Espías desde el cielo
Comparte con tus amigos










Enviar

Delante de las cámaras tenemos a Helen Mirren escoltada por un destacado grupo de buenos intérpretes y detrás de las cámaras tenemos a Gavin Hood. Todos ellos forman parte de esta gran película que nos descubre lo que son los… ‘Espías desde el cielo’.

“La verdad es la primera víctima de la guerra”.-Esquilo.

espias-desde-el-cielo-predator

Crítica de Espías desde el cielo

El surafricano Gavin Hood ganó el Oscar a la mejor película extranjera con ‘Tsotsi’ en el año 2005, y luego dirigió cintas que no cumplieron expectativas, entre ellas films como X-Men orígenes: Lobezno (2009) o El juego de Ender (2013). De esta forma, Gavin lo tenía relativamente fácil para subir el listón… pero es que lo subió mucho, muchísimo… porque ‘Espías desde el cielo’ se colocó entre las mejores películas del año 2016 (año de estreno en España) y también en una de las mejores sobre el espionaje militar moderno (puede que la mejor).

Todo en este film está a un gran nivel: la dirección, el guión, la ambientación, los actores… todo. Nada más que la coronel Powell (Helen Mirren) se despierta y llega a su puesto de control en Northwood (Londres) Gavin Hood atrapa al espectador con un thriller bélico en el que todo está calculado al milímetro y filmado de manera nítida desde todos los ángulos (incluídas las vistas aéreas del “Predator”). Un film en el que el montaje de Megan Gill nos lleva sin ningún tipo de pausa a lugares informáticamente cercanos pero geográficamente tan lejanos como: Nevada (USA), Hawai (USA), Nortwood (Inglaterra), Nairobi (Kenia) o Pekín (China). Todo esto bajo un control de los tiempos verdaderamente sobresaliente. Un tiempo cuya tensión va en aumento a medida que la operación de identificación y captura de Susan Danford se va complicando por las incidencias que van surgiendo.

espias-desde-el-cielo-helen-mirren

Del libreto del film se ocupó el inglés Guy Hibbert que, hasta ese momento, no había escrito nada destacado para cines, sin embargo, con este guión dio un sonoro golpe sobre la mesa, dejando claro que si alguien quiere intentar “saber algo” sobre el espionaje militar moderno debe de empezar por ver ‘Espías desde el cielo’. Aquí seremos testigos del empleo de los más modernos métodos espías. Métodos que van desde los tradicionales lugareños infiltrados, pasando por los increíbles “cybugs” y terminando con los “ojos del cielo”, esto es, los drones tipo Predator.

Pero el libreto de Hibbert va mucho más allá de mostrar la parafernalia del espionaje militar… en el film también seremos testigos de cómo se toman las decisiones importantes en el ámbito militar y político, especialmente en este último pasándose “la patata caliente” de unos a otros, y midiendo al milímetro las consecuencias públicas y de propaganda de las decisiones a tomar.

Además, Hibbert también añade un increíble debate moral y legal sobre los “daños colaterales”. Un debate que no deja en absoluto indiferente a nadie y que viene a explicar, en cierta medida, algunas decisiones que, vistas desde el exterior y por las personas de a píe, no encuentran explicación alguna e incluso puedan ser muy criticables, recuerden: “estar en el sillón del jefe es el último paso. Y las decisiones posibles son todas asquerosas”.

espias-desde-el-cielo-consola

“Ustedes serán nuestros espías desde el cielo”… Centinelas del aire.

Entrando en las interpretaciones, tengo que decir que ‘Espías desde el cielo’ es una película coral, esto es, un film de varios intérpretes cada uno con un peso específico en la trama. Ahora bien, es claro que algunos sobresalen por encima del resto. Estos son los casos de Helen Mirren, Aaron Paul, Phoebe Fox, Alan Rickman y Barkhad Abdi. Otros que también se dejan ver son: Iain Glen, Carl Beukes, Jeremy Northam y el propio director Gavin Hood.

