Espías
Comparte con tus amigos










Enviar

De la mano del director norteamericano Paul Feig nos llegó la comedia ‘Espías’, una alocada aventura que aprovecha el filón de las películas de James Bond, para ofrecernos una visión refrescante del género con el único objetivo de hacernos pasar un buen rato.

espias-lucha

Crítica de Espías

La verdad es que no tenía demasiadas esperanzas puestas en esta película, las producciones basadas en el cine de espionaje no suelen gustarme porque, salvo contadas excepciones, son productos muy forzados que intentan sacarte más risas de las que realmente pueden despertar. Pero con ‘Espías’ Paul Feig ha conseguido dirigir una comedia que navega plácidamente entre géneros tan dispares como el thriller y la comedia. Los créditos de entrada son una clara declaración de intenciones, nos preparan para una aventura de espías que, en cierto modo, nos recuerda aKingsman: Servicio secreto(Matthew Vaughn, 2014) otra película que a su manera es también un homenaje al género de espías.

espias-bradley

Lo primero que debe quedar claro, porque creo que la promoción de esta película resultó ser un tanto engañosa, es que sólo hay una protagonista principal y esa es Melissa McCarthy. Para quien no la conozca recordaremos que trabajó en ‘Cuerpos especiales’ (2013) o ‘La boda de mi mejor amiga’ (2011), ambas dirigidas también por Paul Feig. Comento esto porque la participación de actores como Jude Law o Jason Statham es meramente de engorde, para darle cierto empaque al reparto y arropar a McCarthy. Pero como precisaré luego, son papeles secundarios porque toda la gloria se la lleva esta joven y prometedora actriz.

Y es que el personaje de Susan Cooper está bastante bien trabajado, las escenas de humor se suceden de un modo natural y nada forzado, con la colaboración de otros secundarios como Peter Serafinowicz que se pone en la piel de un simpático y sobón agente italiano. Quizás el problema sea que en ningún momento queda bien atado que una oficinista modesta y mojigata como Susan pueda convertirse en una fostiadora con grandes dotes para el trabajo de campo. Digamos que ese cambio tan drástico está llevado de un modo un tanto precipitado y trivial, añadiendo además ciertos puntos en la trama que resultan poco consistentes.

espias-susan

Los dos actores que se suponía iban a tener un peso más específico son Jude Law y Jason Statham. El primero sirve como pretexto para presentarnos la metamorfosis de Susan, sacándola de su oficina y lanzándola a la aventura en un mundo sangriento que ella apenas conoce. Y el segundo hace de clown, en el sentido más estricto de la palabra. Es decir, Statham encarna a un agente bocazas cuyas intervenciones en la película se limitan a alardear de cosas que claramente son de su invención. Sé que es una mala noticia para sus fans, pero la verdad es que su trabajo es muy accesorio. No sobra porque tiene cierta vis cómica y resulta gracioso, pero si no estuviera tampoco pasaría nada. En cualquier caso el reparto me parece todo un acierto, consigue arrancar risas entre los espectadores y hacernos pasar un muy buen rato.

Quizás la peor parte se la lleven las escenas de acción, que no están rodadas con especial acierto, se echa en falta un mejor trabajo en la sala de montaje. También resulta demasiado absurdo ver una persecución a pie entre una mujer gorda con un tipo joven y atlético o ver que en un combate contra una experta asesina se desenvuelve con facilidad. Me temo que es un síntoma de algo que subyace a lo largo de toda la trama: los rivales de Cooper son bastante cojos. No sólo los malos, también el personaje de Statham se nos presenta como un inútil cuando hubiera sido mucho más interesante verles luchar juntos. Más interesante y, sobre todo, más creíble.

SPY-03888.CR2

Conclusión.
Terminado ya esta crítica de Espías, os diré que creo que hay cosas muy mejorables en esta película, por ejemplo, hubiera preferido mayor peso de los actores secundarios… pero como entretenimiento para una tarde calurosa de verano creo que cumple con creces. Melissa McCarthy, Jude Law, Jason Statham y Peter Serafinowicz forman un equipo que nos asegura risas y diversión, lo cual ya es mucho más de lo que consiguen algunas películas serias de acción.

Tráiler de Espías