Deadpool
Comparte con tus amigos










Enviar

Nacido como una parodia del villano de DC Comics conocido como Deathstroke, esta es la primera película en cines del irreverente Masacre, un antihéroe con mucha mala baba, tacos y labia que rompe moldes dentro del cine superheróico. Vamos a preparar unas chimichangas porque viene… ¡’Deadpool’!

“Vamos a preparar unas putas chimichangas”.-Deadpool.

deadpool-pistola

Crítica de Deadpool

Era conocedor (no absoluto) de Deadpool o “Masacre”, tal y como se le conocía en España, ¡ojo! no confundir con “Matanza”, otro de los villanos de Marvel y enemigo de Spiderman. Deadpool es un peculiar personaje nacido de las mentes de Fabian Nicieza y Rob Liefeld que empezó siendo una parodia de uno de los villanos más populares de DC: Deathstroke (con quien comparte apellido, por “casualidad”). Sin embargo, Deadpool alcanzó unos niveles de culto que sus responsables no se esperaban y comenzó a aparecer en muchas de las colecciones de Marvel. En ellas fue ganándose el apodo de “mercenario bocazas”, por su verborrea cargada de palabrotas y mala baba frente a algunos de los personajes más populares del universo marvelita.

Pese a su éxito en los cómics de “la casa de las ideas”, a Deadpool le costó horrores tener su propia adaptación cinematográfica, aunque venía con el lote de adquisición de derechos por parte de Fox cuando los compró a Marvel. Su primera (funesta) aparición, fue en X-Men orígenes: Lobezno (Gavin Hood, 2009), película que casi hunde a Logan y que ahogó a los fans cuando se pensaban que existía la posibilidad de una cinta de Deadpool…

deadpool-weasel

La traslación de este personaje en el film del 2009 fue tan mala que hasta los propios ejecutivos de Fox quedaron horrorizados. También Ryan Reynolds se llevó un buen disgusto al ver como su rol (del cual había estudiado bastante en su preparación) fue brutalmente destruido en la gran pantalla, culpa suya no fue, sino de ciertos ejecutivos del estudio.

Hubo que esperar hasta el 2012 cuando un animador llamado Tim Miller presentó a los (renovados) ejecutivos de la Fox un test-footage de Deadpool. Dicho footage salió a Internet y la respuesta fue tan positiva que la Fox no lo pensó dos veces, y más aún cuando los mutantes resurgieron con fuerza en 2011 a manos de Matthew Vaughn enX-Men: Primera generación y con la siguiente entrega X-Men: Días del futuro pasadode Bryan Singer. Ahora en la Fox querían extender su universo y eso llegó con ‘Deadpool’.

deadpool-negasonic-warhead

Sin miramientos, ‘Deadpool’ es, posiblemente, una de las cintas más frenéticas, salvajes, divertidas y sin escrúpulos que ha salido del cine de superhéroes. No es que invente la pólvora, pero el resultado de la cinta de Miller es tan disfrutable como una catedral, y se debe exclusivamente al carácter deslenguado del personaje creado por Nicieza y Liefeld, captado a la perfección por Ryan Reynolds, quien está soberbio en la piel del “mercenario bocazas”.

Ryan Reynolds ya había probado suerte con los superhéroes en Green Lantern(Martin Campbell, 2011), pero creo que le debían un personaje que casara con su ritmo cómico. En la película rezuma carisma y destacan sus constantes chistes y múltiples referencias cinematográficas… además de sus constantes rupturas de “la cuarta pared”, es decir, el personaje se pone a dialogar con el público en ciertas escenas (algo que sucedía en los cómics), lo cual consigue que estemos ante la adaptación que merecía Deadpool en la gran pantalla.

Mención enorme a la labor dirección de Tim Miller (esos títulos de crédito deparan un espectáculo no apto para menores), su ritmo vertiginoso, además de sus secuencias de acción, filmadas con pulso y garra (y deliciosamente violentas), sin la absurda shaky cam. Todo esto le convierten en un realizador candidato a director de culto en un futuro no muy lejano.

deadpool-romance

Tampoco debemos olvidarnos en esta crítica de Deadpool de los secundarios de la cinta, sacados de las páginas del cómic, como Ajax o Angel Dust (aunque estos también son pertenecientes al universo X-Men). Las interpretaciones, en general, son lo bastante buenas, quizás lo reprochable sería el villano de la cinta: Ajax, interpretado por Ed Skrein. Al actor inglés le ha tocado un villano de usar y tirar, aunque esto es algo habitual en muchas de las adaptaciones de superhéroes que hay hoy en día.

Por otra parte, Morena Baccarin, Gina Carano y Brianna Hildebrand (Vanessa, Angel Dust y Teenage Negasonic Warhead) son algunos de los pilares femeninos del film que cumplen notablemente bien, aunque con ciertas diferencias respecto al material comiquero. Al igual que el personaje de Weasel, interpretado por un divertidísimo T.J. Miller que está en su salsa (atentos a la escena del bar, sin desperdicio alguno) o un Stefan Kapicic que también destaca poniendo voz a Coloso.

deadpool-ajax

En conclusión.
‘Deadpool’ es una bocanada de aire fresco dentro del cine de superhéroes actual. Sus referencias, mala baba, chistes y ver, por fin, al “mercenario bocazas” como realmente se merece en la gran pantalla es un espectáculo enormemente recomendable y que además viene con su gloriosa “R” incluida, como debe ser.

Tráiler de Deadpool