Django desencadenado
Comparte con tus amigos










Enviar

Un dentista alemán, un esclavo negro, un millonario racista, un veterano criado y una esclava sufridora nos esperan en este film de Quentin Tarantino. Sin duda alguna que estamos hablando de… ‘Django desencadenado’.

“D-J-A-N-G-O; la “D” es muda”.-Django.

Django Desencadenado

Crítica de Django desencadenado

Quentin Tarantino es un genio moderno del séptimo arte. Y como todo genio tiene seguidores y detractores por igual, es lo que suele pasar con los genios, pocos están libres de polémica, y pocos logran alcanzar el respeto unánime de la crítica en vida. En el caso de Tarantino, y como bien expuso mi compañero Prime en su crítica de Malditos bastardos, estamos ante un director que se ama o se odia… pero desde luego no causa nunca indiferencia. En mi caso, puedo decir públicamente que “lo amo”.

Y “amo a Tarantino” porque disfruto grandemente con todas sus películas, marcadas todas ellas por “ese algo” que se puede llamar como “estilo Tarantino”. Este estilo, más que menos, viene marcado o definido por: personajes extremos, diálogos brillantes y provocadores, humor más o menos negro, violencia descarnada y un desparpajo y “originalidad” increíbles a la hora de contar sus historias. Todo esto hace que sus películas alcancen casi todas ellas la máxima brillantez. En el año 2012 nos presentó ‘Django desencadenado’. Un film que, tomando como telón de fondo el western y la época del racismo y la esclavitud en el Sur de los EE.UU., presenta todas y cada una de las características de su particular y personal estilo.

¿Es ‘Django desencadenado’ mejor que sus otras películas? Pues no lo sé, y no lo sé porque esta cinta también es una gran película. A día de hoy me es imposible decidirme por un film de Tarantino como “el mejor”, y no puedo porque todos (salvo alguna puntual decepción) tienen grandes momentos para el recuerdo que, personalmente, me impiden decantarme por una u otra cinta de este genial cineasta.

“Mato a la gente y vendo sus cosas por dinero”.-Dr. King Schultz.

Doctor King Schultz

Centrándonos en ‘Django desencadenado’ cabe decir que la misma recuperó el western para la gran pantalla. Bueno, más que el western, el spaghetti-western, cuyo máximo exponente fue el director italiano Sergio Leone. Ya algunas melodías del propio Morricone o los propios títulos de crédito nos sitúan en ese añorado ambiente… pero ese “añorado ambiente” es recreado por Tarantino con su peculiar toque. De esta forma, veremos en pantalla unos tiroteos absolutamente salvajes y excelentemente filmados con tremendas salpicaduras sangrientas casi gores (y sin el “casi”), unos personajes extremos que recitarán diálogos “made in Tarantino” y un humor “negro” recreado en la época del esclavismo en el Sur de EE.UU.

Todo esto molestó a algún que otro cineasta como fue el caso del director afroamericano Spike Lee, habitual detractor de Tarantino, que esta vez declaró lo siguiente en la revista Vibe Magazine: “La esclavitud americana no fue un “spaguetti-western” a lo Sergio Leone. Fue un holocausto. Mis ancestros son esclavos, robados de África. Les tendré respeto y no veré el film”.
Con respecto a la época de la esclavitud en los EE.UU. y su película, Tarantino declaró lo siguiente: “Jamás podrá alcanzar los límites de pesadilla que fue en la realidad. Ni llegar a los límites de lo surrealista que fue en la vida real. Tampoco el nivel de atrocidad que existió. Es inimaginable el dolor y el sufrimiento que sufrió este país, y eso lo convertía en algo perfecto para ser interpretado en un spaghetti western. La realidad encaja dentro del mayor marco posible para esta historia”.

“No hay nada más ruín que un negrero negro”.-Django.

Stephen

Dejando polémicas al margen, lo cierto es que, tal y como expuse antes en esta crítica de Django desencadenado, estamos ante un film muy destacado. Un film que podríamos decir que queda dividido claramente en tres partes: Una primera parte en la que Django y Schultz limpian de criminales el Sur de Texas. Un segundo acto que comprende el descenso al infierno de Candyland. Y, finalmente, un tercer capítulo que sería ya el desenlace final. Una cinta que presenta una duración de 165 minutos que se pasan volando porque no hay nada en ella que sobre. Es más, cuando terminé de verla no tenía la sensación de haber estado casi tres horas en la sala. ¡Fenomenal! Y ¡ojo! con las actuaciones del cuarteto principal porque todas ellas son ¡DESCOMUNALES!

En la BSO del film (como es habitual en las películas de Quentin Tarantino) se dieron cita diversos compositores y autores como: Ennio Morricone, Luis Bacalov, Riz Ortolani, Anthony Hamilton con Elayna Boynton, Rick Ross, Jim Croce, James Brown… una delicia.

