Freddy contra Jason
Comparte con tus amigos










Enviar

Desde la década de los 80 los fans estuvieron esperando por esta película. La primera imagen del inminente enfrentamiento la vimos al final de Jason va al Infierno’ (1993). Pero tuvimos que esperar hasta el 2003 para que, por fin, estos grandes iconos del cine del terror se vieran las caras. Este retraso tuvo su razón de ser. Si valió o no la pena tantos años de espera es algo en lo que los seguidores de estas sagas tendrán la última palabra y nadie más. Que comience el combate de… ‘Freddy contra Jason’.

La larga historia de un enfrentamiento largo tiempo esperado

Antes de comenzar a valorar la película, me gustaría hacer un poco de trasfondo sobre ella. Y es que lo que, aparentemente, pueda parecer una película de terror más, la verdad es que no lo es. Fueron muchos los motivos por los cuales se tardó en realizar esta producción. Todos ellos muy interesantes como vamos a comprobar.

Come mencioné, al comienzo de los 80 se trató de hacer esta película. En un principio, tanto Paramount (quienes poseían los derechos sobre Viernes 13’) como New Line Cinema (poseedores de los derechos de Pesadilla en Elm Street) hicieron acercamientos para enfrentar a Freddy y Jason. No obstante, cada compañía quería que la otra le cediese los derechos de su respectivo personaje… para hacer su propia película. Evidentemente, ninguna estaba por la labor. No fue hasta que Paramount perdió los derechos sobre la franquicia (que New Line Cinema adquirió) que se replanteó el tema de rodar el enfrentamiento.

Sean Cunningham, creador de la saga Viernes 13’, fue el primero en mostrar interés en que se hiciera Freddy contra Jason’, por lo que quedó encantado cuando New Line Cinema adquirió los derechos. Pero justo cuando se disponía a hacer algo llegó Wes Craven con Nueva Pesadilla (1994) y la película tuvo que esperar. Mientras tanto, para evitar que el personaje de Jason se olvidara se hizo Jason va al Infierno’ (1993). Pasó el tiempo y no se concretaba nada. Por lo cual, de nuevo, Cunningham tuvo que tomar las riendas de su personaje en Jason X’ (2002). ¿A qué se debió tanto retraso?… pues a que no se encontraba ni guión ni director adecuado.

Sobre 17 guiones llegaron a existir para la creación de esta película. Con ideas que iban desde que Freddy abusó de Jason cuando era niño y por eso se convirtió en lo que es, otra historia que giraba en torno a cortes judiciales, o querer convertir a Jason en héroe… y la más recurrente sobre una secta de adoradores de Freddy que buscaban su resurrección y en el proceso a quien revivían era a Jason. La historia de adoradores de Freddy fue la que, por más tiempo, se estuvo planteando de muchas maneras posibles… ¡tanto que la protagonista de la historia debía tener 14 años y para la última revisión del guión llegó a tener 18! Ninguna de las historias era lo suficientemente convincente como para que se materializara el film. Hasta que llegaron los guionistas oficiales de ‘Freddy vs Jason’, Damian Shannon y Mark Swift.

Shannon y Swift entendían que había que comenzar desde cero. Los guiones presentados anteriormente eran demasiado complicados y los que giraban en torno a la secta de adoradores de Freddy eran todos básicamente lo mismo pero cambiando algunas cosas. También entendían que no tenían porque conectar ambas sagas alterando así la mitología de cada una. Por lo tanto, fuera quedaba la idea de que Freddy abusó de Jason… como el hecho de que fuese el consejero que, debido a estar teniendo relaciones sexuales, provocó que Jason muriese ahogado. Para esto crearon las siguientes reglas que debían ser inalterables si se quería hacer una buena historia:

1º.-La película debía tener lugar en un universo ficticio y no en el mundo real comoLa nueva pesadilla de Wes Craven’.
2º.-Las mitologías de Freddy y Jason debían permanecer intactas a las demás películas. No debían ser cambiadas para facilitar el “crossover”. Las “biblias originales” de ambas series no debían ser violadas.
3º.-La atmósfera de esta película debía ser de miedo y divertida, no ridícula y absurda. Freddy y Jason deben provocar temor una vez más, y la comedia debe provenir de los personajes adolescentes. Las bromas fáciles y el humor consciente deben permanecer al mínimo.
4º.-La historia comienza donde las últimas entregas quedaron. Freddy y Jason están ambos muertos, enterrados y en el Infierno.
5º.-Fuera de Freddy y Jason los demás personajes serán nuevos adolescentes, respetando el espíritu de cada saga. Algunos personajes lo serán en la tradición de las películas de Freddy (voluntad fuerte, independientes y sentirse aislados) mientras que los otros serán como las películas de Jason (jóvenes, tontos y divertidos).
6º.-La trama surgirá de Freddy y Jason. Los fans quieren una historia de Freddy y Jason. Una que sea real. No un sueño dentro de un sueño.
7º.-Los asesinatos serán ingeniosos, inesperados y satisfactorios. Algunos serán en el estilo de ‘Viernes 13’ (brutales, fuertes y sangrientos) mientras que otros serán en la tradición de ‘Pesadilla en Elm Street’ (repletos de suspense, supernaturales y basados en los personajes).
8º.-Esta película busca el balance. Se trataba de mantener a los personajes de ambas series felices. Además, era extremadamente importante que Freddy y Jason luchasen tanto en el mundo de los sueños como el real.

