente representada en ese detective que busca en sus casos inspiración para una novela que nunca va a llegar), y el distanciamiento familiar en la sociedad actual. Y lo hace con su particular astucia, otorgando a lo cotidiano un lugar privilegiado y retratando sus historias con una sensibilidad primorosa.

despues-de-la-tormenta-familia

Una jornada irregular que nos sirvió una de las mayores polémicas del festival. En el último día nos espera ‘Rage’, ‘Arrival’ y ‘The Odyssey’, un thriller japonés, lo nuevo de Denis Villeneuve y un biopic sobre Jacques Cousteau.

Relacionados:
Crónicas de San Sebastián 2016, día 1.
Crónicas de San Sebastián 2016, día 2.
Crónicas de San Sebastián 2016, día 3.
Crónicas de San Sebastián 2016, día 4.
Crónicas de San Sebastián 2016, día 5.
Crónicas de San Sebastián 2016, día 6.