Turistas
Comparte con tus amigos










Enviar

Si las vacaciones de tu vida, esas que tanto anhelas, son con destino a Brasil, échale un vistazo a ‘Turistas’. Después de su visionado quizás quieras cambiar de ruta. Sus playas de arena blanca y junglas exuberantes esconden un oscuro e inquietante secreto…

turistas-playa

Crítica de Turistas

A veces las “casualidades” hacen que en cartelera se crucen varias cintas de un género muy parecido. Ejemplos de ellos podría poner muchos. Me vienen a la mente El ilusionista (Neil Burger, 2006) y El truco final’ (Christopher Nolan, 2006), o AntZ’ (1998) y Bichos’ (1998), por poner unos ejemplos. Digo esto porque ‘Turistas’ parece formar parte de esta lista, ya que no sólo comparte argumento con ‘Hostel’ (Eli Roth, 2005), sino que en algunos países compartió cartelera. De hecho, en varios sitios fue apodada como “La Hostel de los pobres” de una manera injusta, todo sea dicho. Y digo injusta porque ‘Turistas’ no tiene mucho que envidiar (todo lo contrario) a la cinta de Eli Roth.

Personalmente, nunca me pude poner en la piel de ninguno de los protagonistas de ‘Hostel’. Sin embargo, esto sí que me pasó durante todo el metraje de este film de John Stockwell. Y es ahí donde radica parte del encanto de la película: lo que nos cuenta nos puede pasar a todos.

turistas-bailando

La trama gira en torno a un oscuro tema médico que siempre está de actualidad. Los desgraciados protagonistas que se pierden después del accidente van a picar un anzuelo muy bien preparado que les conducirá al horror. Aunque desde un principio podemos apreciar todo el “tinglado”, no será hasta casi el final cuando descubriremos las verdaderas intenciones de los malos de turno, formando parte de una trama bien elaborada.

A partir de este planteamiento, y como todo film, tiene sus cosas buenas y malas. Entre las malas se puede apreciar al principio un ritmo bastante lento que hace que el espectador pueda desesperarse porque dejan demasiado tema para el final. Y ese es otro error, que si al principio es todo tan lento, luego deben resolverlo todo demasiado rápido. Esto no permite apreciar y saborear con la “exquisitez” que se merece el tremendo calvario por el que van a pasar los jóvenes. No sólo eso, al final tienen lugar una serie de escenas que no acaban de convencer.

Por otro lado, todos estos defectos quedan subsanados, en parte, porque se nos presentan otros tantos aciertos que compensan lo acontecido. Aciertos como un buen reparto, escenas de fuerte contenido y una lograda fotografía. En general se termina ofreciendo un resultado satisfactorio. Aunque pueda parecer la típica película en la que los malos persiguen a los buenos y estos chillan como locos os aseguro que no es así.

turistas-cueva

Las escenas de sufrimiento de nuestros protagonistas son bastante aterradoras. No nos van a asustar por los chillidos constantes como en determinados films. Aquí lo que cuenta es la crudeza y realismo de las imágenes. Por ejemplo, veremos operaciones sin anestesia y con la siguiente víctima esperando, consciente e inmovilizada, su turno. Algo totalmente aterrador que nos pondrá los pelos como escarpias.

En el elenco destacan los nombres de Josh Duhamel (Alex), Melissa George (Pru) y Olivia Wilde (Bea). Este trío de intérpretes dotan al conjunto de un nivel de realismo bastante aceptable. Además, por aquel entonces, no eran tan conocidos como lo pueden ser hoy. Especialmente Duhamel y Wilde, cuya fama empezó a partir del 2010.

Conclusión.
Termino esta crítica de Turistas, un film de terror que combina unos excelentes exteriores con unas espeluznantes escenas de tortura. Es innegable que podía haber dado mucho más de sí, sin embargo no termina siendo otro intento fallido. Al final, más o menos ofrece lo prometido, siendo un inicio algo lento y un final bastante precipitado sus principales puntos negros.

Tráiler de Turistas