The Machine
Comparte con tus amigos










Enviar

¿Podemos considerar “la vida artificial” como verdadera vida? Caradog W. James nos presenta al hombre como creador. Al hombre y la máquina. Caradog W. James presenta… ‘The Machine’.

“¿Fabricas armas para el gobierno?”.-Ava.
“No. Fabrico máquinas inteligentes”.-Vincent McCarthy.

the-machine-armada

Crítica de The Machine.
Si no queremos llevarnos una desilusión o inesperada sorpresa con esta cinta, no nos debemos dejar llevar ni por la fantasía del argumento, ni por su póster y ni tan siquiera por el título. No debemos caer en el error de pensar que ‘The Machine’ es un puro espectáculo de ciencia ficción y acción porque no lo es. Si que hay ciencia ficción (mucha o toda) y también hay algo de acción (hacia el final del metraje y siendo esta explícita y muy bien rodada, todo sea dicho), pero lo que en realidad nos entregó Caradog W. James fue una película construida y sustentada sobre la base del interesantísimo (y tantas veces discutido) debate que plantea el siguiente interrogante: “¿Podemos considerar vida a la “vida artificial”? Este, y no otro, fue el “filosófico argumento” principal de ‘The Machine’. Argumento base que nos lleva a pensar inevitablemente en obras de autores como Isaac Asimov, Philip K. Dick o incluso en grandes y míticas obras como ‘Frankenstein’ de Mary Shelley.

the-machine-craneo

Y este debate, que encontramos presente a lo largo de todo el film, estallará en el momento en que “La Máquina” creada por McCarthy tome conciencia de sí misma y empiece a plantear diferentes cuestiones a su “creador”. Paralelamente a esta línea argumental giraron otras tramas como: la enfermedad, la guerra frente a la preservación de la vida y una interesante trama de intriga en relación a los “implantados” (mitad hombres, mitad cyborgs) que prestan servicio en el hangar/búnker dónde trabaja el programador.
Precisamente fue una de estas líneas arguméntales, concretamente, la de la hija enferma del Doctor McCarthy, la más floja, y la que, a pesar de ser decisiva, lastró el ritmo del film, interfiriendo varias veces en la narración principal de los sucesos del hangar e impidiendo que el film fuera más redondo.

the-machine-mano

En la cinta también pudimos apreciar claras influencias u homenajes a otras películas con cyborgs/robots de por medio. De esta forma, y a primeras de cambio, cabe decir que es imposible ver a “La Máquina” en acción y no acordarse de la imparable Terminatrix de Terminator 3’. Ahora bien, uno de los mayores homenajes o guiños cinematográficos, es el que Caradog W. James brindó en una escena concreta al mítico HAL 9000 de ‘2001, una odisea del espacio’. Y no diré más al respecto. Simplemente comentar que me pareció un guiño muy bien realizado.

Al respecto de la puesta en escena del film y sus efectos, hay que manifestar que no veremos más decorado que el hangar militar dónde se realizan los trabajos. Allí la atmósfera consiguió ser muy lograda pero el problema es que casi no existieron más decorados… Por su parte, los efectos especiales (cuando se dejaron ver) fueron magníficos y realmente llamativos, contando con imágenes fabulosas y difíciles de olvidar (sirva de ejemplo “el nacimiento de La Máquina” o cierto “baile”). En este sentido, recalcar que los pocos efectos que hubo fueron realmente superiores.

the-machine-efectos

“Máquina, abre los ojos”. Mujer o máquina…

En el terreno interpretativo ‘The Machine’ destacó con un notable muy asentado. Los “culpables” de que esto fuera así fueron sus tres protagonistas más destacados: Toby Stephens, Denis Lawson y una increíble Caity Lotz en un doble papel.

Toby Stephens y Denis Lawson dieron vida al programador Vincent McCarthy y a su jefe Thomson. McCarthy es toda una eminencia en el terreno científico de la vida artificial y vende sus conocimientos a Defensa para poder buscar, al mismo tiempo, una cura que ayude a su hija pequeña, aquejada de una enfermedad incurable. Por su parte, Thomson es de esos detestables individuos para los que el fin justifica los medios, y que no se detendrá ante nada ni ante nadie para conseguir la mejor fuerza de combate que McCarthy le pueda facilitar.
Ambos actores lucieron bien en sus papeles, sobre todo un muy entregado Toby Stephens que alcanzó una muy buena química, tanto con la doctora Ava como muy especialmente con “La Máquina”, siendo todas sus escenas juntos de lo mejor del film.

Ahora bien, y sin desmerecer el gran trabajo de la parte masculina, si hay alguien que lució de manera sobresaliente en ‘The Machine’, esa fue Caity Lotz. La actriz norteamericana realizó un doble papel como la doctora Ava y como “La Máquina”, alcanzando en este segundo rol altísimas cotas interpretativas en expresión corporal, ingenuidad, miedo, sorpresa y acción pura y dura, exhibiéndose en este campo como una auténtica “Terminatrix” de primer nivel. 

the-machine-pose

En conclusión.
Esta vez me ha costado fijar una conclusión definitiva en esta crítica de The Machine. Contemplándola en su globalidad puede que ‘The Machine’ no se haga acreedora a una nota muy destacada, ahora bien, tiene aspectos que realmente valen esa calificación y de sobra, y estos son: sus cuidadísimos efectos especiales, unas muy buenas interpretaciones y un guión que, aunque repetido, te invita a reflexionar… Así pues, por mi parte, y de manera definitiva, entiendo que esta ‘The Machine’ es una buena máquina. Una máquina de esas cuyas virtudes la elevan por encima de sus defectos, y una máquina que si hubiera contado con más presupuesto no me cabe la menor duda que habría alcanzado prestaciones todavía mucho más altas.

Curiosidades.

  • El guionista/director Caradog W. James es un gran apasionado de la ciencia ficción. Entre sus películas favoritas cabe citar: Blade Runner’, ‘E.T.’, ‘Terminator’, ‘Dune’, ‘Alieno ‘La naranja mecánica’.
  • La gran inspiración de Caradog W. James para ‘The Machine’ se produjo a finales de 2010 cuando leyó la novela gótica de terror ‘Frankenstein’, de Mary Shelley. Los paralelismos emocionales con ‘Frankenstein’ se hicieron evidentes e infundieron la historia que quería contar, así, en unas pocas semanas y con asombrosa rapidez, escribió un primer borrador. Con cada nueva versión del guión, el ritmo de la historia y los personajes iban evolucionando, y poco a poco ‘The Machine’ fue cobrando vida.
  • Caity Lotz empezó a mostrar su gusto por las artes desde muy temprana edad. A los siete años de edad ya destacaba en la danza. Lotz ha actuado como bailarina para Lady Gaga, fue de gira con Avril Lavigne y fue miembro de “Soccx”, un grupo de música pop con dos singles de gran popularidad en Alemania. Caity Lotz presenta su individualidad a través del baile de estilo libre y break, y eleva su propio listón con sus extraordinarias habilidades en tricking, parkour y artes marciales.

“¿Qué hay en el Área-6?”.-Ava.

the-machine-sentada