Más allá de la vida
Comparte con tus amigos










Enviar

Clint Eastwood volvió a ponerse detrás de las cámaras en el año 2010 para contarnos tres historias de tres personajes distintos que tienen como nexo de unión la vida más allá de la vida. Es hora de buscar respuestas ayudados por Matt Damon, Cécile De France, Frankie y George McLaren. Ellos nos abren las puertas de… ‘Más allá de la vida’.

“No es un don Billy… es una maldición”.-George Lonegan.

Matt Damon

Crítica de Más allá de la vida.
Clint Eastwood nos plantea en esta ocasión una película basada en “la vida más allá de la vida”. Pero ojo, una advertencia que tiene que quedar muy clara es que Eastwood no pretende desentrañar para nada el misterio de lo que nos espera al morir (¿quién podría?), tampoco pretende introducirse plenamente en el mundo de la videncia (salvo algunas divertidas escenas protagonizadas por Marcus en su búsqueda de un/una vidente realmente honesto) y tampoco pretende recrearse y recrearnos con imágenes de un supuesto más allá (quitando algunas escenas siempre breves de cuando George entra “en contacto”)… para nada…

Lo que Clint Eastwood nos ofrece con esta película es simple y llanamente el relato de la vida de tres personas (Marie, George y Marcus) interesadas o afectadas de un modo u otro por el tema del más allá, y es precisamente ese “más allá” el nexo de unión de las tres historias del film. En consecuencia, no busquéis aquí grandes alardes visuales ni grandes respuestas, tampoco busquéis un thriller sobrenatural con giros o respuestas increíbles… nada de esto vais a encontrar en este film y la decepción de aguantar más de 120 minutos buscando algo que sencillamente no está puede ser enorme.

Hereafter

Con lo que si contamos en esta película es con tres ejemplos más o menos típicos de cómo “la vida después de la vida” puede afectar a la gente: así, por un lado tenemos el tema de las ECMs centradas en la persona de Marie que tras sufrir una se volcará totalmente en ese tema tratando de investigar lo máximo posible. Por otro lado, tenemos con George el tema de los videntes que supuestamente “ven más allá”. Y, terminando, Eastwood nos ofrece a través de la figura de Marcus a ese tipo de personas que han perdido a alguien cercano y que tratan por todos los medios de seguir en contacto con el difunto no dejándole marchar…

Esto, ni más ni menos, es lo que nos ofrece este film. Como podéis ver se trata de ofrecer al espectador casi tres películas en una, y es que lo que ha tratado Eastwood es enfocar el tema del “más allá” desde casi todas las perspectivas posibles… En definitiva, estamos ante una película que trata de aproximarse a la temática comentada de la forma más realista que Eastwood ha podido o ha querido hacer.

De poner música al film se ha ocupado el propio Clint Eastwood en una tarea que para nada le es extraña o desconocida. Destacan fundamentalmente las tristes partituras de piano cuando en pantalla están Frankie y George, y también unas hermosas melodías de guitarras que suenan en determinadas escenas. Una bella y melancólica BSO.

Más allá de la vida

Respecto a los actores que intervienen en la película pues es claro que sobresalen Matt Damon, Cécile De France, Frankie y George McLaren.

Matt Damon se hace con el papel de George Lonegan. George es un personaje poco llamativo al que Matt con su “grisácea” interpretación (quitando algún momento realmente brillante) termina por restarle todo el brillo que pudiera haber dado. Una interpretación en suma bastante simple que pienso podía haber dado bastante más de si.

Cécile De France es Marie LeLay. Cécile si que lleva a cabo una buena interpretación para un papel en cuya VO se expresa en unos perfectos inglés y francés (destacar que la parte del film desarrollada en París está íntegramente rodada en francés). De esta actriz yo conocía su lado cómico de verla en ‘La vuelta al mundo en 80 días’ junto a Jackie Chan entre otros. En esta cinta me ha demostrado que también es capaz de llevar a cabo una excelente actuación dramática, y es que, Clint Eastwood a lo largo de su carrera ha demostrado ser un excelente director de actrices sacando, por ejemplo, lo mejor de Sondra Locke o Hilary Swank.

