El alienista
Comparte con tus amigos










Enviar

En el siglo XIX, a las personas que padecían una enfermedad mental se les consideraba alineadas de su auténtica naturaleza. A los expertos que las estudiaban, por lo tanto, se les denominaba alienistas. Daniel Brühl es… ‘El alienista’.

“En determinadas circunstancias, todos podemos ser violentos” (Kreizler)

Resumen.
A continuación, una breve descripción-sinopsis de los diez capítulos que componen la primera y única temporada (por el momento) de ‘El alienista’ vista en Netflix (TNT para EEUU) con sus respectivos títulos en castellano y sin importantes destripes.

1º.-El chico del puente:
La aparición del cadáver mutilado de un niño llamado Giorgio Santorelli hace que el alienista Lazslo Kreizler encuentre similitudes con la muerte nunca esclarecida de un antiguo paciente suyo… es entonces cuando decide investigar el caso con la ayuda de dos tenientes judíos (Marcus y Lucius), y una joven taquígrafa y secretaria de la comisaria (Sara).

2º.-Una asociación fructífera:
El hermano de Giorgio le cuenta a Sara un dato interesante acerca de su hermano. Mientras tanto, Lazslo comienza a reunir a un equipo para llevar a cabo una investigación paralela. Por su parte, John acude al burdel donde trabajaba Giorgio para continuar investigando por su cuenta.

3º.-La sonrisa de plata:
La aparición de otro cadáver lleva al equipo del doctor hasta las alturas de Nueva York, donde Sara logra crear un patrón acerca del posible modus operandis del asesino.

4º.-Pensamientos sangrientos:
Kreizler, cada vez más volcado en el caso, visita en un manicomio a un ex-paciente con denominadores comunes con el asesino. La madre de Giorgio recibe una perturbadora carta del asesino.

5º.-El estornino de Hildebrand:
Gracias a la carta y al patrón que pudieron trazar basándose en las fechas de los asesinatos, Kreizler estrecha el cerco entre varios sospechosos. El nuevo comisario Theodore Roosevelt quiere ya un nombre, y cuando aparece el hijo de una poderosa familia decide lanzarse personalmente a su caza.

6º.-Ascensión:
El fracaso en la caza del sospechoso de Roosevelt, hace que Kreizler y su equipo tramen un plan para que el verdadero asesino aparezca. Mientras tanto, el capitán Connor, ya despojado de su placa, vigila en las sombras a las órdenes del antiguo comisario Byrnes.

7º.-Varios hombres santificados:
Las mutilaciones del último cadáver, sugieren un vínculo que lleva a los investigadores hasta el oeste. Lo que allí descubran será clave para la investigación, pero ¿volverán todos vivos para contarlo?

8º.-Psycopathia Sexualis:
Dos hombres de pasado violento son los mayores sospechosos: ambos encajan en el perfil, uno de ellos fue dado por desaparecido y el otro se mudó a Nueva York hace años. Sara sigue la pista a éste último en un conocido domicilio dentro de la gran manzana.

9º.-Réquiem:
Los intereses por tapar el caso desde el principio van quedando cada vez más claros. La sangre inocente comienza a brotar. Por otro lado, Sara llega con sus pesquisas hasta la oficina del Censo, uno de los últimos lugares donde trabajó su sospechoso.

10º.-Un castillo en el cielo:
El asesino volverá a matar en breve, y esta vez será alguien muy cercano a Kreizler y John. El doctor se sincera sobre su pasado con Sara y todo se precipita hasta su final.

Crítica de El alienista

La serie que hoy reseñamos, en su primera temporada, llegó a España de la mano del gigante del streaming, Netflix. ‘The Alienist’ (en español, ‘El alienista’) se estrenó en EEUU por TNT el 22/01/2018. A nuestro país llegaría cerca de tres meses después, concretamente el 19/04/2018, tiempo suficiente para qué Netflix la lanzara ya doblada.

‘El alienista’ es una serie de diez capítulos con una atmósfera atrapante y reminiscencias a algunas de las series de intriga de culto vistas en los últimos años como puede ser el caso de ‘Penny Dreadful’ (2014-2016), de hecho, dos directores de aquella (James Hawes y Paco Cabezas) repiten aquí. La ciudad de Nueva York, recreada de una manera espectacular, lúgubre y peligrosa, es el marco donde se van dando cita todos los protagonistas de ‘El alienista’, todos ellos con lazos en común, ya fuera de su pasado en la Universidad, de heridas con las que cargan o de deudas pendientes.

Los tres protagonistas principales de la serie son: Daniel Brühl, Luke Evans y Dakota Fanning. Daniel Brühl es Lazslo Kreizler, el doctor/psicólogo, también llamado alienista y que da título al show. Brühl le da vida de forma sobria, controlada y con una mirada de perpetuo desafío. Cuesta un poco acostumbrarse, y ya no digamos identificarse, con su personaje… y Brühl no hace nada para que caiga bien, pero conforme pasan los capítulos vamos descubriendo las heridas (no sólo emocionales) que azotan los recuerdos de Kreizler. En varios momentos, él mismo confiesa que sabe que cae mal, pero qué ese es el papel que le ha tocado interpretar.

