Glimmer Man
Comparte con tus amigos










Enviar

Una noche estaba sentando viendo la tele y ponían “una de Seagal”. Como me gustan las películas de acción y Seagal es o era un referente me quedé viendo un ratito esta cinta que hoy comento. En lo poco que vi el amigo Seagal se cargaba en una espectacular escena a una serie de esbirros de la mafia rusa… Inmediatamente quedé flipadísimo y dejé de verla. Decidí que esa escena había hecho que mereciera la pena ver la película en su totalidad. Así que, otro día que la volvieron a poner me la vi entera y pasé un entretenido rato de acción pura y dura de la de antes. Conozcamos ya mismo a… ‘Glimmer Man’.

“Dile al cretino de tu jefe que no puede, que nadie puede amenazarme”.-Jack Cole.

Jack Cole

Crítica de Glimmer Man

Entretenidísima cinta de acción protagonizada por Steven Seagal y Keenen Ivory Wayans. Esta cinta, estrenada en la segunda mitad de la década de los 90, recoge todos los elementos de las buenas películas de acción de los 80 y 90, elementos tales como: frases duras y sentenciadoras, tiros, explosiones, peleas… A esos buenos “ingredientes” hay que sumarle un argumento bastante más elaborado que de costumbre (con un claro ambiente oscuro y ominoso en su trama), pero un argumento que, sin embargo, no acaba de estar todo lo bien explotado que al principio prometía… con ese pasado oscuro del personaje interpretado por Seagal y con la trama de sangrientos asesinatos de marcado carácter religioso cometidos por el personaje conocido como “El hombre de familia”.

‘Glimmer Man’ fue producida por el propio Seagal y recaudó en los EE.UU. unos bajos 20.351.264 $. Este film formó parte de una serie de películas como Herida abierta’ (Andrzej Bartkowiak, 2001)  ‘Al filo de la muerte’ (Don Michael Paul, 2002) en las que Seagal decidió rodearse de famosos compañeros afroamericanos con el fin de sacar más dinero en taquilla. La apuesta le salió francamente bien con ‘Herida abierta’ que llegó a recaudar casi 80.000.000 $ a nivel mundial pero con ‘Al filo de la muerte’ fracasó al no llegar ni tan siquiera a los 18.000.000 $.

“Estoy confuso: tenemos placas, tenemos pistolas… vosotros tenéis un destornillador, resulta ridículo llevar un destornillador a un tiroteo“.-Jack Cole.

A destacar también en esta crítica de Glimmer Man que la cinta contiene dos espectaculares secuencias ante las que yo personalmente me quito el sombrero: en la primera de ellas el amigo Seagal se carga con una “simple” tarjeta de crédito a varios esbirros de la mafia rusa (sombrerazo), y en la segunda de ellas deja KO de una bofetada al recepcionista de un restaurante que no le hacía caso (pañuelos blancos en señal de admiración). Sólo por ver esas dos escenas la película ya merece ser vista… ¡son dos escenas tremendas!

En el reparto hay que llamar la atención al respecto de la buena pareja que formaron Steven Seagal y Keenen Ivory Wayans, dos policías contrapuestos y siguiendo la línea de las buddy-movies de los 80. Seagal interpreta a Jack Cole, un inspector que reparte firmezas y palos a partes iguales, un tipo con claro gusto y conocimientos orientales y al que le acompaña un pasado bastante confuso. Por su parte, Wayans se mete en el rol del detective Jim Campbell, que viene a aportar un cierto desahogo cómico con algunas de las circunstancias que tiene que vivir al lado de Cole, y con sus lloreras cada vez que revisiona Casablanca’ (Michael Curtiz, 1942). La verdad es que tanto Seagal como Wayans lucen bastante bien en este film como pareja protagonista.

“A mi colega le gusta el country, a mi me va el rock n´roll”.-Jack Cole.

En conclusión.
Una buena cinta de acción con la que pasar una tarde-noche entretenida recordando aquellas buenas épocas en las que Steven Seagal todavía era “alguien” y no “El rey del directo a todo” en lo que se ha convertido hoy en día. Da pena ver como en la actualidad, Seagal se dedica a firmar todo aquel guión que cae en sus manos y a poner a parir a sus compañeros de rodaje. Es de esperar que algún día pueda volver a sorprendernos con alguna película que merezca la pena… pero el tiempo pasa y los años no perdonan…

“¿Has visto alguna vez ‘Casablanca?’”.-Jim Campbell.

The Glimmer Man

Curiosidades.
Keenen Ivory Wayans forma parte de la conocida familia de los Wayans que en EEUU son muy famosos y en la que destacan también sus hermanos Damon Wayans, Kim Wayans, Shawn Wayans y Marlon Wayans.
-Precisamente, su hermano Damon Wayans protagonizó también una “peli de colegas” con Bruce Willis, me refiero a El último Boy Scout’ (1991), una de las mejores cintas de Tony Scott. En ese film Damon sufría (al igual que Keenen en ‘Glimmer Man’) una espectacular caída que le llevaba a aterrizar sobre el capó de un coche.
-En ‘Glimmer Man’ además se rinde homenaje en varias escenas a la mítica película Casablanca’, de la que el personaje interpretado por Keenen Ivory Wayans es un gran y lloroso fan.

Tráiler de Glimmer Man