Una vez escrito el guión el problema estuvo en encontrar al director. Y es que muchos conocían los personajes pero no habían hecho una película antes, y otros ya eran directores pero no conocían los personajes. Finalmente, cuando New Line optó por varios candidatos pasaron del proyecto. Hasta que, al final, Ronny Yu (La novia de Chucky) aceptó y Robert Shaye (CEO de New Line) quedó encantado de que un director asiático brindara su propia perspectiva a la película.

Crítica de Freddy contra Jason

De entrada, tenemos que tener presente que esta película se hizo pensando en los fans y para los fans, y así debe valorarse. Esta cinta nunca aspiró a ser cine arte o de terror en plan ‘El exorcista’ (William Friedkin, 1973). Y siendo realistas, la única franquicia que se mantuvo constante en contenido (aunque variase de calidad dependiendo de cada entrega) esa fue la dePesadilla en Elm Street’. Quitando las últimas de Viernes 13’, ninguna de ellas aportaba nada real, ni falta que hacía, y es que el único objetivo de esa saga era aportar grandes cantidades de adolescentes para asesinar de las peores maneras posibles. Por lo tanto, solamente aquellos fans de estas sagas son los que realmente disfrutarían con ella.

Personalmente encuentro disfrutable la película. Se trabajaron bien casi todos los aspectos y lograron crear una historia suficientemente coherente. Presentaron personajes adolescentes representativos de cada franquicia, y el personaje de Freddy mantuvo su humor lo más al mínimo posible. Por otro lado, los enfrentamientos finales son sumamente entretenidos y viscerales. He leído críticas referentes a que se tarda demasiado en llegar al tan esperado combate. Yo no lo considero así. Entiendo que tenían que establecer una historia y unos personajes antes que nada, tampoco era plan de poner a Freddy y Jason batallando desde el comienzo puesto que no se trataba de una pelea de boxeo. La última vez que habíamos visto al verdadero Freddy fue en Pesadilla final (1991) y la última película representativa de Jason fue en Jason toma Manhattan’ (1989), por lo cual era necesario retomar los personajes a lo que eran.

Hablando del tan esperado enfrentamiento… no tuvimos uno ¡sino dos! Igual que se planteó en las reglas, una de las batallas tuvo lugar en el mundo de los sueños, mientras que la otra se desarrolló en el mundo real. La batalla de los sueños fue corta y más centrada en Freddy torturando a Jason y explorando un poco de su pasado. La batalla final tuvo lugar en el mundo real y fue larga, intensa, brutal y llena de gore.

Mis quejas principales vienen por parte de la banda sonora y del desenlace. Por un lado, tenemos lo que se ha convertido (lamentablemente) en el estereotipo de las películas de terror modernas: rock heavy metal. No es que sea malo de acuerdo a qué película… pero me parece a mí que tanto cuidar los aspectos de ambas franquicias y se les pasó el detalle de respetar, de igual manera, la banda sonora de ambas. Por otro lado, el desenlace dejará a más de uno insatisfecho, pero debemos tomarlo como el “precio a pagar” si queríamos ver otra posible secuela.

Conclusión.
Finalizo esta crítica de Freddy contra Jason, y lo hago resaltando que el tener un encuentro de dos personajes como estos en una película es un gran evento. Y más aún teniendo en cuenta que, al hacer esto, se deben respetar las franquicias que se ven envueltas y a los fans. La fanatizada son los que, en los últimos tiempos, las han convertido en sagas y, precisamente, a ellos van dirigidas estas películas y no a los críticos de cine. No encuentro motivos por los cuales un fan pueda quedar decepcionado con este film, a final de cuentas puede gustar más o menos, pero lo que es cierto es que esta fue una película que pasó por mucho y hay que agradecer a New Line Cinema que hiciera grandes esfuerzos con tal de ofrecer un producto que fuese del agrado de los seguidores.

Datos curiosos.
Ronny Yu utilizó como inspiración para la batalla final la película de Rocky(John G. Avildsen, 1976) ya que entendía que, últimamente, las películas presentaban luchas pésimamente dirigidas donde al final el público no se enteraba de nada. Él quería mostrar este enfrentamiento en todo su dolor y lleno de gore.
-Uno de los finales que se planificaron fue que Freddy y Jason terminaran de regreso en el Infierno peleando en un coliseo donde al final Pinhead (‘Hellraiser’) los separaría. Pero se optó por no incluir otro personaje que no perteneciese a las franquicias.
-Otra idea que se había planeado es que la película tuviese dos finales. Uno en el que ganaba Freddy y otro en el que ganaba Jason. Dependería de la suerte el que se viera uno u otro final de acuerdo al cine y sala en que se proyectara. Finalmente esta idea también quedó finiquitada.