Hasta siempre Jonathan Demme
Comparte con tus amigos










Enviar

DEP Jonathan Demme (1944-2017)

Este pasado miércoles nos dejaba uno de los directores imprescindibles de principios de los años noventa. Hoy le dedicamos el siguiente artículo homenaje sobre su carrera. Hasta siempre Jonathan Demme.

Ayer, miércoles 26 de abril de 2017, moría en Nueva York (Estados Unidos) a los 73 años Jonathan Demme, conocido mundialmente por ser el director de ‘El silencio de los corderos’ (1991), película protagonizada por Jodie Foster y Anthony Hopkins que fue premiada con cinco Oscars en la gala de 1992. Además, tres de esas cinco estatuillas se las repartieron entre Demme, Foster y Hopkins. Dos años después, en 1993, dirigió ‘Philadelphia’ con Tom Hanks, Denzel Washington y un Antonio Banderas recién llegado a Hollywood. Apuntar que Demme tenía un hermano menor, también director, Ted Demme. Ted murió en 2002 por un ataque al corazón provocado por una sobredosis de cocaína.

jonathan-demme-oscars-1992

La carrera de Jonathan Demme comenzó en los años setenta con producciones grindhouse para el peculiar productor independiente Roger Corman. A Corman lograría sacarle el dinero suficiente para un proyecto personal titulado ‘Luchando por mis derechos’ (1976), un film que protagonizaría Peter Fonda junto a un joven Scott Glenn. Años después se haría cargo de la película ‘El eslabón del Niágara’ (1979), una tediosa cinta de espías en un lugar realmente excitante con Roy Scheider y Christopher Walken. El resto de los años ochenta los pasaría entre la televisión y con algunas películas alejadas del tipo de cine que le dio la fama en la siguiente década como ‘Algo salvaje’ (1986) o ‘Casada con todos’ (1988).

En 1991 hereda un proyecto que inicialmente había levantado Gene Hackman y del que se deshizo Dino de Laurentiis, a la postre el largometraje más importante de su filmografía, la ya referida ‘El silencio de los corderos’ con Jodie Foster, Anthony Hopkins, Scott Glenn y Ted Levine. El film se llevó cinco de los siete Oscars a los que optaba, incluido mejor director y mejor película. Demme tardó dos años en volver a la gran pantalla con ‘Philadelphia’, y de nuevo fue un triunfo incontestable en la temporada de premios: dos Oscars de los cinco a los que era candidata, incluido el primero de la carrera de Tom Hanks.

jonathan-demme-and-tom-hanks

A partir de 1993, Demme dejó de lados los grandes proyectos para centrase en el cine documental. Hasta 1998, año del patinazo de ‘Beloved’, un intento de Oprah Winfrey de reciclarse en actriz seria. Este sonado fracaso lo alejó de la primera plana que ya no volvería a pisar hasta ‘La verdad sobre Charlie’ (2002), un remake de ‘Charada’ (Stanley Donen, 1963) aún más lioso que el original y que resultó otro traspiés importante con un casting imposible.

También dirigió ‘El mensajero del miedo’ (2003), remake de la cinta del mismo título de 1962 con Frank Sinatra. En 2008 llegó ‘La boda de Rachel’ con Anne Hathaway bajo un guión de Jenny Lumet (hija del cineasta Sidney Lumet).
En 2010 le fue diagnosticado un cáncer de esófago que logra mantener a raya hasta el año 2015. Aún y con todo, logró sacar fuerzas para hacer su última película a cines ese mismo año,Ricki con Meryl Streep. Una película que el mismo producía bajo el amparo de Clínica Estetico, su productora con nombre y errata en español.

Sirva este artículo como pequeño homenaje para Jonathan Demme, un alma libre que durante un tiempo voló con los poderosos. Ahora forma parte del gran salón de fama del cielo, encuadrando planos perfectos y su estrella seguirá brillando allí arriba por la eternidad.

jonathan-demme-director

Escucha nuestro último episodio del podcast