Repo Men
Comparte con tus amigos










Enviar

Injustamente infravalorado en taquilla, estamos ante un notable thriller futurista que transita por casi todos los géneros conocidos. Además, tenemos un trío de actores muy notables en sus papeles. ¿Cuánto estarían dispuestos a pagar por la inmortalidad? ¿Qué tal no tener que volver a preocuparse por su salud? ¿Cuál es el precio de todo esto? La respuesta la tienen los ‘Repo Men’.

«Mi trabajo es sencillo. Si alguien no paga el coche, el Banco se lo quita. Que no paga la hipoteca, el Banco se queda la casa. Finalmente, si no paga el hígado, bueno… ahí intervengo yo» (Remy)

Repo Men

Crítica de Repo Men

‘Repo Men’ no es un film fácil en ningún sentido. No se engloba claramente ni dentro del cine mainstream, ni del sector independiente. No es fácil de clasificar dentro de un género en concreto. Bascula entre la comedia negra, la auto-parodia y la acción. Además del alegato contra las corporaciones y la ciencia ficción de calidad. Por si fuera poco, tiene momentos que, dependiendo del nivel de aguante del espectador, puede herir la sensibilidad o por lo menos enfadar al más despistado (aquel que no haya leído la novela en que se basa, o el que piense que está viendo una simple cinta de tiros). Esto lo comento, sobre todo, por dos secuencias: la que tiene lugar en pleno clímax  final y el giro de la historia. Un vuelco que desbarata el sentido de todo lo contado en los 100 minutos anteriores.

La filmación destaca por el magistral uso de los flashbacks y de la música en las escenas de recolección de órganos. La trama se podrían englobar dentro de lo que vendría a ser un cine serio, con una historia clara y personajes con los que el espectador se puede identificar. Sin embargo, esto comienza a tambalearse cuando al personaje principal (Jude Law) comienza su fuga y se encuentra con Beth (Alice Braga).

Repo Men

Muchas de las ideas de ‘Repo Men’ me recordaron a tres films en concreto: Blade Runner’, cinta de ineludible alusión en el género de la ciencia ficción moderna. Desafío Total’, ese gran espectáculo violento y visceral protagonizado por Arnold Schwarzenegger. Y, finalmente, Robocopcon las corporaciones al poder y el ser humano deshumanizado.

Miguel Sapochnik lleva a cabo un trabajo visual y técnico considerable. Ocurrente el uso que le da a los flashbacks del pasado del dúo protagonista. Y soberbio el empleo de los medios que tiene a su alcance, teniendo en cuenta el escaso presupuesto de la cinta. Una cinta de apenas 32 millones de $ que, en pantalla, aparentan mínimo el doble. Su montaje (veloz pero excelente) siempre deja ver lo que acontece en las escenas de acción. Tan sólo se ve lastrado por la demasiado forzada e intencionadamente idílica relación entre Remy & Beth.

Por otro lado, la fotografía de Enrique Chediak es una de sus mayores bazas. Atención a las escenas en exteriores, al contraste entre los suburbios de renegados y las idílicas urbanizaciones de los demás residentes. También destacar los irónicos anuncios de la empresa ‘The Union’ y sus métodos de captación de clientes. Métodos de vendedores baratos y personificados en el director, un notable y auto-paródico Liev Schreiber. Ojo al empleo de la música no original de Marco Beltrami, véase la impagable primera extracción de órganos y como Remy lleva cabo la acción como si eso fuera algo rutinario para él escuchando ‘Sway Mucho Mambo’.

Repo Men

En las interpretaciones, Jude Law (Remy) cumple sobradamente con su rol. El actor inglés resulta creíble en todo momento, tanto en los instantes de acción como en el drama. Sin lugar a dudas, estamos ante uno de sus mejores trabajos, junto al del fotógrafo asesino de ‘Camino a la perdición’ (Sam Mendes, 2002). Su compañero de armas es Forest Whitaker (Jake), un intérprete muy dado al histrionismo y la sobreactuación. Algo que a veces funciona de maravilla y otras merma considerablemente el resultado de la cinta que lo tiene como parte del plantel. Aquí está bastante bien y su ojo chungo no se sale de órbita en ningún momento.

El rey de la función es Liev Schreiber. Capaz de coger a un personaje con tan poca sustancia, y tan architípico, como el jefe capullo del protagonista y elevarlo a la máxima potencia. Schreiber saborea cada línea de diálogo, dotando a sus locuciones de un agradecido punto de ironía y humor. De los secundarios, reseñar el pequeño papel de Carice Von Houten en un rol tremendamente ruin: el de esposa egoísta del protagonista. Y también a John Leguizamo, eI inolvidable Benny Blanco de ‘Atrapado por su pasado’ (Brian De Palma,1993). Aquí da vida a un contrabandista de órganos.

«No lo olvide. Se lo debe a su familia. Se lo debe a sí mismo» (Frank Marshall)

Repo Men

En resumidas cuentas.
Termino esta crítica de ‘Repo Men’, una cinta de sci-fi futurista, con sus buenas y notablemente filmadas escenas de acción. Sus agradecidos puntos cómicos y un toque final dramático y desolador. Conviene que resalte que no es un film para todo tipo de público, de ahí su galleta en taquilla. Sin embargo, su vocación de film de culto no se la quita nadie. El paso de los años, quitará y dará razones. Desde aquí les pido que le concedan el beneficio de la duda, el film lo merece.

Tráiler de Repo Men