“Váyase al diablo sacamuelas”.

Django Desencadenado

“¿Matas a gente y te dan una recompensa?”… Rompiendo cadenas en “Candyland”.

Los principales protagonistas del film son cuatro, a saber: Jamie Foxx, Christoph Waltz, Leonardo DiCaprio y Samuel L. Jackson. También destaca la participación de Kerry Washington; apariciones más o menos breves de gente como Don Johnson o Franco Nero, y cameos del propio Tarantino o Jonah Hill.

Christoph Waltz y Jamie Foxx dan vida al Dr. King Schultz y Django. El Doctor King es un educado, culto e inteligente dentista alemán ahora metido a cazarrecompensas por circunstancias de la vida. Y Django es un hombre al que su amada le fue arrebatada y condenado a llevar grilletes y a ser esclavo por el mero hecho de ser negro. Al lado de King Schultz descubrirá sus innegables dotes para ejercer como cazarrecompensas.
Decir que ambos actores están de sobresaliente en sus papeles respectivos. Y los dos comparten escenas de grandísima tensión con el personaje de Leonardo DiCaprio, escenas en las que la tensión se puede cortar con un cuchillo. ¡Tremendos duelos interpretativos señores!

“Me gusta tu forma de morir, mono”.-Django.

Django Desencadenado

Leonardo DiCaprio y Samuel L. Jackson interpretan a Calvin Candie y Stephen. Calvin es un racista educado de familia rica dueño de la plantación Candyland que disfruta comiendo caramelos y organizando combates mortales entre mandingos. Stephen es su fiel criado familiar y sabueso.
Si Jamie Foxx y Christoph Waltz están de sobresaliente pues Leonardo DiCaprio y Samuel L. Jackson directamente están descomunales, dos colosos de la interpretación. ¡Qué barbaridad lo metidos en sus respectivos papeles que resultan ambos actores! ¡Se comen la pantalla!… quizás convenga que me detenga un poquito más en Samuel L. Jackson, y es que su caracterización fue absolutamente genial. Este papel de Stephen lo saboreó al máximo, no hay más que escucharle hablar en la VO y ver cada uno de sus gestos para darse cuento de ello. Me encantó hasta decir basta…

“Caballeros ya contaban con mi curiosidad, pero ahora tienen mi atención”.-Calvin Candie.

Calvin Candie

En ‘Django Desencadenado’ también intervienen: Kerry Washington como la amada, torturada y esclavizada Broomhilda, objeto del amor de Django. Un recuperadísimo Don Johnson que aprovecha cada uno de sus minutos como Big Daddy, otro rico canalla racista del Sur. Y, además, hay cameos (o intervenciones más o menos breves) de gente como Franco Nero, Jonah Hill, Bruce Dern, Tom Savini… y el propio Quentin Tarantino, que una vez más se reservó un pequeño y “explosivo” papel en una de sus cintas.

“Te veré en Candyland”.-Dr. King Schultz.

Big Daddy

En conclusión.
‘Django desencadenado’ es otra gran película de Tarantino en todos y cada uno de sus apartados. Si te gustan sus films, y eres amante del western, no veo motivo alguno por el que esta película no haya de gustarte. Violenta y sangrienta, excelentemente ambientada e interpretada, entretenida en sus 165 minutos de duración y rotunda. Así es ‘Django desencadenado’ y recuerda que la “D” es muda… pero la venganza no.

Curiosidades.
-Aviso: tras finalizar todos los créditos del film hay una brevísima escena escena post-créditos.
-En 1966 Franco Nero protagonizó el spaghetti western titulado ‘Django’ que luego dio lugar a innumerables y falsas secuelas. En esta nueva película de Tarantino, el veterano actor italiano tiene un pequeño papel casi de cameo.
-Tarantino terminó de escribir el guión el 26 de abril de 2011, la producción comenzó el 28 de noviembre de ese mismo año, y el 24 de julio de 2012 finalizó el rodaje de ‘Django desencadenado’.
-La llegada de Don Johnson al reparto fue muy bien recibida por todos, especialmente por Jamie Foxx, que dio vida a Tubbs en la película ‘Corrupción en Miami’ (Michael Mann). Jamie disfrutó enormemente de trabajar con el hombre que dio origen al personaje de Crockett en la mítica serie de los 80: “Fue como ver una criatura mágica, como un unicornio. Aquí está Don Johnson”.
-Para avejentar a Samuel L. Jackson, los diseñadores de maquillaje, hicieron del orden de entre siete y ocho pruebas hasta que consiguieron la fabulosa caracterización que Jackson luce en el film como Stephen, el viejo criado de Calvin Candie.

Tráiler de Django desencadenado