Luke Evans da vida a John Moore, un joven de buena familia que se gana la vida como ilustrador. Sin duda estamos ante el Watson de esta serie. Evans sabe ganarse muy rápido el plano, aunque su personaje no sea para nada un héroe de acción, más bien estamos ante alguien que pasa por la vida sin mojarse demasiado, hasta que acaba implicándose. Evans se gana el carisma y porte de la serie.

La tercera en importancia, nombre y personaje es Dakota Fanning como Sara Howard. Sara pasa por ser la primera mujer con un cargo de importancia en la policía de Nueva York y no lo tendrá nada fácil… pero su determinación, constancia y honradez harán que rápidamente se gane la confianza del nuevo comisario Roosevelt.

Al citado Roosevelt (sí, ¡el presidente Roosevelt!) lo interpreta Brian Geragthy con sobrada rectitud, decisión y cierto carisma. Sabemos en todo momento que estamos ante una figura dispuesta a cambiar a la policía y al país, pero que sabe que eso no se puede hacer de un día para otro. Su personaje da las órdenes pero no se implica en trabajo y acción, digamos que está lejos del héroe de guerra que venía de ser en el oeste. David Wilmot luce realmente bien en su rol del corrupto Capitán Connor. Su personaje, su engominada melena pelirroja irlandesa y su tremendo bigote llaman la atención desde el comienzo. Luciéndose más todavía y produciendo auténticos escalofríos tenemos a Ted Levine como Thomas Byrne. Levine aparece en siete episodios, y cada aparición suya va precedida del miedo y el respeto que sus antiguos hombres le tienen.

Por último, citar dos nombres que seguro llamarán la atención de todo buen fan del cine de los años ochenta y noventa: Sean Young y Michael Ironside. La primera como la señora Van Berger, una dama de la alta sociedad con un hijo ciertamente problemático. Young se dedica a pasearse con sus tocados y su perro, con un aire desasogador de madre sobreprotectora. Se deja ver en cuatro episodios, aunque nunca en más de una escena. Por su parte, un prácticamente irreconocible Michael Ironside da vida de forma literal al magnate J.P. Morgan. El shock de ver a Ironside será mayor dependiendo de los años en los que cada uno le perdió la pista. Su caracterización es magistral y su personaje clave, dictando lo que se debe y no se debe hacer en “su ciudad”. Tampoco sería justo dejar de mencionar, aunque sea fugazmente, las apariciones de intérpretes menos conocidos, pero de peso en la trama como son Douglas Smith y Matthew Shear (Marcus y Lucius Isaacson), los tenientes judíos de la policía socios de Keiszler.

En términos generales estamos ante una serie de intriga muy de nuestros días, hecha para atrapar el interés del espectador desde el primer momento y crear un suspense que le lleve a esperar con ansia el siguiente capítulo. ‘El alienista’ presenta tramas típicas de la figura del psicólogo como sí la maldad fuera intrínseca en la persona o se adquiera debido a lo que va viviendo. El personaje de Lazslo Kreizler quiere comprender lo que persigue y parece incluso estar dispuesto a hacer lo que hace el asesino para saber lo que siente y llegar hasta su mente. Con esa diatriba juega la serie durante algunos capítulos… sobre todo para llamar la atención acerca del peculiar estudio y forma de investigación de Kreizler.

Por otra parte, como estudio de personajes, se indaga especialmente en los principales (Kreizler, Moore y Sara). Todos tienes sus propias heridas, más internas que externas, y tendrán que sacarlas fuera para comprender al otro, y para comprender su cometido en el caso y en la vida… Ahora bien, más allá del drama, de la ambientación, de la carrera por encontrar al asesino o del estudio de personajes… también hace acto de aparición, de forma recurrente, un submundo tremendamente deleznable y permitido por las corruptas autoridades precedentes a Roosevelt (y que la mafia explota sin escrúpulos) me refiero a la explotación de niños, casi siempre desamparados o de familias muy pobres. Niños que son obligados a prostituirse y a los que se les da una falsa libertad y una vida de mentira con un dinero que ahora les parece mucho, pero que les llevará directamente a una vida marginal o a una muerte prematura.

Finalmente, la ambientación y el tono en general son notables. La recreación, ya sea nocturna como diurna del Nueva York de 1896 es majestuosa, se nota el empeño y los medios con los que han contado para ello, y lo bien que han sido invertidos. Por ponerle un “pero”, tan solo apuntar como hechos negativos las expectativas que genera en torno al asesino, y como esos mismos asesinatos (que solo se verá como se llevan a cabo en un capítulo) quedan en segundo plano en favor del estudio de los personajes y el aspecto de la investigación y el seguimiento de pistas. De igual manera, la identidad y el aspecto del asesino (aunque se especula durante capítulos con varios de ellos) no se desvela hasta última hora de la serie o un poco más, y es por ello que apenas hay tiempo para crear (con su aspecto o hechos) el miedo que vamos sintiendo… por mucho que luego tenga algunas escenas realmente impactantes a su cargo (una con un gato de por medio) tremendamente aterradoras y descolocantes.

En conclusión.
Finalizo esta crítica de El alienista, una serie que en ningún momento se hace pesada y a la que prácticamente no le falta de nada. Seguro gustará a los amantes de las pesquisas detectivescas y del estudio de la maldad humana. Sin duda merece la pena su visionado al ser un producto muy cuidado en todos sus aspectos, y que además contiene una buena colección de rostros conocidos de la gran y pequeña pantalla.

Tráiler de El alienista