It Follows
Comparte con tus amigos










Enviar

Actualmente ya casi nadie habla ni se acuerda de este film que repasamos hoy… sin embargo, fue una de las películas de terror más aplaudidas de los últimos tiempos. ¿Estaría justificado tanto revuelo y tanto aplauso para esta película de David Robert Mitchell? ¿Lo ponemos en “seguimiento de los que nunca mueren”?… La respuesta ya mismo en… ‘It Follows’.

“Esa cosa va a seguirte”.-Hugh.

it-follows-seguimiento

Crítica de It Follows

‘It Follows’ es un curioso y original film de terror en el que lo sexual juega un papel fundamental porque es claramente el elemento que tira del carro en la trama y desarrollo de la cinta, de hecho, bien podría definir esta película como una especie de “maldito tú la llevas sexual”… Nada más verla sabréis por qué, es algo que queda claro desde sus primeros 10 o 15 minutos.

En la cinta se aprecia además una clara influencia del cine de terror de los 80 y de maestros como John Carpenter. Veamos: para empezar destaca su carácter atemporal pero ciertamente ochentero. Seguimos con un grupo de adolescentes que, como en muchos films de aquella recordada época, se ayudan los unos a los otros para salir del embrollo (seguro que muchos se acuerdan de Pesadilla en Elm Street de Wes Craven). Finalmente, como en La noche de Halloween la acción se sitúa en una urbanización/barrio residencial de esas que tanto parecen abundar en los EE.UU. Amén de que la amenaza se presenta silenciosa y perturbadora como lo fue en su día el propio Michael Myers.

El citar a la “amenaza” me lleva a comentar (sin “spoilers”) que lo que tenemos entre manos es un mortal enemigo que, como dice su tag-line, “No piensa. No siente. Te sigue”, y así es como se presenta en el film, literal. Un terrible enemigo y/o amenaza que dejará en escena varias imágenes claramente perturbadoras/desagradables y algunas de ellas de carácter “exhibicionista”, tal y como sucedía, por ejemplo, en ‘Lifeforce-Fuerza vital’ (Tobe Hooper, 1985).

it-follows-piscina

Además de las secuencias perturbadoras/desagradables también hará acto de presencia el miedo y la paranoia de los protagonistas provocados también por la propia amenaza del film. En este sentido, tengo que hacer notar que el espectador no intente buscar una explicación lógica o científica al Mal… como casi cualquier fenómeno paranormal y/o ufológico sucede y punto… ¿Es esto un fallo/error de guión? No lo creo, sencillamente se ha buscado que sea así. Ahora bien, esto no quiere decir que, personalmente, lo comparta y, además y “a posteriori”, el problema surge cuando (según avanza el metraje) te das cuenta que el director, y también guionista, David Robert Mitchell se va metiendo en un peligroso círculo vicioso del que no va a saber bien cómo salir…

Resalta en la película la belleza de algunas imágenes en las que tiene bastante que ver la fotografía de Mike Gioulakis. Llamar la atención, sobre todo, a las secuencias que tienen lugar en la segunda cita entre Jay y Hugh, y en base a las cuáles se ha elaborado el elegante y atrayente póster del film.

Finalmente, y antes de entrar con el reparto, me gustaría comentar la BSO del film. Es impresionante. Absolutamente impresionantes las composiciones de Rich Vreeland bajo el nombre de “Disasterpeace”. Aquí tenemos auténtica música aterradora compuesta con la única finalidad de impresionar y crear angustia en el espectador. Un sobresaliente para este apartado, sin duda.

it follows film still

“Puede parecerse a muchos pero no es ninguno”. Perseguidos.

El reparto del film está íntegramente formado por jóvenes intérpretes no muy conocidos a nivel comercial pero que consiguen unas muy buenas y destacadas actuaciones, logrando todos ellos resultar cercanos al respetable.

La protagonista principal es Maika Monroe. Una Maika Monroe que, con esta y otras apariciones como en ‘The Guest’ (Adam Wingard 2014), va pisando cada vez más fuerte, de hecho, posteriormente la vimos en Independence Day: Contraataque(Roland Emmerich, 2016). En ‘It Follows’ interpreta a la joven Jay Height que queda “maldita” a raíz de tener relaciones con su novio Hugh, papel que corresponde al joven Jake Weary, al que pudimos ver en la alocada y bizarra Castores Zombies(Jordan Rubin, 2014), aquí su rol es trascendente pero no goza de tantos minutos como Jay y el resto de su grupo de amigos. Un grupo de amigos bastante tópico que está formado por: Lili Sepe (Kelly, su hermana que la apoya siempre), Keir Gilchrist (Paul, el típico amigo de la infancia que se pasa el día viendo películas de terror en ByN), Olivia Luccardi (Yara, una amiga que siempre está con las hermanas y que es gran aficionada a la lectura) y Daniel Zovatto (Greg, el vecino de enfrente que no para de salir con chicas y de mirar lo que les sucede a sus “vecinitas”).

it-follows-atada

En conclusión.
Retomo aquí la pregunta que hacía en la introducción de esta crítica de It Follows: “¿Merece la pena poner bajo seguimiento de los que nunca mueren a este film y a su director?” Honestamente creo que la respuesta es si en los dos casos, y es si porque en estos tiempos de secuelas, remakes, reboots y demás “copia y pega” llega un tipo como David Robert Mitchell que se arriesga ofreciendo algo diferente y con cierto gusto. Ya sólo por esto el film merece ser visto y su director puesto “bajo seguimiento”.

Tráiler de It Follows