Venom
Comparte con tus amigos










Enviar

“Me pareció fascinante interpretarlo porque es una personalidad múltiple: una es un personaje humano y la otra es un alienígena. Mi hijo me contó todo tipo de cosas sobre él, le encanta. Es un personaje estupendo para interpretar. Es implacable y, básicamente, no tiene reglas. Es muy complejo”. Tom Hardy es… ‘Venom’.

“Nosotros somos Venom”.-Venom.

Crítica de Venom

Venom es uno de los enemigos más populares de Spider-Man. Tan es así que su peculiar personalidad lo llevó a “independizarse” del famoso trepamuros y a conseguir varias colecciones propias. Su origen tuvo lugar en el número 8 de las viejas ‘Secret Wars’ de Jim Starlin y Mike Zeck. Ese número vio la luz en el ya lejano 1984. Posteriormente, lo veríamos presentado físicamente en el número 300 de ‘The Amazing Spider-Man’ (1988).

Para esta adaptación es obvio que sus orígenes no podían ser respetados. Por ello, se ha elaborado un argumento que, para explicar el nacimiento de Venom, bebe lo que puede de las series-limitadas ‘Veneno: Protector letal’ (1993) y ‘Planeta de simbiontes’ (1995). Al margen de esto, hay ciertos guiños al Universo de Spidey, por ejemplo: un astronauta de la Fundación Vida se llama Jameson y también se menciona de pasada la despedida de Eddie Brock del Daily Bugle. ¡Ah! no busquen aquí ningún vínculo de unión con el film Life (Daniel Espinosa, 2017), lo digo por todos aquellos que “fabricaron” artículos y teorías tratando de conseguir clics al enlazar esa cinta como precuela de esta.

Dejando al margen los orígenes del personaje en las grapas de Marvel, la trama del film nunca acaba de acertar con el tono de lo que nos quiere contar. Aquí estamos ante una película que no sabe si quiere ser “toro o torero”. Me explico, ‘Venom’ empieza queriendo ser seria como los films de Nolan dedicados a Batman (alguna “indirecta” se le tira), pero luego también quiere ser divertida como las películas de Deadpool y además apta para todos los públicos. Al final, esta mezcolanza termina por “condenarla”, siendo la indefinición uno de sus peores enemigos. Ojalá se hubiera seguido el sendero que parecía apuntarse en el primer teaser que vio la luz con aquella gran frase: “Todos tenemos nuestros problemas. Nuestros asuntos. Nuestros… demonios”. Ese era el camino correcto. Por otro lado, encontramos incoherencias importantes en las intenciones de Venom o en los procesos de asimilación del simbionte.

Los efectos especiales siguen la misma línea que el tono del film, es decir, los hay buenos y los hay flojos. Entre los primeros destaca la buena plasmación en pantalla de Venom como criatura que les ha quedado bastante chula; la pena es que no sale todo lo que cabría esperar y siempre que lo hace es en escenas nocturnas. Mucho más floja resulta la recreación de su forma original (el simbionte) y algunos de sus poderes. Aquí lo digital canta mucho y resulta impropio de un film de esta categoría. Uno echa la vista atrás y recuerda los impresionantes efectos deTerminator 2 (James Cameron, 1991) y queda la innegable sensación de que algo se está haciendo muy mal en esta época tan moderna.

En el terreno de la acción pura y dura es donde mejor se desenvuelve esta película de Ruben Fleischer. Todas y cada una de las secuencias de acción son disfrutables. En ‘Venom’ tenemos secuencias muy nítidas y filmadas a la vieja usanza, es decir, se aprecia claramente quién golpea y cómo se reciben los impactos. Además, la secuencia principal de persecución del film con Eddie Brock huyendo en su Ducati es una pasada. Ya sólo por lo bien rodadas que están las set-pieces la película merece ser vista.

En relación con las peleas, lo que no puedo aplaudir es la falta total de sangre. Ya no entro ni dejo de entrar en los cómics, que casi siempre han llevado el sello de autorización para todos los públicos, algo que parece se nos olvida muchas veces… Entro en la propia película y en lo que nos muestra. En pantalla tenemos a hombres que son atravesados por la mitad, otros que son golpeados con una dureza tremenda y algún otro decapitado… pues bien, nadie sangra y las escenas más cruentas (las de las decapitaciones) son omitidas en los planos. Así las cosas, no entiendo tampoco el PG-13, ya que la película que se nos ofrece bien podría pasar para todos los públicos sin mayores problemas.

“Que te vaya bien en la vida”. LIFE.

Del reparto esta vez hay muy poco hay que decir. El protagonista indiscutible es Tom Hardy, que además es el que salva la papeleta en este apartado. Hardy hace un gran trabajo como Eddie Brock y como Venom. En este sentido, y dados los efectos de la “posesión” de Brock, habría sido muy fácil caer en la parodia. Cierto es que hay algunas secuencias cómicas con Hardy disparatado… pero, a nivel general, el actor mantiene muy bien el tipo y se convierte, junto a las escenas de acción, en lo mejor de la propuesta.

De Michelle Williams poco o nada hay que decir. Su papel es totalmente intrascendente, soso y un puro cliché. Evidentemente no es culpa suya sino del libreto que la convierte en Anne, la novia de Eddie. De ella sabemos que es abogada y poco más, ya que no se profundiza en su personaje ni se muestra interés en hacerlo. Con Jenny Slate pasa tres cuartos de lo mismo. No obstante, si Michelle le pone interés esto no sucede con Jenny que interpreta en “piloto automático” a la Doctora Dora Skirth. Finalmente, el villano (para no variar) es otra decepción de las películas Marvel. Me refiero a Riz Ahmed como Carlton Drake, el gran líder de la Fundación Vida. Es cierto que Carlton hace actos inmorales… pero, en ningún momento, la interpretación de Ahmed transmite todo ese despotismo y fuerza que tiene que tener todo buen villano que se precie. Al final termina siendo uno más al que tampoco ayuda su correcta y nada amenazante presencia física.

En conclusión.
Termino esta crítica de Venom, una película que se disfruta por su acción y la entregada labor de Tom Hardy. Es de esas típicas cintas que uno puede llegar a ver un par de veces porque no se hace ni se siente larga y tampoco cansa. Ahora bien, queda muy lejos de ser la película que un personaje de la fama de Venom merecía. Finalmente, no olviden que estamos ante un film de Marvel, eso significa que hay dos escenas post-créditos.

Artículo relacionado: ¿Quién es Venom?

Tráiler de Venom