Bajo amenaza
Comparte con tus amigos










Enviar

Nicolas Cage y Nicole Kidman, antaño grandes estrellas de Hollywood (bueno, Kidman sigue manteniendo menos que más su status, no así Cage), se reunieron por primera vez en la gran pantalla en esta película de Joel Schumacher (también antaño cotizado director). Cage y Kidman lo van a pasar realmente mal cuando en su casa irrumpan unos violentos delincuentes y los pongan… ‘Bajo amenaza’.

“Que quede bien claro, a partir de ahora esta es mi casa”.-Elias.

Trespass

Crítica de Bajo amenaza

Esta película forma parte de lo que denomino como la “Trilogía de asaltos a chalets”. Esta trilogía, más o menos reciente, está integrada por Secuestrados (Miguel Ángel Vivas, 2010), Transgression (Enric Alberich, 2011) y la aquí comentada, ‘Bajo amenaza’ (Joel Schumacher, 2011).

Estas tres películas están cortadas por el mismo patrón, y en el caso de ‘Transgression’ y ‘Bajo amenaza’ el parecido es ciertamente asombroso e innegable. No sé quién habrá “copiado el examen” al otro, pero ambas cintas son casi idénticas, como diría el mítico periodista navarro J.J. Benítez: “¿Casualidad?… ¡NO!… causalidad”. Y es que ustedes mismos, caso de que no hayan visto el film de Enric Alberich les invito a hacerlo y a que, como en el juego de las 10 diferencias, busquen las mismas. Ahora bien, si no tienen mucho tiempo simplemente comparen el argumento de las dos películas y luego me lo cuentan: un matrimonio adinerado, un asalto a su hogar, cuatro delincuentes (tres hombres y una mujer), una caja fuerte, acciones cuanto menos extrañas de los personajes, una noche de pesadilla… y hasta aquí puedo contar para no incurrir en spoilers de ambas cintas. Bien, ¿Qué me dicen? ¿Se parecen un poco o no?…

Bajo Amenaza

Básicamente el único elemento diferenciador entre ambas películas es la presencia en el film de Joel Schumacher de la hija del matrimonio (en ‘Transgression’ había un hijo). Hija que, por ejemplo, si que había en ‘Secuestrados’, de hecho, el inicio del film del director de NY también es casi calcado al inicio del film de Miguel Ángel Vivas con cena familiar y pequeña rabieta adolescente de por medio, pasa que luego Schumacher se concentra en seguir la línea argumental dispuesta por Alberich en ‘Transgression’.

Repito, no sé quién copió a quién… pero “el parecido” es absolutamente indiscutible. De hecho, también encontramos un inquietante y peligroso juego de mentiras y verdades entre los personajes del film. Bueno, voy a dejar ya las comparaciones, pero cualquiera diría que ambos films son el original europeo y el remake americano o al revés.

Kyle Miller

Dejando “polémicas y copias” al margen, lo que no se puede negar es que esta cinta de Joel Schumacher está bien filmada, combinando la acción en tiempo real con una serie de flashbacks que ayudan a explicar determinadas actuaciones de los personajes. Además, la violencia exhibida en pantalla no resulta en ningún momento gratuita (algo a lo que se podría tender dada la temática del film) y existen momentos de gran tensión provocados, sobre todo, por unas buenas actuaciones de todo el reparto, con mención especial para Nicolas Cage que esta vez estuvo bien.

Así que bueno, si quieren pasar una tarde-noche de angustia y tensión viendo como los antaño cotizadísimos Nicolas Cage y Nicole Kidman las pasan canutas, entonces, échenle un vistazo a esta película y entren así en la reciente “Trilogía de asaltos a chalets”. Y si no pueden o no quieren verla, consideren el intento de ver ‘Transgression’ o ‘Secuestrados’, ya que como les he expuesto en el primer párrafo estas tres películas son idénticas, siendo ‘Secuestrados’ la mejor (con mucha diferencia) y más violenta de todas.

Sarah Miller

“Deja a mi familia en paz”… Asaltando la casa de Nic Cage.

Es en el apartado actoral dónde ‘Bajo amenaza’ seguramente marca la diferencia con las películas de Miguel Ángel Vivas y Enric Alberich. Esto es así porque no podemos comparar la fama de Nicolas Cage y Nicole Kidman con la de los protagonistas de los dos films de los directores españoles, lo que  ayudó a que esta cinta de Joel Schumacher pudiera llegar a otros países a los que no pudieron llegar las otras dos películas españolas, a pesar de que en EE.UU. su estreno fue limitadísimo a sólo 10 cines, recaudando la pírrica cifra de 24.094 dólares. No hay que engañarse, hace unos años una película con estas dos estrellas y con este director habría pisado muy fuerte en el BoxOffice USA, sin embargo, el tiempo y las malas decisiones no perdonan a nadie, y su tristísimo paso por la taquilla estadounidense fue una prueba del enorme declive de la pareja protagonista y de su también antaño cotizado director.

Pero como no sólo de fama se vive… en esta ocasión, Nicolas Cage se marcó una buena actuación dando vida en pantalla al marchante Kyle Miller, un tipo miope y de enorme labia, y capaz de vender un diamante al mismísimo Dios. Es justo reconocer que Cage puso toda la carne en el asador en esta actuación que, sin duda, es de las más serias de las que le he visto en los últimos tiempos. Resaltar que, en un principio Cage iba a interpretar al jefe de la banda de asaltantes, sin embargo, fue el propio actor el que se decantó finalmente por el papel de Kyle Miller. Comparte su sufrimiento una Nicole Kidman que también lo hizo francamente bien como Sarah Miller (la esposa de Kyle) pero que, sin duda, añoraba tiempos mejores en los que su status de estrella brillaba enormemente.

Como curiosidad decir que Joel Schumacher ya había trabajado anteriormente con Nicolas Cage y Nicole Kidman por separado. Con Cage lo hizo en ‘Asesinato en 8mm’ (1999) y con Kidman en Batman Forever(1995). En ‘Bajo amenaza’ fue la primera vez que estas estrellas formaron pareja en la gran pantalla.

Nicolas Cage y Nicole Kidman

Entre los protagonistas del asalto al domicilio de los Miller cabe destacar a Cam Gigandet (El sicario de DiosoBurlesque), un joven actor de treinta y pocos años que, poco a poco, va construyéndose una carrera con títulos y personajes diferentes entre si, pero en los que de momento su físico, “bien parecido”, se va imponiendo. Aquí la verdad es que logró una correcta interpretación como el hermano de Elias, el aparente jefecillo del grupo de asaltantes que fue interpretado por el conocido actor australiano Ben Mendelsohn. El resto de intérpretes cumplieron con lo que les requerían sus personajes.

Bajo Amenaza

En conclusión.
Y llegamos al final de esta crítica de Bajo amenaza, una conclusión en la que les puedo decir que si ustedes no vieron ni ‘Secuestrados’ ni ‘Transgression’ pueden echarle un ojo a esta película, y ver así como Nicolas Cage y Nicole Kidman las pasan canutas. Más allá de esto, y de las correctas interpretaciones del elenco, la película no ofrece nada nuevo en esta particular temática.

Tráiler de Bajo amenaza