Entrevista con el vampiro
Comparte con tus amigos










Enviar

“He venido en respuesta a tus plegarias. La vida ya no tiene sentido. El vino no tiene sabor. La comida te produce nauseas. Parece que nada tiene razón de ser ¿verdad? ¿Y si yo pudiera devolverte todo? Calmarte el sufrimiento y darte otra vida. Una que no puedes ni imaginar. Y sería para siempre. Y ni la enfermedad ni la muerte podrían volver a tocarte. No temas. Voy a darte la oportunidad que yo nunca tuve…”. Hoy el escéptico periodista Malloy nos ofrece la exclusiva del siglo en el ¡25 aniversario! de ‘Entrevista con el vampiro’.

Crítica de Entrevista con el vampiro

Aquí tenemos una vuelta de tuerca al ya conocido mito del vampiro que nos presentó, en su momento, Bram Stoker. En esta ocasión es la novelista Anne Rice la que quiere ir más allá. Más lejos del típico muerto viviente que se esconde tras unos muros de piedra en Transilvania. Un nosferatu que muere si le clavas una estaca en el corazón o le teme a los crucifijos. Los protagonistas de su obra son vampiros pero con ideas más “progres”. Son no-muertos que fingen ser humanos y aparentan serlo, salvo porque no pueden pasear bajo la calidez del sol y deben dormir en ataúdes.

La dirección de la película corre a cargo de Neil Jordan, un realizador que no cuenta con una lista interminable de films en su carrera. Sin embargo, entre ellas podemos destacar ‘Juego de Lágrimas’ (1992), film que se llevó varias nominaciones a los Oscars y que le hizo ganador de uno por su guión. También tenemos en su repertorio otra cinta más moderna de vampiras como esByzantium (2012) y otra de licántropos ‘En compañía de lobos’ (1984), su primer gran éxito. En estas últimas encontramos ciertas similitudes con ‘Entrevista con el vampiro’. Me refiero a los vampiros, la oscuridad, la perversión y lo infantil queriendo representar a la madurez. No obstante, con la mano de Anne Rice de por medio el nivel y la calidad de ‘Entrevista’ es mayor.

En la trama, Louis es el eje central y desea contar su historia a alguien que esté dispuesto a creerle y a transmitir luego lo que aprenda de él. Para ello cuenta con la ayuda de un periodista de tercera que parece bastante escéptico. Sin embargo, acaba encendiendo su cinta de grabar y escuchando con atención. Empieza así “la entrevista” y el relato de la nueva vida de Louis. Un relato con bastantes detalles y revelando el nombre de su creador: Lestat. Ambos se convierten en una pareja letal a ojos de los demás, pero Louis no es capaz de cobrarse una vida humana para alimentarse y esto les obliga a escapar. Y así sigue Louis contando las crónicas de su vida para un fin determinado…

‘Entrevista con el vampiro’ es, sin duda, una cinta de culto para los amantes del cine de vampiros y de toda la mitología que los rodea. Es un punto de inflexión entre los viejos y conocidos Nosferatu, o El Conde Drácula, y el vampiro que camina entre los humanos haciéndose pasar por un mortal más. Otra mítica cinta que dio un giro al género fue, por ejemplo, ‘Jóvenes ocultos’ (Joel Schumacher, 1987) con vampiros llevando chaquetas de cuero y tintes llamativos.

La música del film, portentosa en todo momento, es obra de Elliot Goldenthal. Su música bien podría considerarse uno de sus pilares fundamentales de la película. Especialmente destacan: las piezas que nos regala Lestat al piano (impresionante la iluminación e interpretación de Tom Cruise), la introducción que suena mientras Louis comienza a contar su historia o el casi final, donde este consigue ver sus olvidados amaneceres en la gran pantalla gracias a los avances modernos. Una banda sonora digna de recordar. En la misma, hasta los efectos sonoros como las onomatopeyas conforman una perfecta melodía.

Tampoco podemos olvidarnos del insuperable diseño de producción obra de Dante Ferreti. Un trabajo redondeado por la gran fotografía de Philippe Rousselot, dándonos una visión perfecta del “nuevo y viejo” mundo. ¡Qué decir del vestuario de Sandy Powell y los fabulosos espacios creados para dar vida a esta gran película!

El único “pero” quizás puede ser el paso del tiempo en unos efectos especiales que no brillan y con caracterizaciones vampíricas que se ven demasiado llamativas. Me refiero a esas venas que pueden verse a kilómetros y que llamarían la atención de cualquiera, sus pieles extremadamente pálidas y esos ojos de Louis tan falsamente azules. Estas características, que son lógicas en vampiros, con las nuevas tecnologías las podemos ver remarcadas de manera exagerada. Se pierde así ese punto atractivo que, en su momento, pudieran tener.

En el reparto, y a pesar de que Brad Pitt (Louis) sea el punto central, está claro que Tom Cruise (Lestat) le adelanta por la derecha desde que sale a escena. También debemos tener en cuenta la juventud de ambos, pero a pesar de esto cintas anteriores demuestran que Cruise le llevaba la delantera. Por supuesto no se puede pasar por alto a una jovencita Kirsten Dunst como Claudia. Kirsten lo hace bastante bien y llega incluso a competir en ciertas escenas con la calidad de sus compañeros. Louis, Lestat y Claudia vienen a ser los personajes más destacados.

También destacado es el personaje de Armand interpretado por Antonio Banderas. A pesar de las muchas visualizaciones que he hecho de la película, sigue dejándome desconcertada. No sé si es su actuación, no sé si es el personaje y su forma de ser, o simplemente su caracterización, pero no termina de encajarme en el film. Muchos no estarán de acuerdo pero considero que Banderas podía haberlo hecho mucho mejor. Banderas cuenta con actitud para ello, pero en ‘Entrevista’ se queda ensombrecido por su propio personaje.

Acompañando a nuestro compatriota descubriremos a Stephen Rea como Santiago, un despechado individuo. Santiago es un vampiro que finge parecer un bufón pero que, en realidad, se cree un justiciero con derecho a decidir quién debe morir y porqué. Y por último está Christian Slater interpretando al periodista Malloy. La opción original para este papel era River Phoenix (hermano del afamado Joaquin Phoenix) pero murió antes de comenzar el rodaje y decidieron sustituirlo por Slater.

“Claudia, has sido una niña muy mala y desobediente” (Lestat)

En resumidas cuentas.
Concluyo esta crítica de Entrevista con el vampiro, uno de los monumentos claves al mito de los no-muertos. Un film que dejó el listón a un nivel prácticamente insuperable junto alDrácula de Bram Stoker (Francis Ford Coppola, 1992). Una película hipnótica, seductora, majestuosa, operística y brillante en todos y cada uno de sus aspectos.

Tráiler de Entrevista con el vampiro