Valkiria
Comparte con tus amigos










Enviar

Este es uno de los sucesos menos conocidos de los que tuvieron lugar durante la 2ª Guerra Mundial. El único de los múltiples atentados que sufrió Hitler y que casi tuvo éxito. En Cineycine os contaremos como un grupo de hombres decidieron hacer lo correcto para su país en las horas más oscuras. En el 10º aniversario de su estreno en salas recordamos la historia a través de los ojos de Bryan Singer y Tom Cruise. Los acontecimientos se desencadenan en… ‘Valkiria’.

“Estoy involucrado en cosas que supondrían alta traición, ¿está conmigo?”.-Coronel Claus von Stauffenberg.

Crítica de Valkiria

En julio de 1944 tuvo lugar un incidente que podría haber cambiado la historia para siempre. Un intento de asesinato por parte de los disidentes a Adolf Hitler. El plan consistía en eliminar a parte del alto mando reunido en la Guarida del Lobo (Prusia Oriental) y también al propio Hitler. El Führer se encontraba reunido con sus militares de rango para evaluar la situación tras el desembarco en Normandía.

En relación con lo anterior surgieron las maniobras del Ejército rojo en la Unión Soviética. Todo esto activaría la denominada “Operación Valkiria”. Esta era una orden para que, en caso de disturbios civiles, el ejército de reserva tomara el control de las calles de Berlín. Se pretendía asegurar al gobierno en caso de asesinato. Sin embargo, los conspiradores cambiaron parte de la orden. Su objetivo era asegurarse que las SS quedaran excluidas y expuestas como los supuestos artífices del crimen. De esta forma, se eliminaría a la parte más fiel al régimen nazi. Sin embargo, Hitler sobrevivió al atentado y obligó a los conspiradores a replegarse. Finalmente, fueron juzgados y ejecutados.

Esta historia fue descubierta a través de los diferentes informes recabados por los aliados al invadir Berlín. También descubrieron que ya se habían intentado sin éxito otros magnicidios. El suceso fue llevado a la televisión en formatos de miniserie, sobre todo en Alemania. Su salto al cine costó un poco más. Tom Cruise (con su antigua socia, Paula Wagner) se sintió atraído por la operación y, a través de United Artists, decidió llevarla a la gran pantalla. Era una etapa en la que Cruise buscaba demostrar que era más que un actor de acción. Finalmente, acabó contactado con los directores Bryan Singer y Christopher McQuarrie. Este último ha terminado siendo el compañero de fatigas de Cruise en casi todas sus últimas producciones.

Tras haber saboreado el éxito y el fracaso, Bryan Singer volvió a lo “sencillo”. ‘Valkiria’ pone de manifiesto que se puede hacer un thriller sólido y eficaz, aun a sabiendas del fatídico final de sus personajes. Además, Singer demuestra que es mucho más que un cineasta de grandes producciones. Recordemos que ya había dirigido dos films modestos como ‘Sospechosos habituales’ (1995) y Verano de corrupción (1998). Luego dio el salto al estrellato con X-Men (2000) y su secuela. Por su parte, Christopher McQuarrie se ocupó del guión junto al principiante Nathan Alexander. Ambos nos cuentan con gran eficacia y enorme precisión los entresijos del intento de magnicidio. Todo a través de la figura de Claus von Stauffenberg.

Stauffenberg era un coronel que perdió varios dedos de la mano izquierda, su mano derecha y el ojo izquierdo en África. Su figura demostraba a sus superiores cierta degradación a como la guerra se iba desenvolviendo a favor de los aliados. Además era un padre de familia cristiano que solo quería lo mejor para su país. Por ello, no dudó ni lo más mínimo en unirse al grupo de disidentes. Tom Cruise lo interpreta en el film. El actor exhibe una enorme capacidad de compartir pantalla con un casting importante. Una mezcolanza de actores ingleses, alemanes y estadounidenses. Además, Cruise imprime un gran carisma a un personaje bastante desconocido dentro de la historia.

El elenco fue asegurado por el propio Bryan Singer. Este es un reparto de nombres de peso como Kenneth Brannagh, Bill Nighy o Terence Stamp… Todos ellos demuestran su profesionalidad y nivel. Singer sabe dirigirlos muy bien. Por su parte, McQuarrie y Alexander les dan cierta humanidad y nos exponen las motivaciones que los llevaron a tomar decisiones trascendentales.

Todo el film está envuelto por la atmósfera candente que imprime Bryan Singer. El cineasta maneja una constante sensación de contrarreloj con una gran planificación visual. La filmación se ve apoyada por el montaje y la música de John Ottman. Ottman va guiando el constante tic-tac en el que los personajes son conscientes de que pueden pillarles en cualquier momento. Se crea así una amenaza continúa. Recordemos que las SS y la Gestapo eran los brazos del régimen y hacían redadas nocturnas para arrestar a toda persona sospechosa.

En el apartado del diseño de producción decir que el film fue rodado casi íntegramente en Alemania. Todo es realmente convincente, desde los uniformes hasta el uso de vehículos auténticos como cazas y aviones de transporte. Además, se llegó a rodar en el antiguo centro de la Stasi, un antiguo cuartel general del ejército alemán durante los años 30 y 40. De esta forma se consiguieron recrear los diferentes lugares y centros de comandancia alemanes de la época.

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Valkiria, una película muy eficaz y notablemente filmada. Tom Cruise está impecable en un rol atípico. A su lado, un casting de actores sólidos cumpliendo notablemente sus roles y dirigidos con pulso por un Bryan Singer en estado de gracia. Sin olvidar el guión de McQuarrie y Alexander que humaniza y da a conocer uno de los sucesos más desconocidos de la Historia.

Tráiler de Valkiria