Colombiana
Comparte con tus amigos










Enviar

De los lápices de Luc Besson y de la dirección de Olivier Megaton conocemos a un nuevo personaje femenino. Una mujer de armas tomar. Una asesina letal que impartirá justicia a sangre y fuego buscando venganza. Ella se llama Cataleya pero para todos nosotros es… ‘Colombiana’.

“Antes quería ser como Xena, la Princesa Guerrera. Ahora quiero ser una asesina”.-Cataleya.

Colombiana

Crítica de Colombiana

Aquí tenemos un film en cierta medida parecido a The Mechanic (Simon West, 2011). Me refiero a que es una cinta que se encuadra perfectamente en “el cine de venganzas y especialistas”. Esto es así debido a la perfección con la que Cataleya liquida a todos y cada uno de los facinerosos de la cinta. Una perfección tan inmaculada e increíble que parece ser obra de tipos como Frank Castle, BullsEye, la Viuda Negra o incluso la propia Nikita. Esta última creada ya hace años por Luc Besson. Un Besson que, queriendo o sin querer, ha creado aquí otro “personaje de cómic propio. De hecho, este film fue concebido, tanto por Besson como por Megaton, como “una secuela” de ‘León, el profesional’ (1994).

‘Colombiana’ presenta unos altibajos bastante importantes en su narración. Así las cosas, pasamos de momentos de buena acción a otros en los que no pasa nada relevante y que rompen notablemente el ritmo. Me refiero, especialmente, a “la historia de amor” de Cata con un pintor al que usa como mero objeto sexual. Salvo un pequeño pero importante detalle, esa parte del film sobra totalmente y resulta realmente ridícula. El guión tendría que haber tirado por otro lado para seguir la trama y no insertar esta historia de amor” que en nada resulta creíble.

Zoe Saldana

Por lo general, las escenas de acción, tiros y explosiones (que es de lo que vive este film en buena parte) están bien resueltas. Presten atención especial al espectacular inicio y a las secuencias que tienen lugar en una comisaría de policía. No puedo decir lo mismo de las secuencias de peleas. Las pocas que hay están rodadas con el estilo actual, es decir, a toda leche… Esto hace que cueste Dios y ayuda ver quién, cómo y dónde encaja los golpes. En esta línea, hay una escena de lucha que tiene lugar hacia el final de la película en la que distinguir los golpes resulta tarea casi imposible… dada la rapidez con que está ejecutada y filmada. Estas no son formas de rodar las set-pieces.

Hay que destacar el interés de Zoe Saldana en este tipo de secuencias. La actriz trabajó con el coordinador de lucha Alain Figlarz para llevar a cabo su preparación física. Además, Zoe también invirtió un buen número de horas en ver documentales de naturaleza. Esto lo hizo ya que Cataleya tiene una manera muy animal de acechar a su presa y de moverse por el escenario. Por si todo lo anterior fuera poco… también aprendió a disparar con munición real y a desmontar y volver a montar armas de fuego.

Cataleya

¡Matar a Don Luis!… Cataleya y “amigos”.

En el reparto destaca Zoe Saldana dando vida a Cataleya. Recordemos que esta actriz, nacida en New Jersey, se hizo famosa gracias a Avatar (James Cameron, 2009) y luego triunfó en Guardianes de la galaxia (James Gunn, 2014). Aquí interpreta a la Cataleya mayor de edad y es la que más brilla en toda la cinta. De hecho, la misma no deja de ser un vehículo exclusivo para su lucimiento desde todos los puntos de vista. Trabajo puramente físico en el que se dedica a repartir plomo a diestro y siniestro con armas de diferente calibre y tamaño.

Por su parte, la pequeña Amandla Stenberg debutó en la gran pantalla como la Cataleya de 9 años. Una interpretación tremendamente fría y calculadora. Estas características ya nos ponen sobre aviso de lo que se va a convertir su personaje. A destacar que Zoe y Amandla trabajaron juntas, adoptando cada una los gestos y ademanes de la otra. Sus dos actitudes se crearon de manera que fueran una continuación una de otra. La finalidad era crear así un personaje integral, único, lógico, coherente y completo.

Cliff Curtis interpreta a Emilio, el tío de Cata. En realidad es un gangster local de los bajos fondos de Chicago con cierto honor. Por su parte, Lennie James es el agente del FBI Ross. Su misión es perseguir a Cata. Tanto Curtis como James están francamente bien y creo que puedo decir que son lo mejor de la película en este apartado. Personalmente me gusta bastante Cliff Curtis y considero que merece un mayor reconocimiento del que goza actualmente.

Y, finalmente, tenemos a Jordi Mollá como Marco, la mano derecha del maloso y despreciable Don Luis (Beto Benites). Que no se engañe nadie con el papel de Mollá. A pesar de ser el segundo en salir en los créditos, su tiempo en pantalla es muy limitado en minutos. Un timo en este aspecto. La cinta viene a durar unos 108 minutos y, a primeras de cambio, creo que la presencia de Mollá en la misma no es superior a los 20 o 30 minutos totales.

Colombiana

En conclusión.
Finiquito esta crítica de Colombiana, un film claramente rodado a la mayor gloria de Zoe Saldana. No aporta casi nada nuevo a una historia contada miles de veces y encima esta vez sus protagonistas carecen del carisma de otros/as justicieros/vengadores/asesinos. Ahora bien, la película queda recomendada para los que somos fans de Zoe Saldana y queremos verla “dando y puliendo cera” por escenarios tan diferentes como París, Chicago, Miami, Nueva Orleans y Ciudad de México.

Tráiler de Colombiana