Marte (The Martian)
Comparte con tus amigos










Enviar

El legendario Ridley Scott se embarca con esta película en otra epopeya espacial. Ahora nos cuenta la historia de Mark Watney, un astronauta abandonado en el planeta rojo en la popular novela de Andy Weir conocida como “El Marciano”. Scott nos narra la increíble pericia de Watney intentando sobrevivir ante la posibilidad de que no le rescaten de su “exilio” en… ‘Marte’.

“No voy a morir aquí” (Watney)

marte-solo

Crítica de Marte (The Martian)

Después de bastante tiempo entre proyectos fallidos y otros interesantes, Ridley Scott retornó en 2015 con un pulso increíble para esta apabullante historia de supervivencia. Una historia basada en la novela de Andy Weir. Esta propuesta “marciana” fue, con total seguridad, una de las mejores películas de Scott en mucho tiempo. Hablamos de una destacada película no sólo por su enorme sentido visual, sino porque el director inglés sigue dando auténticas lecciones de narración. Este mismo film, en manos de otro realizador, seguramente hubiera sido otra historia más de supervivencia en el espacio.

Además, y al contrario de lo que cabría esperar, ‘Marte’ juega sus bazas de manera notable gracias al divertido (sí, han leído bien) guión de Drew Goddard. En este aspecto, la cinta de Scott no es una cinta de supervivencia hiperdramática (aunque tiene sus potentes momentos dramáticos) sino que juega con el optimismo y el humor del personaje de Matt Damon. Todo este humor se usa para lograr esperanzar al propio espectador a lo largo de sus 142 minutos. Así hasta llegar al sobresaliente clímax que gana mucha fuerza gracias al enorme tino de Scott y a la labor interpretativa de sus protagonistas.

Ahora bien, la mayor baza de Scott y Goddard es no caer en el abuso del humor de Mark Watney. Aquí tenemos a un hombre que, ante la situación de quedarse solo en el planeta rojo, acude a chascarrillos y comentarios. Watney usa esas “conversaciones” para mantenerse optimista ante el desolador panorama. Así pues, tanto el director como el guionista juegan genialmente sus cartas en la narración.

marte-equipo

Por otro lado, Ridley Scott ofrece algunos de los mejores planos de su carrera. En estos aspectos técnicos lucen mucho la fotografía de Dariusz Wolski, el excelente diseño de producción y la genial ambientación del planeta rojo (que se convierte en otro protagonista de esta notable cinta). Tampoco se puede olvidar la grandísima aportación musical de Harry Gregson-Williams. El compositor se reserva algunos de los mejores y más sobresalientes momentos de la película.

También hay que destacar a un reparto de actores notables. La única que se pierde totalmente es Kristen Wiig, que queda colapsada ante artistas de la talla de Jeff Daniels, Chiwetel Ejiofor o Sean Bean. Este trío actoral tiene mucha más presencia y motivos para estar en pantalla que Wiig. Sin olvidarme tampoco de Kate Mara y Jessica Chastain. Ahora bien, el alma del film es Matt Damon, el eterno “actor correcto”. Damon se pone de pie y brinda una interpretación llena de matices y carisma. Una actuación unida al enorme sentido del humor que le proporciona el script y que el actor usa sobresalientemente en el metraje.

Cierto es que el film tampoco está exento de fallos. Quizás el más llamativo de ellos es que ciertas secuencias de la NASA no terminan de encajar en el metraje, sobre todo aquellas que tienen que ver con los preparativos del rescate de Watney. Son secuencias que no acaban de funcionar, más bien por la cantidad de información que nos da el guión de Goddard que por el ritmo. Sinceramente, lo que hace es alargar un tanto (o más bien, retrasar) los momentos que nos importan.

“Temblareis ante mis poderes de botánica” (Watney)

marte-manual

En conclusión.
Termino esta crítica de Marte (The Martian), un film con el que Ridley Scott regresó de manera notable a su salsa (se deseaba desde el estreno de ‘Prometheus’ y ‘American Gangster’). Gran potencia visual, ritmo envidiable, actores de primer nivel y un film que, aunque no esté a la altura de ases como ‘Alien’ o ‘Black Hawk derribado’, si que puede presumir de haber sido de lo mejor de su año de estreno, el 2015.

Tráiler de Marte (The Martian)