Y, finalmente, destacan los hermanos Frankie y George McLaren que se ocupan de los papeles de los hermanos gemelos Marcus y Jason. Ambos realizan una buena y nada cargante interpretación de estos humildes jovencitos londinenses que tratan de salir adelante con su alcohólica madre.

Cécile De France

En conclusión.
Clint Eastwood nos ofrece con esta película su visión personal de un tema tan intrigante como es: “¿qué hay más allá de la vida?”. Pero aquí Eastwood lejos de buscar grandes respuestas, alardes técnicos o visuales (quitando ese espectacular tsunami con el que empieza el film), lejos de buscar grandes giros de guión o sorpresas inesperadas… lo que hace es abordar el tema de la forma más realista posible a través de la historia de tres personas cuya vida cotidiana se ve afectada por “el más allá”.
Si queréis ver un film realista sobre la temática de las ECMs, los videntes y el supuesto contacto con los muertos narrado a través de tres historias dramáticas os diría en esta parte final de esta crítica de Más allá de la vida que esta es vuestra película. Si por el contrario buscáis o esperabais otra cosa de este film mejor dejarlo correr porque se os puede hacer aburrido e incluso lento.

Más allá de la vida.

‘Vida después de la vida’.
Si hay una persona conocida mundialmente por sus estudios de “la vida después de la vida” ese es, sin lugar, a dudas el filósofo y psicólogo norteamericano Raymond Moody. Moody es autor del conocidísimo libro ‘Vida después de la vida’ del que llegó a vender numerosísimas copias. En el libro nos describe los efectos de las ECMs sobre un estudio de unos 130-150 casos de personas que habiendo experimentado lo que llamaríamos muerte clínica regresaron a la vida. Sin embargo, posteriormente Raymond Moody pareció desdecirse de sus investigaciones y estudios, afirmando que todas estas experiencias estaban provocadas por drogas y endorfinas producidas por nuestro cerebro.

En España se ocupó del fenómeno el doctor Enrique Vila López (Hospital Virgen Macarena). Enrique Vila empezó en el año 75-76 a interesarse por las ECMs después de leer el citado libro de Raymond Moody. Vila estudió numerosos casos de ECMs en España y confirmó los estudios de Moody. Así, Vila sostenía que la persona que tenía una ECM pasaba por estos estadios: la persona escucha un ruido, se ve elevado sobre su cuerpo viendo todo a su alrededor, a continuación tiene un contacto con seres conocidos, luego visiona una luz (blanca, rosada, roja o azul), revisiona su vida y finalmente llegaba a la frontera (una puerta, un río…) sino la cruza se produce entonces el regreso al cuerpo físico.
Afirmaba Enrique Vila que la persona que regresaba de una ECM volvía totalmente cambiada en su pensamiento y filosofía, sin ningún miedo a la muerte, más espiritual y con unas grandes ganas de estudiar e investigar. Sólo un 2 o 3% la experiencia resultaba negativa para el sujeto.
Finalmente, Enrique Vila negaba que todas estas experiencias pudieran estar producidas por drogas o endorfinas. Ponía como ejemplo el caso del “ciego que nunca vio”, era imposible para Vila que “las drogas” le hicieran ver todo aquello que decía haber visto todos los detalles que describía al volver de la ECM.
Casi al final de su vida Enrique Vila López pudo ver cumplido su sueño de publicar su propio libro titulado ‘Yo vi la Luz’. En el este libro recogió las experiencias (unas 120-130) que tanto él como su esposa recopilaron y estudiaron a lo largo 30 años a través de toda nuestra geografía sobre las ECMs.
*Información del Doctor Enrique Vila López sacada de una entrevista que hace años le hizo Miguel Blanco en el programa radiofónico ‘El Espacio en Blanco’ durante su etapa en M-80 radio.

“Una vida basada en la muerte no es vida”.-George Lonegan.

Más allá de la vida.