Feliz día de tu muerte
Comparte con tus amigos










Enviar

Para la actriz Jessica Rothe se presenta su gran oportunidad en la gran pantalla interpretando a Tree, una estudiante universitaria con los habituales problemas de su edad y que se ve obligada a repetir el mismo día una y otra vez: el día de su aniversario y muerte. En Cineycine hemos sido invitados para celebrar con ella su… ‘Feliz día de tu muerte’.

Crítica de Feliz día de tu muerte

Estamos en unos tiempos en los que el cine de terror busca elementos originales e incluso cierta seriedad para dotar de “frescura” al género, pues bien, en este contexto, ‘Feliz día de tu muerte’ es un throwback total al cine de terror slasher de los 90, un tipo de cine que popularizó el ya desaparecido Wes Craven, y al que el director Christopher Landon homenajea y retuerce en los divertidísimos 96 minutos que dura su propuesta. Una cinta avalada por Jason Blum, quien ha descubierto, a través de Blumhouse (su compañía), que para triunfar el cine de terror hay que lanzarse y dar oportunidad a nuevos talentos.

Respecto a Christopher Landon, decir que presenta una carrera muy corta como cineasta, destacando por ser el director de ‘Zombie Camp’ (2015) o ‘Paranormal Activity: Los señalados’ (2014), y habiendo trabajado también como guionista en varias entregas de esta saga. Ahora despunta con un film realmente fiel a los conceptos y esquemas de aquel cine de terror noventero, con todos sus clichés e ideas, además de ser capaz de retorcer algunos de esos elementos para dotar a su propuesta de cierta inteligencia.

Puede que muchos críticos vean la cinta de Landon como algo poco original, pero resulta muy divertido el hecho de apreciar como la propia película es incapaz de tomarse en serio así misma, siendo consciente que abraza unos conceptos que en los 90 eran también realmente locos e incluso en múltiples ocasiones rozando el ridículo… por ejemplo: las motivaciones por las que el asesino mata a sus víctimas.

Por su parte, el guionista Scott Lobdell coge algunos de esos clichés y los suma a la idea del bucle temporal, mencionando incluso a la cintaAtrapado en el tiempo (Harold Ramis, 1993), en una clara demostración de ser conscientes de que su idea procede de otra película… Todo esto otorga a ‘Feliz día de tu muerte’ una cierta frescura, sobre todo porque, como he expuesto antes, en unos tiempos como estos se agradece esta inteligencia a la hora de realizar determinadas propuestas. El propio compositor, Bear McCreary, bebe del aliado de Wes Craven en aquellos años, Marco Beltrami.

Las interpretaciones del reparto son sorprendentemente divertidas y muy competentes. Especialmente hay que resaltar la labor de la protagonista, Jessica Rothe (cuyo papel más destacado, hasta esta cinta, era haber sido una de las compañeras de cuarto de Emma Stone enLa La Land). Jessica muestra un gran desparpajo y carisma al interpretar a Tree, un personaje que, en este tipo de cine/género, normalmente suele morir el primero y encima siendo uno de los más desagradables. Sin embargo, aquí el guión pone un punto de inteligencia al desarrollar a Tree para darle una innegable evolución a lo largo del relato. Por otro lado, el resto de actores interpretan acordes a los típicos protagonistas del género, siendo clichés vivientes que se suman al elemento cómico de la propuesta.

Si de algo se puede acusar al film de Landon es claramente por su PG-13, si bien la sangre no es motivo para bajar o subir la calidad de una película, sí que resulta un tanto contradictorio que, en un film de bajo presupuesto y de carácter homenajeador, no se haya buscado una calificación R que le diera más apego con respecto al género al que rinde tributo y/o parodia (esto no quita que encontremos varias secuencias relacionadas con las diferentes muertes de Tree).

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Feliz día de tu muerte, una propuesta fresca y que homenajea y parodia al slasher de los 90. Un film que se revela como una propuesta entretenida y divertida, y un auténtico y delicioso “throwback” al género de terror en unos tiempos en los que se pide (y exige) una cierta frescura.

Tráiler de Feliz día de tu muerte