Goool: La película
Comparte con tus amigos










Enviar

Tras la controvertida (pero, igualmente indiscutible) hazaña de Corea en el Mundial que se celebró en su país en 2002, unos guionistas de Hollywood vieron muchas posibilidades en que una trilogía sobre fútbol podría igualar a grandes films deportivos como ‘Rocky’, ‘El Rompehuesos’ o ‘El Castañazo’, pero con el balompié de eje central, y una historia sobre un joven que luchaba por un sueño en el que solo él creía: convertirse en jugador profesional de fútbol y levantar un estadio al grito de… ‘Goool: La película’.

“Te mereces esta oportunidad Santiago, agárrala” (Abuela)

goool-playa

Presentación.
Touchstone Pictures & Lawrence Bender presentan: ‘¡Goool!’ (La Película), una historia de superación en donde un joven salido de la pobreza, luchará con todas sus fuerzas por llegar a cumplir su mayor sueño: ser futbolista profesional.

Apoyada por el máximo organismo del balompié mundial, la FIFA, y contando con un director capaz de manejar una gran producción como Danny Cannon (Juez Dredd), ‘¡Goool!’ fue lanzada como el comienzo de una trilogía que estaría divida en tres actos: Ascenso, Caída y Redención/Resurgimiento. Cada una de ellas, dirigidas por tres cineastas diferentes y con un nexo de unión: el personaje de Santiago Munez (con N, en vez de Ñ) al que daría vida un acertado (en el plano interpretativo) Kuno Becker, actor desconocido que luego desapareció en acción. Kuno Becker estaba apoyado por un muy bien elegido reparto de actores secundarios y de reparto como Tony Plana (Hernán Munez), Stephen Dillane (Glen Foy), Miriam Colón (Abuela Mercedes), Anna Friel (Roz Harmminson) y Alessandro Nivola (Gavin Harris).

20 millones de $ fue su importante presupuesto, el más alto jamás empleado en una cinta sobre fútbol, un deporte que en Estados Unidos es considerado minoritario, pero que en Europa y Sudamérica es toda una religión… y que en los últimos años ha tenido un tremendo ascenso de popularidad en Asia. Por ello, ‘¡Goool!’ tenía muchos alicientes para, si todo se hacía bien, convertirse en un éxito, y porque no, en un pequeño clásico de las películas deportivas.

Bien, ¿lo consiguió o no? Eso, como el sueño de Santiago, es algo que el lector/espectador debe ver con sus propios ojos, para mí, ‘¡Goool!’ es una más que efectiva cinta de soñadores, que encima tiene el fútbol (deporte que me apasiona) como telón de fondo. Pero claro, el hecho de estar interpretada por un actor neófito en lo que a temas de balompié se refiere (en un paralelismo clarísimo conKarate Kid) y por un cineasta que maneja hábilmente la cámara, pero que sigue siendo muy americano en su forma de ver el “deporte rey” (atención a como visualizan el primer día de entrenamientos en el campo B de la ciudad deportiva del Newcastle, más propio del fútbol americano) hace que ‘¡Goool!’ pueda no ser del gusto de todos los aficionados al fútbol, pero claro, como todo juego, necesita de alguien dispuesto a “jugar” y si uno pasa por el aro ciertas licencias, entonces, el film, mejorará notablemente.

goool-entreno

Crítica de Goool: La película

Bienvenidos a la versión (no oficial) en imagen real del videojuego FIFA que cada año lanza EA Sports, y que se ha convertido en el simulador de mayor calado a nivel global sobre fútbol. Y justo eso es ‘¡Goool! La película’, una versión con actores de carne y hueso del modo “Conviértete en Leyenda”, por lo menos es así como servidor ve este film. Tal y como podemos elegir en el citado modo de juego en ‘¡Goool!’ seguimos los avances de un desconocido joven de 18 años que, poco a poco, irá puliendo sus virtudes y minimizando sus defectos para lograr su meta en la vida: debutar y liderar al equipo titular de un gran club europeo. Eso es, a grandes rasgos, lo que encontraremos en este film.

Kuno Becker es Santiago Munez, un habilidoso chaval mexicano procedente de Los Ángeles, experto en “bicicletas”, “ruletas”, una gran serie de quiebros imposibles y un gran chutador de faltas. Eso sí, parece que a veces se le olvida que al fútbol juegan once y no sólo él. Alessandro Nivola (mezcla del mítico 10 de la Juventus Alex Del Piero y Beckham) es Gavin Harris un goleador tan resolutivo como inconstante. Y ¡atención! en papeles invitados: Alan Shearer (emblema mayor de la historia del Newcastle United) dándose vida a sí mismo, igual que David Beckham (en aquel momento portando el 23 en el Real Madrid), Raúl González Blanco (el 7 por excelencia de los merengues) y Zinedine Zidane (uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol mundial).

