La vida de Calabacín
Comparte con tus amigos










Enviar

Basada en la obra de Gilles de Paris y con una nominación a los Oscars 2017 en la categoría de “Mejor Película de Animación”… saludamos la llegada a nuestros cines de una pequeña joya en “stop-motion” que nos cuenta… ‘La vida de Calabacín’.

“A niños como nosotros es difícil que nos adopten”.-Simon.

la-vida-de-calabacin-huerfanos

Crítica de La vida de Calabacín.
Desde Suiza nos llega esta tierna, divertida y triste película animada en Stop-Motion sobre la novela ‘Autobiographie d’une courgette’ del escritor francés Gilles Paris. Esta obra ha sido adaptada a la gran pantalla por el realizador suizo Claude Barras, en la que es su ópera prima tras las cámaras después de una serie de cortometrajes. Una película en la que han trabajado más de 100 personas a lo largo de dos años y que ha recibido numerosos premios, siendo el más destacado su Nominación a los Oscars 2017, compitiendo en la categoría de “Mejor Película Animada” junto a obras del calibre de Kubo y las dos cuerdas mágicas’, ‘Vaiana’, ‘Zootrópolis’ y ‘La tortuga roja’.

Conviene dejar claro que, pese a estar ante un film animado, ‘La vida de Calabacín’ no es recomendada para menores o infantes. Esto es así porque algunas de las temáticas tratadas son muy duras y, pese a estar suavizadas por la dulce y sentida animación y algunos momentos divertidos, hay cosas que es mejor no explicar todavía a los niños más pequeños. Comento esto porque el film de Barras nos presenta las infancias rotas de los pequeños que viven en el orfanato. Son inocencias interrumpidas abruptamente por los pecados y conductas desviadas de los adultos… que han machacado la infancia de los adorables niños protagonistas. Niños como Simon, Alice, Camille o el propio Calabacín. Pequeños que ahora deben enfrentarse a una vida y a un entorno completamente diferente a la del resto de pequeños de su edad.

la-vida-de-calabacin-soledad

Ahora bien, no todo será drama en ‘La vida de Calabacín’, lógicamente también tendremos diversión provocada por las ocurrencias de los “locos bajitos”, por ejemplo, el recurrente chiste sobre el pito del profesor Paul. Además, se ahondará más o menos en el perfil de cada niño, para que podamos conocerlos y empatizar con todos ellos mientras van relacionándose y viviendo aventuras en el orfanato y fuera del mismo (impagable el momento de su excursión a la nieve en que se quedan mirando a una madre y a su hija como echando de menos lo que ellos no tienen).

Por otro lado, tampoco todos los adultos que salen en el film son monstruos (como puede ser el caso de la tía de Camille) ya que los que priman son la buena gente del orfanato preocupados por el bienestar y la felicidad de sus jovencitos (también incluyo aquí al Inspector Raymond). En este sentido, el orfanato de alguna manera sería la felicidad y los hogares rotos de los que proceden los niños serían el infierno.

la-vida-de-calabacin-nieve

Al respecto de la animación en stop-motion decir que, en su simplicidad (ojo al coche del inspector Raymond o al bus escolar), está muy lograda y consigue transmitir un amplio abanico de sensaciones, sobre todo a través de esos gigantescos ojos y caras de los personajes que les dotan de una innegable personalidad propia a cada uno.

A destacar que los muñecos de los personajes tienen unos 25cm y fueron realizados combinando varios materiales (espuma de látex para el pelo, silicona para los brazos, resina para la cara, tejido cosido a mano para la ropa). Además, fueron articulados alrededor del esqueleto y adaptados a la morfología de cada personaje.

la-vida-de-calabacin-calabacin

“Os presento a vuestro nuevo compañero”… Calabacín´s World.

Llegó el momento de conocer un poco mejor al pequeño Calabacín y al resto de sus amiguitos y demás personajes que se mueven por su personal mundo animado basado en la obra de Gilles Paris.

*Calabacín.- Es el pequeño protagonista de esta historia. Su nombre real es Icare pero a él le gusta responder cuando lo llaman con su cariñoso mote de “Calabacín”. Al principio resulta algo tímido y temeroso por haberse quedado solo en el mundo, pero también es valiente cuando tiene que serlo y busca un nuevo destino. (Voz de Gaspard Schlatter).

*Simon.- Claramente es “el jefe” del orfanato, de hecho, así lo define Camille. Simon parece muy duro y gallito… pero tras esa fachada esconde una triste historia y gran preocupación hacia todos sus compañeritos. (Voz de Paulin Jaccoud).

*Camille.- Es la que más tarda en aparecer en el orfanato. Pese al temor que siente hacia su sinvergüenza tía, hay que destacar su valentía, desparpajo y arrojo. No es una pequeña que se achante porque sabe cuidarse solita… algo que demuestra en sus roces verbales con Simon. (Voz de Sixtine Murat).

*Alice.- La cara opuesta de Camille. Esta pequeñita ha sufrido lo peor y en consecuencia se ha vuelto muy tímida, levantando un muro psicológico para intentar protegerse, al igual que su rubio flequillo que esconde/protege parte de su cara. (Voz de Estelle Hennard).

la-vida-de-calabacin-amigos

*Ahmed.- Este pequeño no se lleva bien con la policía por un acontecimiento de su pasado y siempre que puede molesta las visitas del inspector Raymond. (Voz de Raul Ribera).

*Jujube.- Jujube destaca por ser un glotón. Su afición por la comida es tal que incluso gusta de tragarse la pasta de dientes porque su madre le dijo que era buena… (Voz de Elliot Sanchez).

*Béatrice.- Es una pequeña niña africana que siempre está esperando que su madre venga a recogerla. Además, en su rostro sobresalen sus grandes gafas. (Voz de Lou Wick).

*Otros personajes.- Raymond es el inspector encargado de la supervisión de Calabacín (Voz de Michel Vuillermoz). Señor Paul es el profesor del orfanato que intenta que los niños se diviertan aprendiendo (Voz de Adrien Barazzone). Señora Papineau es la directora del orfanato que cuida que todo vaya bien (Voz de Monica Budde).

la-vida-de-calabacin-familia

En conclusión.
Finalizo ya esta crítica de La vida de Calabacín, una auténtica y sentida joya sobre las infancias rotas, la amistad y la esperanza en encontrar un futuro mejor con la ayuda de las personas que en verdad te quieren. No es una película para niños, es una película para que los adultos aprendan a respetar y a querer a la infancia.