Lo imposible
Comparte con tus amigos










Enviar

Juan Antonio Bayona nos regala con ‘Lo imposible’ una historia de superación y esperanza que fue premiada con 5 Goyas. Una historia enmarcada en una de las catástrofes más recientes de nuestro tiempo. Una historia donde lo humano es real y tangible, donde lo sobrecogedor puede ser temible y que demuestra que donde empieza el horror… ¡puede también empezar la esperanza!

“Voy a buscar a vuestra madre, prometo que volveré”.-Henry.

Lo Imposible

Crítica de Lo imposible

Con su brillante debut en El orfanato’ (2007), J.A. Bayona demostraba con creces que era uno de los realizadores a seguir en el panorama del cine español. Más que nada por su elección atípica en un cine dominado por los mismos temas y los mismos directores. En este sentido, hacía falta alguien con el interés por realizar un film diferente e interesante, y Bayona lo consiguió entregando una película de terror ciertamente brillante. Una cinta que además contenía una historia dramática muy potente y, para sorpresa, los elementos de terror no eran más que un telón de fondo donde realizar tan mastodóntico trabajo.

En 2012 Bayona volvió a hacer lo mismo con ‘Lo imposible’, y además ganó el Goya al Mejor Director 2013. Nuevamente el realizador español utilizó un elemento de fondo, en este caso, el terrible suceso del terremoto de Sumatra (produjo un tremendo tsunami que arrasó las costas de Indonesia, Sri Lanka, India y Tailandia, además la mayor parte de las costas de Asia). Esto lo hizo para contar la dramática historia de la familia Bennet (basada en una historia real de una familia española, cambiada por una inglesa por el guionista Sergio Sánchez, quizás para acaparar a un público más internacional).

Lo Imposible

A partir del suceso comentado, Bayona podría haber construido un mero telefilm de sobremesa para entretener, sin embargo, lo que logra aquí (si bien es inferior a “El orfanato”) es ofrecer un notable y devastador drama. Un film que logra en los primeros minutos de metraje hacernos empatizar con los personajes principales (me rindo ante Naomi Watts, quién consigue una de las interpretaciones más brutales de su carrera) para luego mostrar el brutal suceso y posterior separación de la familia… “construyendo” un viaje donde los protagonistas luchan contra las hostilidades, especialmente Thomas (interpretado de manera notable por Tom Holland) que sufre un viaje emocional y de maduración que recuerda al de Christian Bale en El imperio del Sol’ de Spielberg.

Lo Imposible

Después de haber sido duramente criticada por algunos sectores como una película tramposa (si bien es cierto que sufre un desenlace demasiado simplón y muy lacrimógeno), también hay que decir que algunas de las películas más queridas por esos sectores no se libran ni de lejos de algunos fallos… pero, al menos, el film de Bayona, sin ser una “obra maestra”, consigue entretener al espectador con una historia entregada a “la simpleza y la sencillez”. Eso sí, excelentemente dirigida, interpretada de manera brutal y con un prólogo que rara vez se ve en el cine. Un cine acostumbrado al ritmo trepidante, cargado de frases de manual y momentos “épicos” (léase el sarcasmo). Insisto, pocas películas pueden presumir de tener en sus metrajes un prólogo como el de ‘Lo imposible’.

Además, todo buen drama debe tener como mínimo buenas interpretaciones y ‘Lo imposible’ no es una excepción. De hecho, lo mejor de la película viene de la actriz Naomi Watts. Como he dicho unos párrafos más arriba, la actriz entrega el mejor papel de su carrera interpretando a la madre del relato. Un papel que, en manos de otra actriz, podría haber sido un pestiño o incluso bastante decepcionante. En cambio, Naomi Watts engrandece el film, así de simple. Su nominación a los Oscars 2013 fue justa y se quedó corta pues debió haberse llevado la dorada estatuilla.

Por otro lado, Ewan McGregor solventa de manera sobresaliente su personaje. Un personaje que aparece en los primeros minutos para luego, después del suceso, reaparecer pasado bastante tiempo. No obstante, y aun así, el intérprete escocés también triunfa con su actuación. Lo mismo se puede decir del resto de los actores, todos ellos metidos plenamente en sus respectivos papeles con mención también para un debutante Tom Holland.

Lo Imposible

La dirección de Bayona en este film, al igual que los brutales efectos especiales, son tremendos. El director español mete al espectador en medio de la situación gracias a su dirección completamente directa y sin trampas, es más, casi todo el film está rodado con cámara en mano que no hace más que acrecentar el drama y el realismo del mismo. Además, destacan también los mencionados efectos especiales, sencillamente gloriosos, especialmente el GRAN MOMENTO de la cinta, donde la dirección de Bayona y su coordinación de efectos dan lugar a una de las escenas más espeluznantes del metraje. Me atrevería a decir que es incluso más potente que la de Más allá de la vida de Clint Eastwood, que aunque son films de temáticas bien diferentes, si que tienen una secuencia basada en el trágico suceso.

Por otro lado, no podemos pasar por alto la música de Fernando Velázquez que redondea todo lo que estamos viendo de manera excelente. El compositor español consigue dotar de tintes todavía más épicos al film de Bayona. Un 11 para el músico que está que se sale en este film.

Lo Imposible

En conclusión.
Termino esta crítica de Lo imposible, una de las cintas más “bestiales” del cine español. Podría haber sido una obra maestra, pero su final dulcificado termina jugándole una pequeña mala pasada. De todas maneras esta es una película muy recomendable.

Tráiler de Lo imposible