Kuno Becker es el protagonista de la función y es justo resaltar su muy esforzada labor, logrando empatizar con el espectador. A pesar de que, una vez que salta al césped, haya momentos en que no logre hacernos olvidar que es un actor fingiendo ser un habilidoso jugador de fútbol.

Alessandro Nivola (el inolvidable hermano menor de Castor Troy en ‘Cara a Cara’ de John Woo) y visto recientemente en ‘La gran estafa americana’ es Gavin Harris, un chulesco jugón que mezcla egocentrismo con carisma a partes iguales. Notable la interpretación de Nivola, un actor siempre visto en papeles menores que aquí tiene la oportunidad de dar lo mejor de sí mismo. Igual que Miriam Colón, eterna sufridora en la pantalla grande que ya dio vida en los años 80 a una madre con un hijo problemático con mayúsculas: Tony Montana en El precio del poder (‘Scarfece’ de Brian de Palma) y que tuvo el descomunal lujo de trabajar junto a Marlon Brando en Sierra prohibida’. La señora Colón logra una gran intensidad en los pequeños momentos de los que dispone, dejando bien claro que es una gran actriz.

También convincentes son las apariciones de Stephen Dillane (Glen Foy, ex-mediocentro del Newcastle United en los años 70 y 80) o Anna Friel (la enfermera Roz) quien pronto iniciará un romance con Santiago. Sin olvidar a Tony Plana, todo un habitual en papeles de mexicano que aquí da vida al padre de Santiago, un hombre que sólo cree en el trabajo duro, como ejemplo ver ese doloroso instante en que le dice a su hijo las siguientes palabras: “No lo entiendes verdad… hay dos clases de personas en este mundo, ¿¡sabes!? Las que viven en mansiones… y personas como nosotros, personas que les cortamos el césped y les lavamos el coche”. Toda una declaración de intenciones de un hombre que sólo ha conocido el trabajo duro, aquel que se hace con las propias manos y de sol a sol.

goool-debut

‘¡Goool! La película’ tiene escenas muy bien filmadas y plenas de visceralidad como las secuencias de entrenamientos en donde se ve lo duro que es llegar a lo más alto, y como un pequeño detalle o un mal día te puede dejar sin tu sueño (mención especial a aquella en la que el entrenador le deja bien claro a Munez que si no juega para el equipo nunca llegará a ser nadie). Pero el film también presenta otras que están ahí para la galería: como ver a Munez corriendo por la playa o junto al rompeolas (en una nada disimulado calco a Rocky III) o ya al final cuando, tomándose todas las licencias del mundo, un personaje baja hasta el césped para entregarle a Santiago un móvil para que pueda hablar con su abuela mientras el estadio se vacía de gente. Aún y con eso, en líneas generales, es justo decir que Danny Cannon logra que resulten creíbles los momentos en que Harris y Munez interaccionan con los verdaderos jugadores de equipos como el Chelsea o el Liverpool, y en donde podremos ver en acción a Frank Lampard, Steven Gerrard, Milan Baros, Luis García… y más grandes jugadores.

Antes de finalizar apuntar que entre las canciones no-originales del film se encuentran dos temas realmente emblemáticos: uno de ellos interpretado por todos unos grandes de los 90 como los Gipsy Kings y su “Sin Ella”, tema que acompaña el primer recital futbolístico de Santiago con el equipo de aficionados en Los Ángeles. La otra canción a destacar es una de las más conocidos del FIFA: “Club Foot” de Kasabian. Además también podremos escuchar un buen número de temas del grupo británico OASIS.

“Somos un equipo, no un hombre solo. El escudo que llevas delante es más importante que el nombre que llevas detrás” (Entrenador)

goool-consejos

En resumidas cuentas.  
Finalizo esta crítica de Goool: La película, no son muchas las cintas que versan sobre fútbol de forma realista y este film no es perfecto… pero sí que es entretenido y muy recomendado para fanáticos del FIFA y amantes del balompié y las historias de superación. Un gran ambiente futbolero, buenas actuaciones en el apartado interpretativo y la mano habilidosa de Danny Cannon para lograr credibilidad en los partidos. Todo esto da como resultado unos 108 minutos de evasión… y (sino no se es muy ambicioso en cuanto a expectativas) también de victoria.

Tráiler de Goool: La película