Aladdín (2019)
Comparte con tus amigos










Enviar

Disney nos presenta la nueva versión de uno de sus Clásicos más exitosos y populares. El resultado es una espectacular adaptación cuyo contenido ofrece material nuevo, tiene buenas interpretaciones y una poderosa banda sonora. Aquí tenemos magia por todos lados, una gran comedia y un espectacular corazón. ¡El deseo por una “genial” película se ha hecho realidad! Ya mismo entramos en la Cueva de las Maravillas en busca de la lámpara de… ‘Aladdín’ (2019).

Crítica de Aladdín (2019)

Aladdín (1992) es mi Clásico favorito de Disney. No sé qué magia especial tiene/tuvo pero me encantó. Tan es así que luego quise rodearme con todo lo que tuviera que ver con la película. Así fue como vi el espectáculo sobre hielo, tuve el álbum de estampitas, visioné las secuelas, disfruté con la serie de TV, conseguí variado merchandising… Así las cosas, cuando Disney comenzó a sacar sus versiones live-action esperaba que le tocara el turno a ‘Aladdín’. Cuando finalmente se puso en marcha, y pudimos disfrutar con los tráilers, ¡me sentí bastante decepcionado! No sabía qué esperar al verla en cines. Ahora bien, desde luego la vería por ser mi Clásico favorito. Al final, resulta una enorme sorpresa descubrir que la película es genial.

Como ya dije en la reseña deDumbo (Tim Burton, 2019), las mejores versiones de los Clásicos son aquellas que retienen lo que ofrece la original y, a la vez, le añaden material nuevo y profundidad. Este es el caso de este film. Básicamente se respeta todo lo que se viera en la original sólo con una notable excepción. Y, además, se ahonda a su vez en todos los personajes principales.

Como novedades más importantes tenemos dos. En concreto: Dalia y la canción “Speechless/No Callaré”. Nasim Pedrad interpreta a Dalia, la doncella de la princesa Jasmine que cumple una labor “precisa”. Y hago énfasis en “precisa” puesto que su rol no se excede, aporta lo justo y aun así termina por enriquecer el argumento. Por su parte, “Speechless/No Callaré” es una nueva canción creada para Jasmine e interpretada por la propia Naomi Scott. Su letra saca a relucir quién es la princesa y su situación en una poderosa interpretación. El hablar de esta canción me lleva a comentar la banda sonora de Alan Menken. Su soundtrack se representa con un nuevo estilo que la hace mucho más potente.

En términos de ambientación/escenarios decir que lo conseguido por Guy Ritchie es hermoso. Nunca antes la ficticia ciudad de Agrabah se había visto tan preciosa. Eso sí, donde mayor tiempo pasaremos será en el palacio. El vestuario es espectacular, mención especial para los diferentes trajes de Jasmine. Por otro lado, los efectos especiales utilizados para la creación de Genio y la magia quedan perfectamente conseguidos. También lucen mucho el mono Abu, el loro Iago (voz de Alan Tudyk), el tigre Rajah y la Alfombra Mágica.

En el reparto nos encontramos a Mena Massoud encarnando a Aladdin y llevando muy bien el peso del film. No obstante, aunque a su personaje no se le incorpora nada nuevo sí que gana en mayor presencia e interacción con la princesa Jasmine y el Genio. La princesa siempre destacó por su fuerte personalidad y actitud. Estas características son retenidas por Naomi Scott. Además se ahonda en las razones de su forma de ser y se resalta su encanto.

Por otro lado, mucho se criticaron las primeras imágenes de Will Smith como Genio. Por suerte, decir que los efectos lucen bastante bien e incluso aparece en su forma azul bastante más de lo que esperaríamos. Respecto a la interpretación, decir que Will Smith hace suyo al personaje. No trata de imitar a Robin Williams, sino de dar su interpretación y gracias a su carisma y corazón lo logra.

De Jafar me gustaría hablar por separado. Este villano no sólo se terminó convirtiendo en mi personaje favorito del Clásico, sino favorito de Disney en general. Así pues, mis expectativas eran elevadas… y aún más cuando los actores que le dieron vida en las seriesÉrase una vez en el País de las Maravillas’ y ‘Érase una vez hicieron una labor encomiable. Por suerte, Marwan Kenzari hace un gran trabajo. Estamos ante una versión mucha más comedida y decidido en sus intenciones. También se le internaliza más dándole un pasado y decisión. Sin embargo, hay un error al no mostrarlo controlando al Sultán como sucediera en la original. Aquí básicamente se da por hecho y esto resulta extraño cuando los demás personajes le exigen explicaciones de sus actos.

Por último, quedé con las ganas de algo que el antagonista hace llegado el clímax en la versión animada. Sin embargo, entiendo que esto fue debido a un cambio al respecto a la historia; cuando la vean lo comprenderán.

Conclusión.
Termino esta crítica de Aladdín (2019), no se dejen llevar por la pobre y poco atrayente publicidad. Aquí tenemos una gran película con la cual pasarán un rato divertido y entretenido. Tanto personajes como actores resaltan y la ambientación y los vestuarios resultan hermosos. Ya sea que seas fan del Clásico, te sientas atraído por estas nuevas adaptaciones de Disney y/o busques pasarlo bien, entonces, obtendrás mucho más de lo que esperabas.

Tráiler de Aladdín (2019)