Persecución mortal
Comparte con tus amigos










Enviar

Seguimos con nuestra particular cruzada para dar a conocer aquellas geniales muestras del buen cine de acción de los 90. Hoy rescato una vieja y algo olvidada cinta de acción y suspense. Una película con los suficientes ingredientes como para hacernos pasar más de hora y media de tensión y adrenalina. Estos ingredientes son: un asesino de mujeres muy escurridizo, persecuciones y tiroteos por doquier, corrupción policial y Bruce Willis al frente del reparto. ¿Quién da más? Bienvenidos a… ‘Persecución mortal’.

-“Hay un antiguo dicho italiano Tommy: jamás metas tus narices donde no te llaman” (Nick Detillo)
-“Y hay otro irlandés que dice: jamás escuches un dicho italiano” (Thomas Hardy)

Crítica de Persecución mortal

‘Persecución mortal’, sin ser una de cintas más conocida de la filmografía de Bruce Willis, es una de esas películas de principios de los 90 que tanto se disfrutan debido a su falta de pretensiones, su genial montaje (que combina muy variadas escenas de forma magistral) y ¡cómo no! un protagonista con un carisma y una presencia escénica como pocos: el citado Willis, actor que resulta excelente para retratar personajes de antihéroe total, como el Thomas Hardy del film que nos ocupa.

Thomas Hardy es una mezcla entre el acabado Joe Hallenbeck de la inolvidable El último boy Scout’ (Tony Scott, 1991) y el odiado por todos en su propia comisaría Frank Serpico de ‘Serpico’ (Sidney Lumet, 1973). Todo ello pasado por el “filtro Willis”, con sus gestos característicos, su inimitable forma de fumar y su vocabulario malsonante de serie. Lo que da como resultado un protagonista de nivel. Ver su presentación frente al espejo (con el uniforme de gala) y luego su viaje dos años después en la casa-flotante… o sus geniales enfrentamientos verbales con el inspector Eddie Eiler (un genial y ya fallecido Brion James). Esto lo sumamos a una interesante y bien llevada trama con asesino en serie que se carga al familiar del protagonista, en este caso al padre (el también fallecido John Mahoney), y ya tenemos pifostio montado.

‘Persecución mortal’ destaca por todo lo anterior a pesar de que su guión no es nada del otro mundo. Aunque sí lo suficientemente bien escrito como para que el espectador y el protagonista vayan atando cabos al mismo tiempo. Intercalando escenas de investigación criminal con tiroteos donde Hardy/Willis se puede lucir a lo grande y como solo él sabe. Quizás su único punto negro sea la presencia forzada de Joe, compañera de Hardy en la Guardia Costera. Este personaje es interpretado por Sarah Jessica Parker. Joe sirve como el contrapunto sano y puro, para el bebedor y desahuciado Hardy. Su aparición en escena frena casi de raíz la caída a los infiernos de Hardy… y posteriormente termina revelándose como necesaria, debido a un inesperado giro de los acontecimientos.

También aparecen por la pantalla con cierta asiduidad el siempre excelente Dennis Farina como Nick Detillo, el comisario de policía (rama italiana de la familia Hardy/Detillo) que lleva con cierta ambigüedad el caso del asesino de Polish Hill. Un caso que Nick da por cerrado hace años. También destacar a Tom Sizemore como Danny Detillo, la oveja negra de la familia Detillo. Sizemore aparece y desaparece en varios momentos del film sin aportar mucho. Finalmente, para Robert Pastorelli queda un papel trascendente en la trama al desencadenar la tragedia en la familia Detillo en su papel de Jimmy, el compañero de Hardy.

En el apartado técnico encontramos el buen trabajo tras las cámaras de Rowdy Herrington (‘De profesión: Duro’, ‘Gladiator’), que hace avanzar la acción y el suspense sin grandes alardes pero de forma efectiva. Además, el propio Herrington también se ocupa del libreto, escrito en colaboración con Marty Kaplan.

En resumidas cuentas.
La conclusión final de esta crítica de Persecución mortal es que tenemos entre manos una notable muestra del cine de acción de los 90, artesanal y sin los FXs y demás pijerias actuales. Un protagonista de alto nivel con un carisma que rebasa la pantalla y personajes que huyen de lo políticamente correcto en todo momento. Es necesario que en Hollywood se den cuenta de que en el género de la acción una vuelta atrás es necesaria… si no quieren que se les muera definitivamente la gallina de los huevos de oro que es este buen e imprescindible género.

Tráiler de Persecución mortal