El caballero oscuro: La Leyenda renace
Comparte con tus amigos










Enviar

Un hombre de aspecto de militar que porta una llamativa máscara que tapa gran parte de su rostro y que parece le ayuda a respirar, ha llegado a Gotham desde África con una misión muy clara que le fue encomendada años atrás. Nacido en un pozo, surgido de un infierno, un tipo que se hace llamar BANE y que abrazó la desesperación y la hizo suya. Y que ahora está dispuesto a que los demás conozcan esa desesperación. Sólo hay una persona capaz de detenerle, un símbolo que años atrás imponía justicia e impartía el miedo entre los criminales. Un guardián que ahora debe regresar. Es hora de… ‘El caballero oscuro: La Leyenda renace’.

Bruce Wayne

La trama: De las cenizas de Gotham se alzará un mito.
Han transcurrido ocho años desde que se vio por última vez a Batman. Y ya nadie se acuerda de él. La fatídica muerte de Harvey Dent (Aaron Eckhart), vendida falsamente con un sacrificio por la ciudad, lo alzó a la categoría de símbolo blanco del pueblo y su póstuma “Ley Dent” ha servido para limpiar las calles de la escoria que azotaba la ciudad. Pero los tiempos de paz están a punto de llegar a su fin, cuando surgido de un pozo del mismísimo Infierno llegue a Gotham un hombre dispuesto a terminar con la ciudad, a reducirla a cenizas. Un mercenario de nombre Bane (Tom Hardy).

Bruce Wayne (Christian Bale) vive recluido en el ala oeste de la mansión Wayne, cargando a cuestas con sus heridas y cicatrices, al mismo tiempo que su fortuna poco a poco se va desvaneciendo, y sólo Alfred (Michael Caine) permanece a su lado. La aparición de una misteriosa ladrona, Selina Kyle (Anne Hathaway), pondrá en alerta a Wayne de que alguien quiere saber de él, cuando descubra que esta se ha infiltrado en su casa en busca de sus huellas dactilares… Al mismo tiempo, una declarada filántropa, Miranda Tate (Marion Cotillard), se muestra honestamente interesada en poner en marcha el reactor creado por “Industrias Wayne” para abastecer de energía gratuita al mundo.

Finalmente, el Comisario James Gordon (Gary Oldman) junto al agente de patrulla J. R. Blake (Joseph Gordon-Levitt) descubren accidentalmente un ejército de hombres fuertemente armados que se han hecho fuertes en las alcantarillas de Gotham, y que están liderados nada más y nada menos que por el temible Bane.

Bane

Crítica de El caballero oscuro: La leyenda renace.
Y, por fin, en 2012, llegó la ansiada conclusión de la saga creada por Christopher Nolan sobre Batman, y lo hizo siendo plenamente consciente de que el proyecto, desde sus inicios, era de una grandeza inigualable. En “La leyenda renace” estamos ante un film que engloba en sus ciento sesenta y cinco minutos de metraje toda la esencia de lo que debe ser un superhéroe: un símbolo de esperanza en tiempos desoladores, un hombre capaz de sacrificarse por un bien mayor. Todo eso es el Batman de Nolan. Todo eso y mucho más: acción, aventuras, drama, suspense, terror… Todos los géneros se unen en este insuperable broche de oro.

El libreto del film rezuma grandeza y perfección, sólo tienen que esperar a su final y verán como todas las piezas del puzzle cobran sentido y encajan con suma perfección. Cada detalle, cada personaje, tanto de Batman Begins como de El caballero oscuro están insertados en las dos obras precedentes con un cometido, un cometido que finalizó aquí, en su punto álgido.

La dirección de Nolan se fue perfeccionando cada vez más. Si antes manejaba los tempos de cada instante, insertado el género que dicho momento necesitaba de forma prodigiosa, ahora lo hace con manos de maestro. El primer vistazo a un desoladoramente destrozado Bruce Wayne, cojo y demacrado pone los pelos de punta. Y todo lo que le acontece a su personaje, tras el brutal combate con Bane, elevan el dramatismo de la historia y la grandeza del personaje hasta lo más alto. (Por cierto, aquí los combates son mostrados en toda su crudeza y dejando ver con claridad dónde golpean y cómo lo hacen cada uno de los personajes).

Bane Vs Batman

Respecto a los actores cabe decir que todos fueron los indicados para cada uno de los personajes que les tocó interpretar, incluso los que parecían que no cuadraban con el rol que Nolan les había dado, de repente, se revelaron con actuaciones magistrales: Anne Hathaway, de la cual tenía altas reservas de lo que podía hacer con el personaje de Selina Kyle, llevó su personaje a un terreno inesperado y nunca antes visto en sus apariciones en televisión o cine. Es una ladrona de joyas en busca de la vida de alto standing que el destino le negó creciendo en un hogar humilde. Se defiende con fiereza en el cuerpo a cuerpo y no le tiembla la mano al cargar con un arma.

Selina Kyle

Joseph Gordon-Levitt siguió demostrando su espléndido futuro como intérprete. Aquí de nuevo bordó un rol distinto a lo que le habíamos visto con anterioridad, y la revelación final sobre el futuro de su personaje, inesperada por mucho que se devanen los sesos haciendo cábalas, fue antológica.
Gary Oldman fue junto a Michael Caine, de los personajes que cargaron con más peso dramático en el film, y como los dos titanes de la interpretación que son… dieron lo mejor de sí mismo. Igual que Marion Cotillard que rindió al nivel de su papel en Enemigos públicos’.

Joseph Gordon-Levitt

Pero si hay dos actores que merecen llevarse la palma en cuanto a elogios esos fueron, por un lado, Christian Bale, confirmando que es y siempre será el Batman/Bruce Wayne definitivo. Bale se dejó el alma sumergiéndose en su personaje y consiguiendo que, finalmente, el espectador ansíe su triunfo, aunque este parezca imposible y sienta su dolor como propio.

Batman

Y por el otro lado, Tom Hardy, que resultó todo lo amenazante y sicótico que se podía esperar de Bane. Atención a su primera aparición en pantalla, a la maldad de todos y cada uno de sus actos, al inenarrable instante en que sostiene la mitad de la máscara de Batman en su mano…

Bane

La música, de nuevo, obra de Hans Zimmer, fue otro de los puntos fuertes del largometraje, elevando aún más el poder de las imágenes sobre el espectador. Y los efectos especiales simplemente perfectos. Igual que la forma en cómo se insertó cada bat-gadget en la acción, dándole una finalidad y no siendo simplemente una excusa para vender juguetes con la marca Batman.

Selina Kyle

En resumidas cuentas.
Hora de terminar esta crítica de El caballero oscuro: La leyenda renace, un film que supuso el épico desenlace de una trilogía insuperable. El mayor drama criminal de la historia moderna del séptimo arte y el cierre definitivo a una obra que, con los años, se la valoraba como se debe. Hagan el favor de disfrutarla.

El plano: La secuencia inicial de presentación de Bane en todo su poderío en los sucesos que tienen lugar en un avión.
La escena: La visita de Bruce Wayne a Gordon en el Hospital (atención a la interpretación de Gary Oldman y a los ojos de Bale).
La secuencia: El combate entre Bane y Batman. Y todas y cada una de las que acontecen en un pozo.

Frases memorables:
La herramienta de un hombre es el arma de otro (Bruce Wayne).
Me preguntaba que se haría pedazos antes: Si tu espíritu o tu cuerpo (Bane).