La primera película de Elisabeth Moss
Comparte con tus amigos










Enviar

Seguimos volviendo la vista atrás. Encendemos nuestro viejo VHS y le damos al “play” para dar cuenta de la primera aparición en cines de una de las actrices de televisión y cine más influyentes de los últimos años. Una intérprete que ha pasado de “criada” a jefa” y no ha parado de escalar peldaños. Ahora es una de las mejores y hoy viene a ser rescatado del olvido su pasado en…

La primera película de Elisabeth Moss

Elisabeth Singleton Moss nació en Nueva York un verano de la década de los ochenta, concretamente el 24 de julio de 1982. Desde pequeña se interesó por las artes: primero por el baile y luego se volcó de lleno en la actuación. Ya desde temprana edad se enroló en una película para televisión y más tarde aparecería en diferentes series.

1991 marcó su salto a la gran pantalla en un film que recuerdo con más cariño que otra cosa. Me refiero a ‘Suburban Commando’, una película dirigida por Burt Kennedy. Kennedy era un viejo artesano curtido en decenas de western con estrellas del calibre de Kirk Douglas, John Wayne, Henry Fonda o James Garner. En su vejez, este veterano realizador se tuvo que conformar con ponerse tras las cámaras de un sub-producto infame como ‘Suburban Commando’. La película no era otra cosa que un intento de acción y ciencia ficción a mayor gloria del luchador Hulk Hogan, un gigante forzudo y actor penoso. Hogan encarnaba a Shep Ramsey, un guerrero intergaláctico que era una suerte de mezcla entre Terminator, Conan y él mismo. Los otros protagonistas fueron Christopher Lloyd, Shelley Duvall, Jack Elam y Larry Miller.

Por su parte, la pequeña Moss se dejó ver como una niña que se encuentra Shep Ramsey cuando deambula desorientado por una urbanización. En su recorrido ve a una niñita llorando porque su gato se ha encaramado a un árbol. La primera frase completa de Elisabeth Moss para la gran pantalla fue esta: “¡Mi gato, mi gato!”. Al mismo tiempo que la pronuncia está sollozando por no poder rescatar a su mascota. Cuando Hogan rescata al animalito ella no lo identifica como tal y sale corriendo dejando estupefacto al coloso. De los noventa minutos de duración, Moss tan sólo volvería a aparecer otra vez en una situación muy parecida. Al final terminaría siendo acreditada como “Little Girl”.

Tras aparecer en este film, Elisabeth Moss ya no podía ir más para abajo. De esta manera fue hilvanando pequeñas apariciones en telefilms con series. Así hasta que llegó el año 1999 participando en la destacada ‘Inocencia interrumpida’ (James Mangold) junto a Winona Ryder y Angelina Jolie. También entró en el elenco de ‘El ala oeste de la casa blanca’ en el papel recurrente de Christina.

En 2007 otra serie pondría su nombre en la lista de actrices a seguir. Me refiero a ‘Mad Men’ en la que daría vida a Peggy Olson. Finalmente, su gran ascenso al estrellato le llegaría con otra ficción:El cuento de la criada (2017). Por esta serie conseguiría ganar el Globo de Oro en 2018 a la mejor actriz en una serie dramática. A partir de su apabullante actuación dando vida a June Osborne su nombre se ha convertido en uno de los más mencionados en cualquier lista de mejores actrices de la actualidad. Así las cosas, en pleno 2020, aparece con fuerza como la protagonista absoluta de ‘El hombre invisible’ (Leigh Whannell). Por si esto fuera poco, también será una de las grandes atracciones de lo nuevo de Wes Anderson, ‘The French Dispatch’.

Hasta aquí llegamos sacando del baúl de los recuerdos nuestra vieja cinta de VHS con el debut de Elisabeth Moss. Una actriz con un potencial superlativo para aguantar primerísimos primeros planos y expresar con su rostro todo lo que su personaje requiere. Pronto llevará su maleta a nuevas producciones… Nosotros nos leemos en próximos rescates de ‘La primera película de…’.