El vuelo
Comparte con tus amigos










Enviar

Robert Zemeckis deja a un lado sus películas animadas para meterse en un drama humano sobre la fe y los problemas más cotidianos de la gente. Todo ello a través de la magnífica interpretación de Denzel Washington. Señoras y señores, “disfruten” del descenso a los infiernos de Whip Whitaker en… ‘El vuelo’.

“Tengo una ex-mujer y un hijo que no me habla, ¿y sabes por qué? Porque elegí beber”.-Whitaker.

Whip Whitaker

Crítica de El vuelo

Desde que estrenara en cines ‘Naúfrago’ (2000) y ‘Lo que la verdad esconde’ (2000), el famoso realizador Robert Zemeckis no había dirigido ni una sola película con actores de carne y hueso, puesto que había dedicado cuerpo y alma (además de mucho dinero) a financiarse su deseo de hacer animación, lo cual no estaba mal, si no fuera porque los resultados de su epopeya fueron desiguales: la infantil Polar Express(2004), la oscura (y desde luego, la mejor cinta de animación de Zemeckis) Beowulf (2007) y después la fallida ‘Cuento de Navidad’ (2009), eso si, con un Jim Carrey animado tremendo. Además, también contaba con ese fiasco taquillero que fue ‘Marte necesita madres’ (Simon Wells, 2011), que no dirigió, pero que si que fue el proyecto en el cual se decidía definitivamente si sus proyectos merecían la pena, o por el contrario llevaban a la bancarrota a su empresa de animación digital… Por todo ello, en cuanto se anunció su vuelta al cine con actores reales supuso a más de uno un enorme alivio.

Flight

‘El vuelo’ es quizás, una de las películas más serias y adultas de la filmografía de Zemeckis. Es un relato en el que entra un Denzel Washington alejado de sus habituales personajes de acción y demás, ya que que interpreta a un piloto con graves problemas de alcoholismo, lo cual se convierte en el eje central de la trama. En consecuencia, que nadie se espere ver un thriller tal y como lo pintaron los trailers. ‘El vuelo’ es un drama humano muy duro, eso si, con un par de momentos de comedia bien metidos (que francamente, recuerdan a ‘Argo de Ben Affleck) por parte del actor John Goodman, que interpreta al “camello” colega de Whip, siendo sus dos únicas apariciones en el film dignas de saborearse a lo grande.

John Goodman

Uno de los puntos fuertes de la cinta es el guión de Gatins, tremendamente directo, además de ofrecer una buena reflexión sobre las adicciones, personificadas en el film por la guapisima Kelly Reilly, en el papel de una adicta a las drogas que intenta ayudar a Whitaker a superar su adicción. Y destacan también las brillantes interpretaciones del reparto, todas ellas tremendas. No extrañó nada la nominación al Oscar de Denzel Washington, él solito mantiene la película a flote (impagable en VO) con su suprema interpretación de Whip Whitaker. Además, destacan Don Cheadle y Bruce Greenwood en sus papeles de abogado el primero y el segundo de investigador de la aerolinea. En general, las interpretaciones son sobresalientes.

Por otro lado, la dirección de Zemeckis y su ritmo suman enteros al film y poco se le puede reprochar a su película ya que es tremendamente buena, desde los primeros minutos del film y hasta los finales, con una historia realmente enganchante. Quizás en un par de momentillos si que se nota la forzadura de meter en la narración el hecho de si el accidente es obra o no de Dios, pero, en general, es una muy recomendable cinta.

El Vuelo

En conclusión.
Este film nos trae a un Robert Zemeckis más adulto y mucho más serio de lo habitual que demuestra ser un gran cineasta en todos los aspectos. Sin lugar a dudas, una de sus mejores películas, tal y como he venido apuntando en esta crítica de El vuelo.

Tráiler de El vuelo