Ninja Turtles: Fuera de las sombras
Comparte con tus amigos










Enviar

Han vuelto las tortugas devoradoras de pizza que saben artes marciales. Han regresado más trepidantes y más divertidas que nunca en un film repleto de fan-service al fan-base. Un film cargado de unos FX de lujo y con algunas set-pieces de infarto. Bienvenidos a… ‘Ninja Turtles: Fuera de las sombras’.

“¿Qué es lo que haría Vin Diesel? ¡Sin remordimiento! ¡Sin miedo!”.-Raphael.

ninja-turtles-2-team

Crítica de Ninja Turtles: Fuera de las sombras

Cuando, allá por el 2013, se escucharon noticias de que Michael Bay se haría cargo de una película de las Tortugas Ninja corrió sangre en las webs. Era imperdonable que este famoso realizador californiano se hiciera cargo del asunto (algo que me pareció desorbitado, teniendo en cuenta que en 2007 se estrenó la versión CGI de las mismas y terminó siendo “un mero episodio” de más de 100 minutos). Sin embargo, Bay también estaba pendiente de otros proyectos y sólo se hizo cargo de este como productor, delegando la dirección en el sudafricano Jonathan Liebesman y el libreto en las manos de los guionistas André Nemec y Josh Applebaum (responsables de la entretenidísima Misión Imposible: Protocolo Fantasma).

El resultado de todo lo comentado en el párrafo anterior fue Ninja Turtles’, una película de verano pura y dura, con todos los pros y los contras que tiene una producción de Michael Bay, para bien y para mal. No hay que ser tan hardcore y el resultado final fue disfrutable. A nivel personal, la disfruté y la encontré fiel al material original (recordemos que la popularidad de estos personajes se debe a la serie de animación de finales de los 80, más que a los cómics que crearon Kevin Eastman y Peter Laird), y su éxito en taquilla (493 millones para una película que costó 125) dio luz verde y azul a esta secuela.

ninja-turtles-2-baxter-stockman

A la hora de rodar esta segunda parte, y con Liebesman fuera de juego, el film cayó en manos de Dave Green, quien tuvo la ardua tarea de dirigir su segunda película… y el resultado ¡para qué engañarnos! es puro fan-service, divertido y rápido… más si cabe que la primera parte, además de pulir algunos de sus fallos: aquí el peso absoluto cae sobre las Tortugas (unos entrañables y excepcionales Peter Plozsek, Jeremy Howard, Noel Fisher y Alan Ritchson) que se convierten en protagonistas absolutos de la cinta, relegando al reparto humano a unas contadas apariciones de Megan Fox, Stephen Amell y Will Arnett como April O’Neil, Casey Jones y Vernon Fenwick, respectivamente.

ninja-turtles-2-casey-and-april

El film respira a película de las Tortugas Ninja por los cuatro costados, sus referencias y la aparición de los villanos más deseados: ese Krang fidedigno al material perteneciente como ser inter-dimensional venido para conquistar la Tierra… o Bebop y Rocksteady, quienes tienen su primera aparición en la gran pantalla (aún se recuerdan las quejas de que no aparecieran en la segunda parte del film de 1990).

Por otro lado, nuevamente los FX y las escenas de acción cumplen sobradamente con el material. Aunque sí que es cierto que he echado en falta un clímax más espectacular, sobre todo, teniendo en cuenta al villano del film… Además de un Shedder infrautilizado (debo ser de los pocos que su versión de Liebesman era fiel al nombre) y casi secundario frente a Rocksteady y Bebop, quienes tienen las mejores set-pieces de la cinta (aquella del avión, por ejemplo).

ninja-turtles-2-bebop-and-rocksteady

En conclusión.
Termino ya esta crítica de Ninja Turtles: Fuera de las sombras, una película que resulta mejor que su antecesora, aunque tiene los mismos problemas que aquella (es una producción de Michael Bay), pero pule algunos de los errores anteriores. En definitiva, y en un nivel general, resulta un poco mejor queNinja Turtles pero con los mismos defectos.

Tráiler de Ninja Turtles: Fuera de las sombras