El juego de Ender
Comparte con tus amigos










Enviar

Los de Hollywood se han empeñado en adaptar obras no adaptadas hasta la fecha. En 2013 le tocó a ‘El juego de Ender’, la primera de una serie de novelas de ciencia-ficción del polémico Orson Scott Card que nos llegó con la dirección y guión de Gavin Hood. Adentrémonos en “la escuela de batalla” para saber si Ender será o no el nuevo comandante de la flota.

“No quiero jugar a este juego”.-Ender.
“Esto no es un juego”.-Graff.

eljuegodeender-ender

Crítica de El juego de Ender.
Resulta curioso que Hollywood haya decidido exprimir lo que yo llamo “los proyectos imposibles”. Esto tiene que ver con ciertas franquicias que, por diversas razones, hayan intentado ser llevadas a la gran pantalla: el caso más sonado fueWatchmen’, película que en un principio intentó ser llevada por Terry Giliam, a modo de miniserie, pero no llegó a buen puerto (incluso el propio director llegó a decir que era totalmente imposible de ser llevada a la gran pantalla) y que finalmente todos sabemos que cayó en manos de Zack Snyder. Otro caso (y este bastante reciente) fue el de John Carter’, film que pasó una cierta cantidad de problemas hasta llegar a las salas de cine (intentó ser llevada por John McTiernan en los 80 pero al final rehusó) y el resultado se saldó con un fracaso bastante sonado (e inmerecido, al menos por mi parte). En el caso de ‘El juego de Ender’ las razones son muy diferentes.

Empecemos a hablar de su autor, Orson Scott Card es un hombre polémico donde los haya, y que escribió esta novela mezclando la fantasía de ciencia-ficción más imaginativa con temas tan candentes en la actualidad como el “bulling”. Pero ‘El juego de Ender’ no se trata de una franquicia con repercusión comercial como “Harry Potter” o “El Señor de los Anillos”, además de sumársele que Scott Card es un escritor que ha suscitado polémicas bastante fuertes como para comentarlas en esta reseña. Todo esto provocó que varios estudios de Hollywood rechazaran de manera bestial llevar a la pantalla las aventuras de este personaje, ya que no se querían arriesgar con el proyecto a pesar de que Orson Scott Card hubiese ganado un Hugo a “Mejor Novela de Ciencia-ficción”.

Sin embargo, la maquinaria hollywoodiense, en su afán de buscar posibles nuevos proyectos, decidió dar cancha a una posible adaptación de la novela de Card. Pero ¿quién iba a pensar que el guionista sería el correcto Gavin Hood? Que Hood se hiciera cargo de esta película resultaba cuanto menos, curioso. Sin embargo, al tener a sus espaldas films como ‘Totsi’ (2005), ‘Expediente Anwar’ (2007) yX-Men Origenes: Lobezno’ (2009) hizo que muchos de los fans la convirtieran en una de las cintas más esperadas de la temporada.

eljuegodeender-gravedad

Tampoco llevarla a cabo fue un camino de rosas: Digital Domain tuvo que producir el film por abandono de una de las productoras en plena post-producción, lo cual hizo que medio equipo de efectos visuales tuviera que ser sustituido de cabo a rabo; aparte del sonadísimo cambio de compositor, el siempre brillante James Horner que no llegó a firmar contrato pues fue sustituido por el eficaz Steve Jablonsky; y sumándole además la entrada de Alex Kurtzman y Roberto Orci (fueron guionistas de sus dos sagas taquilleras como Transformers” y “Star Trek) al proyecto con visos de darle más cancha de la que tenía en un principio. Todo esto hizo temer sobremanera que el producto final no estuviera a la altura de las expectativas. El resultado final, para mí y como película (no lo comparo con el libro porque todavía no lo he leído), no fue especialmente brillante.

Entrando a valorar ya el film en sentido estricto diré que no es un blockbuster de entretenimiento, de hecho la mejor definición sería esta:Starship Troopers’ mezclado con ‘Harry Potter‘ y ‘La chaqueta metálica’, y lo aviso de antemano porque el espectador deseoso de entretenimiento y diversión puede quedar profundamente decepcionado, es más, no aparece ni un sólo alienigena hasta casi el final de la cinta, y no, no es broma. Las principales intenciones de Hood son la búsqueda de un profundo desarrollo de personajes en un entorno que dista bastante del género: aquí no hay batallas espaciales, villanos con ansias destructivas ni nada por el estilo. Es un drama de ciencia-ficción que ni emociona ni engancha.

Mi principal problema con el film de Hood es su guión, resulta tan “automático” y tan frío que impide una cierta empatización con los personajes, y eso, y más aún en un film en el que está en juego el destino de la raza humana (aunque no se sienta en ningún momento de la película) es totalmente imperdonable. De hecho, la presencia de actores como Harrison Ford y Ben Kingsley (este último mucho más hermético y poco carismático que en Iron Man 3′) fue más por para ganar taquillaje que por sus habilidades interpretativas. De Harrison Ford diré que si no hubiera estado en esta película tampoco me hubiera importado, pues su personaje se limita a ser el militar que se las de da de “defensor supremo de la salvación de la raza humana” y en el que no hay cabida para un desarrollo más interesante.

eljuegodeender-pareja

De los chavales decir que Asa Butterfield ni emociona ni mostró el carisma suficiente, y a pesar de lograr un notabilísimo trabajo en La invención de Hugo‘, aquí (como el resto de los actores) está en piloto automático y más frío que ríete tú de Christopher Nolan o David Fincher en sus cintas. Además, la dirección de Hood resulta tan impersonal y automatizada que, a ratos, parece que piensa que está dirigiendo un piloto de una serie de televisión antes que una película de gran presupuesto.

Por supuesto, no todo es malo en ‘El juego de Ender’, me gustaría destacar el enorme trabajo de efectos visuales de Digital Domain que logra ser (junto con la atonal y emotiva partitura de Steve Jablonsky) de lejos lo mejor de la cinta, de hecho, el trabajo de Steve Jablonsky es suficientemente enganchante (mención especial al momento de entrenamiento entre Petra y Ender en la “Sala de Batalla”, sin lugar a dudas, un puntazo para el de Pasadena). También destacan los momentos finales del film, donde los coros y la electrónica elevan un clímax flojo hasta lo minimamente aceptable.

eljuegodeender-comedor

En conclusión.
Como he venido exponiendo en esta crítica de El juego de Ender, el film intenta ser más que una película de ciencia-ficción… y fracasa. Es un film que, a pesar de su corta duración, carece de interés, resultando frío y rodado “en piloto automático”, y con un reparto de caras conocidas (y con nominaciones y ganadores de premios Oscar) que no imprimen el carisma necesario. Bastante aburrida.

“Serás el mejor comandante de todos”.-Graff.
“¿Entonces, no soy el primero?”.-Ender.
“No, pero serás el último”.-Mazer.

eljuegodeender-reclutas