Chronicle
Comparte con tus amigos










Enviar

Se puede definir la telequinesis como el fenómeno de desplazar objetos mediante una acción a distancia sin que intervenga ningún medio físico conocido. Este es el poder con el que Andrew, Matt y Steve se van a encontrar en… ‘Chronicle’.

“Tenemos un gran poder. Necesitamos reglas para usarlo”.-Matt.

Chronicle

Crítica de Chronicle

Con ‘Chronicle’ tenemos entre manos una curiosa película de jóvenes superhéroes filmada al estilo ‘REC, esto es, cámara en mano. Y es que uno de los protagonistas de la cinta, Andrew, nada más comenzar el film se hace con una cámara y se dedica a grabar todas sus experiencias con su primo Matt y su amigo Steve. La diferencia con ‘REC’, y películas similares, es que aquí el hoy repudiado Josh Trank se las apaña para que podamos ver también al personaje de Andrew interactuar con el resto de protagonistas del film. Y se las apaña bastante bien haciendo que Andrew, en algunos momentos, deje “fija” la cámara, o bien con la aparición de otros personajes que también tienen la manía de andar cámara en mano todo el santo día grabándolo todo (caso de la joven Casey).

Ahora bien, tanto uso de esta técnica de filmación llega un momento en que hace pesada a la película… afortunadamente, justo en ese instante en que empiezas a estar harto de esta técnica es cuando el film llega a su parte más interesante y explosiva, con lo que la posible “hartura o cansancio” desaparece de inmediato. En ese momento, Trank te hace clavar la vista en la pantalla disfrutando con una parte final de film altamente disfrutable.

Chronicle

Esta cinta de “jóvenes superhéroes” de Josh Trank vino a costar la “ridícula” cifra de 12 millones de dólares y la verdad es que están francamente bien empleados. Los efectos son excelentes y ver al trío protagonista hacer uso de sus poderes aplastando coches, volando, atravesando paredes o volcando autobuses es algo digno de verse. Parece mentira lo bien que lucen los efectos, sobre todo, en la parte final que, como he manifestado en el párrafo anterior de esta crítica de Chronicle, es francamente atractiva.

Pero no sólo de fx vive este film, para nada, los mismos son secundarios, aunque he querido resaltar lo buenos que son dado el escaso coste del film. ‘Chronicle’ es ante todo una historia que podría calificar de “cómic-social”. Una historia en la que sus jóvenes protagonistas (al igual que le sucediera al joven Peter Parker/Spiderman) deberán aprender que el poder no es sólo para disfrutar haciendo tonterías, es mucho más… como bien le dijo el tío Ben a Peter antes de morir: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”… y eso es lo que tendrán que aprender Andrew, Matt y Steve. Sí, son poderosos… pero tendrán que aprender a manejar sus poderes y a no perder el control sobre sus vidas. Vidas amargamente retratadas como en el caso de Andrew. Esto es lo que vamos a encontrar fundamentalmente aquí: el origen y gestación de tres superhéroes con grandes poderes que aprender a usar mientras intentan seguir con sus vidas lo más normal que les sea posible.

Chronicle

“Quiero grabar todo lo que podemos hacer”… Aprendiendo a ser superhéroes.

Los tres protagonistas principales y casi absolutos de la película son Dane DeHaan, Alex Russell y Michael B. Jordan. Ellos dan vida a Andrew, Matt y Steve, respectivamente. Sus actuaciones son francamente buenas y perfilan a tres personajes bien diferentes entre sí. Veamos: Andrew es un joven tímido y callado que sufre en casa y fuera de ella. El poder recibido le hará ir cogiendo cada vez más confianza en sí mismo y le ayudará a ocultar sus debilidades pero a la vez le irá cambiando el carácter… Matt es el primo de Andrew que siempre se preocupa por él. Destaca fundamentalmente por la responsabilidad, y es esta actitud la que tratará de aplicar al grupo cuando adquieran los poderes, de ahí su frase de: “Tenemos un gran poder. Necesitamos reglas para usarlo”. Steve es el “político” del trío. Un joven atleta y triunfador con mucha labia y don de gentes que trata de conectar con Andrew a través de Matt.

Hay otros actores que también tienen cierta importancia como son: Michael Kelly que interpreta al detestable padre de Andrew. Ashley Hinshaw como Casey, una bloguera que también lo graba todo. Y la actriz Bo Petersen en el papel de enfermiza madre de Andrew. Pero bueno, el peso de la función recae, evidente y lógicamente, en los jóvenes Dane DeHaan, Alex Russell y Michael B. Jordan.

Chronicle

En conclusión.
‘Chronicle’ es una película realizada fundamentalmente para los que, como yo, somos amantes de los cómics pero que puede ser disfrutada por todo el público. Su original modo de filmación (si no me falla la memoria fue la primera película de “superhéroes” que se filmó cámara en mano), su carácter dramático y sus fabulosos minutos finales la convierten en una experiencia realmente atractiva como para descubrirla y pasar 84 minutos con ella… y más si eres amante de los cómics clásicos, entonces no tienes excusa para no dedicarle una tarde de tu vida. Un triunfo.

“A partir de ahora lo voy a grabar todo”.-Andrew.

Chronicle

Curiosidades.
-Josh Trank lleva dedicándose profesionalmente al cine desde los 14 años. Su cortometraje experimental titulado ‘Stabbing at Leia’s’ fue todo un fenómeno online con más de 10 millones de visitas en Internet. Tras su trabajo enCuatro Fantásticos (2015), y sus declaraciones posteriores, pasó a convertirse en un “repudiado” por parte de los grandes estudios.
-Por su parte, Michael B. Jordan consiguió deshacerse de sus “fantasmas personales” de su co-protagonismo en ‘Cuatro Fantásticos’, convirtiéndose de manera fabulosa en Adonis Creed, el hijo de Apollo Creed enCreed. La leyenda de Rocky(Ryan Coogler, 2015).
-El título de la película (‘Chronicle’) alude a la reciente obsesión por documentar todo lo que nos pasa, a través de las redes sociales o aunque sea simplemente a través de una cámara que va grabando nuestra vida, justamente porque tenemos los medios para hacerlo. “Vivimos en un mundo donde se puede filmar todo lo que se quiera, en cualquier momento” afirmó Josh Trank.
-Las secuencias de vuelo de ‘Chronicle’ eran extremadamente complicadas, y fueron posibles gracias a la magia, no solo de los efectos visuales, sino también de los innovadores mecanismos diseñados por Simon Hansen, entre los que destacó una plataforma circular que simulaba la libertad que produce el paracaidismo en caída libre y permitía todo tipo de iluminación interactiva, así como elaborar movimientos en el aire tales como tirabuzones y volteretas.

Tráiler de Chronicle