Cómo entrenar a tu dragón
Comparte con tus amigos










Enviar

¿Preparado para montar en una de las criaturas más mortíferas del mundo mitológico? DreamWorks Animation nos presenta una nueva aventura llena de vikingos y dragones en esta excelente película de animación. Una película basada en las novelas para niños del mismo título. Bienvenidos a… ‘Cómo entrenar a tu dragón’.

“Todo lo que sabemos sobre vosotros…¡Es mentira!”.-Hipo.

Cómo entrenar a tu Dragón

Crítica de Cómo entrenar a tu dragón

Esta película fue la primera incursión en la gran pantalla de los directores Chris Sanders y Dean Debrois desde que abandonaran Disney en favor de Dreamworks. ‘Cómo entrenar a tu dragón’ nos presenta una historia simple pero llevada de forma sobresaliente con unos diseños de personajes estilizados y curiosos.

La película está basada en una saga de libros infantiles de los que el título del film adopta el nombre del primero de ellos. Libros escritos por la autora Cressida Crowell, y cuya primera entrega sería llevada al cine de la mano de Dreamworks. Posteriormente, se realizaría una serie animada y algunos cortos basados en los hechos posteriores a la película. ‘Cómo entrenar a tu dragón’ es una adaptación libre de la obra. De hecho, salvo algunos detalles (como los protagonistas o el escenario donde se desarrolla) pocas cosas coge de la novela. Así pues, aunque el nivel de la película sea altísimo, no podemos hablar realmente de una buena adaptación. Como detalle, en principio, los creadores de la cinta comenzaron a desarrollar la misma de acuerdo al libro, pero desecharon la idea al creer que el estilo de la novela era más suave para lo que pretendían mostrar.

Cómo entrenar a tu Dragón

Como he expuesto anteriormente la película no es una historia totalmente novedosa, pero tanto el carisma de algunos personajes como alguna de las frases y situaciones hacen que destaque, principalmente la amistad que surge entre los dos protagonistas: el joven vikingo Hipo y su fiel dragón, el Furia Nocturna conocido como “Desdentaó” (Toothless, porque en principio Hipo pensaba que no tenía dientes, pues los puede sacar y retraer cuando es necesario). El film es muy pero que muy disfrutable tanto para niños como para adultos.

Comenzamos ahora a hablar sobre su aspecto visual. En primer lugar tenemos a los personajes humanos de la historia. La mayoría de ellos presentarán rasgos algo toscos y paletos, haciendo unas parodias graciosas de los vikingos. Los únicos que mostrarán un aspecto menos caricaturesco son el protagonista, Hipo, y su interés romántico, Astrid (a pesar de que ella sí mostrará, en ocasiones, una personalidad algo más bruta).

Será el aspecto de los dragones el que más llame la atención del espectador. Cada una de las razas muestran unas formas bastante curiosas y estéticamente agradables, como por ejemplo los Gronckles, redondeados y perezosos, o los Terrores, que son unas pequeñas lagartijas con alas. Pero es el diseño del dragón protagonista el que me resulta más interesante, “Desdentaó”, no sólo por su diseño, sino también por sus movimientos y gestos, que recuerdan a una mezcla dragoniana de un gato.

Puede que su calidad visual no sea algo sorprendente, dado el nivel mostrado por la competencia en otros films de esos años como Toy Story 3 (2010), sin embargo, mostrarán un alto nivel que destacará mucho más en las secuencias aéreas de los dragones y, sobre todo, cuánto más se acerque el espectador al tramo final.

Sobre el doblaje, cabe decir que en la versión original se contrató a varias caras conocidas (que no tenían tanta experiencia en este apartado pero que cumplieron bien su papel) con otros con bastante más rodaje. Entre todos ellos podemos encontrar como principales a Gerard Butler (Estoico), Jay Baruchel (Hipo) y America Ferrera (Astrid). Además, también prestaron su voz Craig Ferguson, Jonah Hill, David Tennant, T.J. Miller, Kristen Wiig o Christopher Mintz-Plasse.

En cuanto a la banda sonora, las melodías compuestas por John Powell (‘Kung Fu Panda’, ‘Ultimátum de Bourne’) le dan un toque especial a la cinta, realzando algunas secuencias y mostrando tanto belleza como emoción. Un trabajo impecable del compositor británico.

Cómo entrenar a tu Dragón

Conclusiones finales.
Finalizo esta crítica de Cómo entrenar a tu dragón, un film de gran nivel que rivaliza con los grandes de la animación digital y que gracias al carisma de sus personajes, una radiante música y una historia entrañable hacen del mismo un film perfecto para todos los públicos. Contentó de igual forma al público y a los críticos, haciendo que la franquicia aumentara, primero con los cortos, posteriormente con una serie de animación y, finalmente, con su secuela y el trabajo en más continuaciones futuras.

Tráiler de Cómo entrenar a tu dragón