Empezemos por el primer grupo que está encabezado por una sensacional Helen Mirren como la coronel Katherine Powell, una militar obsesionada por dar caza a Susan Danford. Mirren clava a la perfección este rol de coronel de inteligencia con una personalidad tan fuerte capaz de achantar a todos los hombres bajo su mando.

Aaron Paul y Phoebe Fox interpretan con mucho tino a la pareja militar encargada del manejo del Predator. A destacar como Aaron Paul aprovecha sus minutos en esta cinta para seguir avanzando en una buena progresión que ya mostró enDe padres a hijas(Gabriele Muccino, 2015). Por su parte, Phoebe Fox demuestra que no por casualidad fue lo mejor deLa mujer de negro 2 (Tom Harper, 2014) y aquí sufre con según qué decisiones a tomar.

espias-desde-el-cielo-equipo

Para Alan Rickman fue el papel del General Frank Benson, el superior de la coronel Powell y el enlace militar aliado que tiene que tratar con los políticos. Esta fue la última película presencial de Rickman (en ‘Alicia a través del espejo’ sólo puso la voz) y fiel a su estilo entregó una muy buena y seria interpretación en la que destacó por el porte que le otorgó a su personaje. Comentar que, en los créditos finales, la película va dedicada a él.

Finalmente tenemos al joven somalí Barkhad Abdi al que todos descubrimos como el jefecillo de los piratas enCapitán Phillips(Paul Greengrass, 2013). En este film Abdi luce mucho metido por completo en su rol del espía Jama Farah, un miembro aliado que hace el trabajo de campo en Nairobi asumiendo con ello muchísimos riesgos. Ha sido un placer volver a encontrar a este joven que en 2014 fue nominado al Oscar como “Mejor Actor Secundario” por la citada ‘Capitán Phillips’.

“Nunca le diga a un soldado que no conoce el precio de la guerra”.-General Frank Benson.

espias-desde-el-cielo-alan-rickman

Terminando, del segundo grupo de intérpretes destacados cabe comentar lo siguiente: Iain Glen pone toda su personalidad para hacerse con el papel de secretario general del gobierno británico, un político al que todo el asunto le pillará en “un mal momento”… Carl Beukes sale muy bien pero que muy bien librado de sus “caras a caras” con la coronel Powell a la que tiene que hacer frente en su rol de sargento Mike Gleeson, un experto en legalidad militar.

Para Jeremy Northam va el papel de Brian Woodale, el primer ministro británico, un hombre “acosado” y “aconsejado” por las decisiones que tiene que tomar, un político que había acudido rodeado de sus hombres de confianza a presenciar “una simple operación de captura” y que se verá atrapado y nervioso por la moralidad, la legalidad, las decisiones y los consejos… Finalmente, pequeño y cumplidor rol para el director Gavin Hood como el jefe de los personajes de Aaron Paul y Phoebe Fox en la base aérea de Creech en Nevada-EE.UU.

espias-desde-el-cielo-iain-glen

En conclusión.
Termino ya con esta crítica de Espías desde el cielo, una gran película que plantea unos muy polémicos e interesantes debates tales como: ¿El fin justifica los medios? ¿Vale más la vida de una persona según su nacionalidad? ¿Qué tipo de daños colaterales se pueden consentir en una operación de guerra? ¿Cómo tratar de volver a favor o en contra una determinada situación?… Además de estos y otros temas, este film también plantea un inquietante interrogante, a saber: si se ha permitido mostrar toda esta parafernalia de espionaje militar en este film, ¿qué es lo que estarán usando ahora mismo sin que nosotros lo sepamos?… En estos mismos momentos, ustedes y yo, podríamos estar siendo espiados por esa inofensiva y molesta mosca que se acaba de colar por nuestra ventana… ¡aterrador!

Tráiler de Espías desde el cielo