La Momia: La tumba del Emperador Dragón
Comparte con tus amigos










Enviar

Rick O’Connell ha vuelto para acabar con una nueva momia. Ahora sus aventuras le llevarán hasta China, pasando por el Shangai de la posguerra y hasta el desierto donde se librará la batalla final. Sentaos y disfrutad. ‘La Momia: La tumba del Emperador Dragón’ promete ser una auténtica montaña rusa. Acción, diversión y muchos golpes de Karate nos esperan en esta tercera entrega.

“Ya estamos otra vez”.-Rick.

la-momia-3-familia

Crítica de La Momia: La tumba del Emperador Dragón

Dado el éxito que fue El regreso de la Momia’ sus productores decidieron hacer otra secuela. Sin embargo, su director (Stephen Sommers), decidió darle un cambio que nadie esperaba: ambientar el film en otra cultura. Esto daría mucho juego, además de la posibilidad de incluir en la saga a otro villano. Más de uno, y a pesar de su carisma, ya notaría el cansancio de repetir con Imhotep como antagonista por tercera vez. Además, se produjo la inclusión de nuevos personajes para dotar de frescura a esta tercera parte.

Por desgracia, Sommers no encontró disposición para dirigirla. También es cierto que el fracaso de ‘Van Helsing’ (2004) le obligó a buscar proyectos muy diferentes. Además, durante la promoción de esta película se encontraba rodando la pasable G.I. Joe(2009). Así las cosas, se decidió buscar un sustituto que pudiera suplantar a Sommers al frente del proyecto. El elegido fue Rob Cohen, director de la primera entrega deA todo gas (2001). Esta fue, sin lugar a dudas, una elección bastante sorprendente. Cohen no es precisamente un cineasta que tenga un estilo definido. Afortunadamente, para esta película le puso ganas y el resultado, si bien no fue mejor que su primera parte, sí que superó a la secuela.

la-momia-3-ejercito

Las mejores palabras para definir esta película son: montaña rusa de acción, romance, aventuras y mucha diversión. Esto último gracias John Hannah y Brendan Fraser. Por su parte, los efectos especiales sencillamente son espectaculares. Aquí destaca el enorme trabajo de la Digital Domain y Rythm & Hues en las diferentes criaturas del film.

Por otra parte, el ritmo de la cinta mejora con creces el resultado final. Si recordamos, “El regreso de la Momia” era bastante videojueguil, lo contrario a esta y a la primera parte. En este apartado Rob Cohen logra un buen equilibrio entre las escenas de acción y el desarrollo de personajes, especialmente gracias a las divertidas interpretaciones del reparto.

la-momia-3-john-hannah

Las interpretaciones son destacables. No obstante, sigue sin convencerme del todo Maria Bello como sustituta de la hermosa Rachel Weisz. Rachel no pudo participar porque afirmaba sentirse bastante separada de sus hijos en el transcurso de lo que sería el rodaje. Maria Bello demuestra su vena cómica, pero no está a la altura de la naturalidad que destilaba la actriz británica.

El resto del reparto sí que logra un notable cometido, destacando especialmente el villano interpretado por Jet Li. Li ofrece un malo bastante chulo y con momentos muy logrados. Atención a sus primeros minutos con bigote y poses de tipo maloso. “Del 10” que diría mi compañero Glez. Finalmente, destacar que aquí también se incorporó a la franquicia Luke Ford como Alex, el hijo ya crecidito de Rick y Evelyn.

la-momia-3-vs

En conclusión.
Finalizo ya esta crítica de La Momia: La tumba del Emperador Dragón. Una película bastante entretenida (y mejor que la secuela de Sommers), que cuenta con un buen puñado de efectos especiales, acción y un montón de diversión para disfrutar y pasarlo bien con muchas palomitas.

Tráiler de La Momia: La tumba del Emperador Dragón