Christopher Robin
Comparte con tus amigos










Enviar

Otro Clásico de Disney se adapta a la acción real. Christopher Robin ha dejado atrás a Pooh y a sus amigos. Además, está descuidando a su familia actual. Del adorable oso dependerá ayudarlo tantos años después. ‘Christopher Robin’ se revela como una sorprendente película de un contenido maduro basado en el material original.

Crítica de Christopher Robin

Disney continúa en su línea de adaptar sus Clásicos en acción real. En este caso se trata de las películasLo mejor de Winnie the Pooh (1977) y Winnie the Pooh (2011). ¿Por qué no titularla así entonces? Pues porque, muy sabiamente, optaron por hacer algo diferente con el material, enfocándose en un Christopher Robin ya adulto.

En cuanto a concepto y temas, estamos ante algo que ya se ha visto antes muchas veces. La idea de hacer adulto a un personaje infantil, perdiendo así el rumbo por sus responsabilidades y lo que, “se supone”, debe dejar atrás como dicta la sociedad. Esto ya se plasmó de manera brillante, por ejemplo, en ‘Hook’ (Steven Spielberg, 1991). Por parte de la moraleja, lo de siempre: en la vida hay que darle valor a las cosas que realmente lo merecen, vivir el presente y no abandonar al niño interior que todos llevamos dentro… aunque es cierto que la sociedad actual tiene mejor visto esto último. No obstante, y a pesar de que “el mensaje” no es nuevo, lo que sí que me parece brillante es optar por esta alternativa en lugar de una adaptación tal cual. Más que nada porque no habrían tenido mucho de dónde sacar.

En mis reseñas de las películas animadas comenté que no eran nada del otro mundo y me reafirmo en ello. Ahora bien, para disfrutar al cien por cien del film que hoy nos toca, tengo que recomendar, encarecidamente, que las vean (o al menos una de ellas). Por un lado porque, como espectador, vas a disfrutar viendo la gran cantidad de referencias que se hacen (por decir algo, el globo rojo aparece de manera constante). Además, y por otro lado, también porque esos Clásicos plasmaban bastante bien las personalidades de los personajes y sus relaciones entre sí. Por ello, ‘Christopher Robin’ te llegará muchísimo más emocionalmente al ver cómo han cambiado las cosas en el tiempo transcurrido.

El foco principal de la trama consiste en la relación entre Christopher Robin y Winnie the Pooh. Así pues, todo el peso recae en Ewan McGregor como el protagonista y en Jim Cummings poniendo la voz como Pooh. Es una relación tremendamente hermosa y que a todos les llegará al alma… y lo digo con fe, ya que lloré bastantes veces (y no soy del tipo de persona que les suele afectar de este modo las películas). Deja sin palabras cómo Pooh, siendo tan simple en cuanto a personalidad, desborda tanta ternura. La familia de Christopher Robin la forman Hayley Atwell (Agente Carter) como su esposa Evelyn, y la pequeña Bronte Carmichael como su hija Madeline.

Una vez Christopher Robin regresa al bosque de los Cien Acres con Pooh toca ir buscando al resto de los amigos de su infancia: Igor, Piglet, Tigger, Conejo, Cangu, Rito y Búho. No sólo eso sino que, poco a poco, va reconectando con el niño que siempre fue. Esto le servirá para enmendar la relación con su familia.

Por otro lado, y volviendo sobre lo que comenté antes, si el comienzo y el centro del film son como la citada ‘Hook’, entonces, el final es como ‘Matilda’ (Danny DeVito, 1996). En ese momento se torna tal cual esas cintas familiares de los 90. ¡Nada malo por ello! Al contrario, es lo ya expuesto, es decir, lo grande de esta película no es que “descubra América”, sino cómo plasma el contenido y esto es algo que hace de manera excepcional.

Antes de finalizar me gustaría dejar en claro tres aspectos bastante interesantes. Primero: a diferencia de cómo se rediseñaron los personajes de las historias a los films animados aquí se revierte el proceso, de ahí ese aspecto tan particular. Segundo: Conejo y Búho se dejan como animales. Y tercero, y no es un destripe, Pooh y sus amigos tienen vida real.

Conclusión.
Finalizo esta crítica de Christopher Robin. No soy un gran fan de los clásicos que han inspirado esta película, aun así es justo decir que queda recomendada para todo el mundo. Si te gusta su premisa y las cintas familiares de los 90 (en particular con sus dosis de fantasía) este film te encantará. Eso sí, recuerden hacerse el favor de ver antes las películas animadas para disfrutar al máximo con lo que se ofrece aquí.

Tráiler de Christopher Robin