Transcendence
Comparte con tus amigos










Enviar

Wally Pfister debutó en la dirección con un film que nos intenta prevenir ante el mal uso de las nuevas tecnologías. Un mal uso que podría provocar el fin de todo. Ahora nos toca a nosotros saber si lo que ha hecho Johnny Depp podría salvar al mundo o destruirlo de raíz. Adelante con la crítica de Transcendence.

“Yo no quiero matarlos, quiero salvarlos”.-Will.

transcendence-instalaciones

Crítica de Transcendence

“Zapatero, a tus zapatos”, esa sería mi contestación a Wally Pfister después de haber visionado ‘Transcendence’, una película que al principio (a pesar de su spoileador trailer) pintaba bien, salvo ciertos “elementos Nolan” en la misma (no en vano, Christopher Nolan fue uno de los catorce productores ejecutivos que tuvo este film realizado en co-produccion con China). Ahora bien, no quiero decir que la cinta en cuestión sea mala o un film pésimo, en absoluto, pues contiene elementos muy interesantes y aspectos visuales muy logrados e incluso originales, pero en lo que se refiere a cuestión de desarrollo dramático falla miserablemente.

El mejor acierto de Pfister es el de mantener a lo largo de su metraje un tono serio y realista, especialmente en lo que concierne a los aspectos tecnológicos. Sin embargo, toda la trama relacionada con la decisión de subir la mente del personaje de Johnny Depp al ordenador y su posterior estado dan un vuelco muy decepcionante… porque lo que pintaba ser uno de los puntos fuertes de la película, Pfister no lo sabe resolver, y se limita a seguir los parámetros del realizador británico (me refiero a Nolan) e incluso plagia algunos elementos clave de su obra (ciertas secuencias, especialmente expuestas para el desarrollo de la historia, suceden en sitios oscuros y fríos, e incluso hay una escena que recuerda claramente a Origen, donde un grupo de personajes se reúnen para hablar sobre el plan a seguir).

transcendence-max

Todo lo anterior es algo que, por desgracia, baja enteros a un director de fotografía que pensaba que seguir el camino de su mentor, haciéndose un nombre dentro de la industria (bueno, más que “mentor”, jefe, porque Pfister simplemente aportaba aspectos visuales a las cintas de Nolan y jamás los aspectos dramáticos o de realización).

A pesar de que la dirección de Pfister es correcta, y de que el guión de Paglen contiene elementos muy atractivos e incluso ideas realmente buenas, el problema es que tanto Pfister como Paglen tienden a dar un festival de confusión al espectador más que otorgarle una razón de peso para la trama. Además, la base dramática del film desaparece a la mitad del mismo, dando una sensación de vacío y falta de motivación a algunos de los tramos de la cinta. Una lástima.

transcendence-will

Sin embargo, los actores son lo suficientemente correctos, especialmente Paul Bettany y Morgan Freeman que son los que sobresalen gracias a su carisma más que al desarrollo de sus personajes. Pero si algo falla de manera total aquí es el escaso desarrollo del personaje de Johnny Depp. El enorme problema es que, a priori, parecía que el actor volvía a interpretar esos personajes que se alejan de lo estrambótico (algo que ha caracterizado su filmografía durante mucho tiempo). Sin embargo, después de que su personaje introduzca su mente en el ordenador, se vuelve terriblemente aburrido y escaso de carisma. A eso se le suma la escasa química entre él y Rebecca Hall (al principio de la película no sucede esto), una cierta carga ‘religiosa’ (no lo es tanto, pero tiene similitudes con Jesús) e inclusive ‘secuaces’ en plan Terminator(James Cameron, 1984). Todo esto provoca que el tema no termine de ser del todo satisfactorio… a pesar de contar con algún momento interesante (especialmente al principio del metraje), algunas ideas buenas y unos efectos especiales y una fotografía satisfactorios.

“Usted y sus compañeros no tienen ni idea de lo que han hecho”.-Bree.

transcendence-bree

En conclusion.
‘Transcendence’ es un quiero y no puedo de Wally Pfister, quien debutó con un film un tanto decepcionante. Eso si, para nada es tan malo como se sostuvo en diferentes foros o críticas. Simplemente es un film demasiado grande para alguien que, a pesar de tener un excelente pasado como director de fotografía, no supo dotar a su película de un desarrollo más interesante.

Tráiler de Transcendence