Life (Vida)
Comparte con tus amigos










Enviar

Se puede definir la vida como aquella cualidad esencial de los animales y las plantas, por la cual evolucionan, se adaptan al medio, se desarrollan y se reproducen. Daniel Espinosa nos lleva a la Estación Espacial Internacional para presentarnos a Calvin, una nueva forma de… ‘Life (Vida)’.

“Es la prueba irrefutable de que hay vida más allá de la Tierra”.

life-vida-jake-gyllenhaal

Crítica de Life (Vida).
Conviene empezar dejando claro que el guión de ‘Life (Vida)’ bebe demasiado de Gravity (Alfonso Cuarón, 2013) y de Alien (Ridley Scott, 1979). De la primera toma todo el realismo de los planos exteriores y de la acción interior en ausencia de gravedad, de hecho, parte del equipo de producción ya había trabajado en la cinta de Cuarón. Por su parte, del film de Scott basta con decir que esta cinta de Daniel Espinosa viene a ser casi “un remake encubierto”, sólo que cambiando algunos detalles y situaciones… pero la premisa es la misma: una entidad alienígena (alien) que “despierta” y va causando estragos en la Estación Espacial Internacional y en sus tripulantes.

Los guionistas son Rhett Reese y Paul Wernick a los que conocemos por ‘Bienvenidos a Zombieland’ (Ruben Fleischer, 2009) y Deadpool (Tim Miller, 2016). Si esos libretos ya eran demasiado “deudores” del mundo del cine, especialmente el segundo plagado de “homenajes” a modo de coñas, este script de ‘Life’ no puede negar sus clarísimas referencias ya apuntadas. Y el tema es que no es una mala historia… pero sí que es una historia que ya nos han contado antes de una manera u otra. No obstante, en su descargo (y en el del director) cabe decir que el film tiene muy buen ritmo y casi siempre están pasando cosas importantes y graves. En este sentido, y tras una breve pero suficiente presentación de los personajes, pasamos a contemplar cómo cada segundo de metraje surgen tremendas incidencias en la Estación provocadas por Calvin.

life-vida-gravedad-cero

El mencionar a Calvin (la entidad alienígena) me lleva a hablar de su diseño y de los efectos especiales. Para crearlo se inspiraron inicialmente en el moho mucilaginoso o “moho del fango”, exteriormente va mutando de aspecto y bien puedo decir que termina por ser una combinación de estrella de mar, calamar y pulpo.
Esta criatura metamórfica en pantalla luce bastante “guapa” y en ningún momento se opta por ocultarlo, al contrario, se nos mostrará en multitud de planos y con todo lujo de detalles y sangre. Esto es algo que, sin duda, hay que aplaudir. De su diseño se ocupó Jonas ‘Ziggy’ Rassmuson, un grafitero sueco y gran amigo de Daniel Espinosa. Los efectos especiales fueron obra de Double Negative e ILM.

Por otro lado, las incidencias provocadas por Calvin en la EEI es lo que encuadran al film en el género de terror espacial que tanto nos gusta en esta casa; eso sí, se trata de vender el mensaje de que la criatura actúa en base a su propia supervivencia (“Es la lucha por la supervivencia” llega a decir, no sin falta de razón, el científico Hugh). En cualquier caso, poco o ningún momento de respiro deja el acertado montaje del film pues Calvin no para quieto ni un segundo…

La BSO viene firmada por Jon Ekstrand (compositor habitual de Espinosa) que logra unas partituras muy conseguidas con momentos de tristeza, tensión e incertidumbre que consiguen conectar con el público y ser un muy buen “aderezo” para el trabajo final del realizador sueco.

life-vida-calvin

“Sin apoyo vital no hay vida”. En el espacio nadie puede oír tus gritos.

Vamos con la tripulación de la Estación Espacial Internacional que destaca por una nota muy de moda en estos tiempos: la diversidad… Aquí encontraremos a hombres y mujeres de diferente nacionalidad para abarcar el más amplio espectro posible.

Uno de los nombres que más destaca en el póster es el de Ryan Reynolds que da vida al norteamericano llamado Rory, un astronauta experto en paseos espaciales. Para Reynolds esta película no deja de ser otro “producto alimenticio”, pues ya sabemos todos que sus esfuerzos van para las películas de Deadpool.

Mucha más implicación con el proyecto es la que tienen los otros dos nombres importantes del póster, me refiero a Jake Gyllenhaal y Rebecca Ferguson que se esfuerzan en sus roles consiguiendo buenas interpretaciones, no son de “Oscar” pero sí que hacen un trabajo correcto. Gyllenhaal es el doctor David, un hombre que ha pasado más de un año en la Estación. Por su parte, Rebecca es Miranda, la doctora que vigila que se cumplan todos los protocolos del CDC.

Completan el equipo de la EEI los siguientes intérpretes: Hiroyuki Sanada tiene un buen rol como Sho, el representante nipón en la estación que está deseando regresar a Japón para reunirse con su familia. Olga Dihovichnaya es la comandante y responsable de la EEI, como su apellido indica procede de Rusia. Finalmente, nos queda el representante inglés al que interpreta Ariyon Bakare, el científico del grupo aquejado de paraplejia y que es el encargado del estudio del alienígena.

life-vida-cientifico

En conclusión.
Momento de finalizar esta crítica de Life (Vida), una película que, pese a su “justita originalidad”, no deja de ser por ello una buena experiencia para los que siempre gustamos de visionar cintas de terror espacial. En este campo no hay tantas propuestas de calidad como nos gustaría a los amantes del género, y las que salen tenemos que aprovecharlas.