Han Solo: Una historia de Star Wars
Comparte con tus amigos










Enviar

Ron Howard se lanza a una galaxia muy, muy lejana para traernos el origen del contrabandista más legendario de Star Wars: Han Solo. En este film descubriremos cómo este querido personaje ganó su fama, su mítica nave y trabó amistad con su gran compañero, Chewbacca. Todo ello a través de una historia de engaños, atracos trepidantes e increíbles lugares del universo. Descubramos ya… ‘Han Solo: Una historia de Star Wars’.

“Voy a ser el piloto más intrépido de la galaxia”.-Han.

Crítica de Han Solo: Una Historia de Star Wars

Desde su adquisición, y desde el primer momento, Disney ha encontrado un filón con Lucasfilm, algo que quedó muy claro cuando se estrenó Star Wars: El despertar de la Fuerza (J.J. Abrams, 2015). Así pues, y dado el descomunal éxito del citado film, la compañía del ratón pronto explotaría la famosa franquicia galáctica creada por George Lucas con el anuncio de nuevos episodios: por un lado, la continuación de la famosa saga numérica y, por otro lado, los diferentes spin-offs basados en personajes y/o sucesos acontecidos en una galaxia muy, muy lejana…

Cuando se anunció el rodaje de un spin-off basado en la figura de Han Solo fuimos muchos los que no pusimos fe en ello, aunque es cierto que había cierto grado de expectativa… En principio, los encargados del film serian Phil Lord y Chris Miller, responsables de la muy recomendableLa LEGO película (2014) o las dos entregas de ‘21 Jump Street’ y ‘Lluvia de albóndigas’. Estos realizadores ofrecían una sensación de que, al menos, el film iba ser como mínimo algo curioso dentro del universo galáctico.

Sin embargo, el abandono o “despido” (este hecho está rodeado de muchos rumores e historias) de Lord y Miller dejó al film tocado a mitad de rodaje… por lo que muy pronto, Lucasfilm (con Kathleen Kennedy a la cabeza) buscó a un sustituto, ofreciendo el proyecto a Ron Howard, un cineasta tan artesano como bueno e irregular, siempre dependiendo del material que tenga entre manos. Obviamente, el metraje filmado por Miller y Lord fue “re-grabado” por Howard (no obstante, se calcula que un 20% de la cinta está compuesta por escenas y planos rodados por el dúo) que consiguió terminar la película para su estreno programado en cines.

En términos generales, ‘Han Solo’ no entra como uno de los productos memorables de la franquicia de ‘Star Wars’. Creo que el film de Ron Howard es un producto de una buena factura técnica y de un más que decente entretenimiento, pero cuenta con un director que se le ve demasiado centrado en las exigencias de Lucasfilm (y al contrarreloj de su rodaje) y con un guión de los Kasdan (Jonathan y Lawrence) que poco nos une a unos personajes interpretados por unos actores que han demostrado, en no en pocas ocasiones, que son bastante buenos, pero que aquí no terminan de ser tan sólidos.

Es de justicia decir que Alden Ehrenreich resulta un Han Solo decente y convincente, aunque si entramos en la comparación con la anterior/posterior labor de Harrison Ford no sale tan bien parado… Por encima de Alden tenemos a dos personajes que sí que son de lo mejor de la propuesta: el androide L3 y Lando Calrissian, interpretado genialmente por Donald Glover. Ambos son los auténticos roba-escenas del film. Del resto del casting no se puede negar que los actores intentan ser carismáticos, Woody Harrelson como Tobias Beckett (por ejemplo), pero terminan muy desaprovechados como Emilia Clarke o el villano de Paul Bettany, un tipo que está lejos de algunos de los malos recientes de la saga galáctica.

Obviamente, una película de ‘Star Wars’ sin sus conexiones a la franquicia no sería una película de ‘Star Wars’. De esta forma, y a lo largo del film, encontraremos cameos, homenajes musicales (la música de John Powell se recrea enormemente en algunos de los temas míticos de John Williams) y easter eggs a mansalva. Así pues, la cinta de Howard tiene a lo largo y ancho de su duración una enorme cantidad de referencias al universo galáctico por todos conocido.

Al final, Ron Howard termina por ofrecer un producto entretenido y con alguna escena memorable y bien planificada (ese asalto al tren imperial o el primer encuentro entre Han Solo y Chewbacca, por ejemplo). Además de estar bien acompañado por los excelentes FX de ILM, y el diseño de criaturas y seres de Neil Scaldan. En estos aspectos el film es irreprochable.

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Han Solo: Una historia de Star Wars, una aventura que no termina de ser ese film redondo o de cierta memorabilidad que se nos parecía vender, en primera instancia, con un personaje tan querido. El resultado que Lucasfilm nos ofrece es una cinta entretenida y de una buena factura técnica pero que no va más allá de eso.

Tráiler de Han Solo: Una historia de Star Wars