Una escapada perfecta
Comparte con tus amigos










Enviar

Una pareja felizmente casada y enamorada, una paradisíaca luna de miel en Hawai y sus islas. Todo tiene muy buena pinta, además “nunca pasa nada malo en Hawai”, entonces, ¿Qué demonios podría salir mal? Descúbrelo en… ‘Una escapada perfecta’.

“Cojonudo”.-Nick.

Timothy Olyphant

Crítica de Una escapada perfecta

Este film es de esas cintas que sólo nos sirven para pasar el tiempo una tarde sin mucho que hacer. Verla no supone ningún aporte nuevo más que disfrutar de sus hermosos y fabulosos paisajes de un Puerto Rico disfrazado de Hawai (en concreto, el exuberante Parque Nacional “El Yunque”) más el añadido de una trama de asesinos. Así las cosas, esto es como ver una emisión de “Supervivientes” pero con criminales integrados en el grupo, en vez de con famosillos de rastrillo que se ponen verdes unos a otros por la espalda.

Ahora bien, lo cierto es que pasamos un rato entretenido escuchando las aventuras que, como soldado, tuvo el personaje de un sobradísimo Timothy Olyphant en su rol de Nick. Amén también de prestar oídos a la mala suerte que, con los guiones, tiene Clifford, el escritor interpretado por Steve Zahn; esto último da pie a alguna que otra referencia cinematográfica que será discutida por los protagonistas. De esta forma, contemplando paisajes y escuchando historietas, transcurre la película… hasta que la cosa estalla, entonces todo se sale de madre y es cuando el film despierta nuestro máximo interés por recordar lo pasado y encajar piezas como si fuéramos el mismísimo Sherlock Holmes…

Aguantadas las chanzas de Nick y los lloros de Clifford llegaremos como digo a lo mejor del film. Llegaremos a la parte en la que la acción, el suspense y la emoción pasarán a dominar la pantalla y nos golpearán de forma dura, pero no lo suficiente para dejarnos KO totalmente. Todo ello fruto de la inspiración que al director y guionista, David Twohy, le vino durante sus vacaciones en la lujosa isla de Kauai (Hawai). Allí comenzó a imaginarse un complicado thriller de engaños continuos por parte de dos asesinos en serie que persiguen y eliminan a sus víctimas. Todo muy “exótico”.

En el plano interpretativo, y además de los ya citados Timothy Olyphant y Steve Zahn, es obligado también resaltar el papel protagonista de Milla Jovovich en plan víctima dispuesta a ser pasada a cuchillo como la mujer del personaje de Zahn. Lo mismo le sucede a la actriz Kiele Sanchez en el rol de la novia de Nick. Para los más curiosos, atención también al pequeño rol de Chris Hemsworth en la que fue una de sus primeras películas en Hollywood (la segunda o la primera, cuestión de fechas y fuentes). Hemsworth interpreta a Kale, un tipo rudo y áspero que se deja ver en compañía de otra mujer, Marley Shelton como Cleo. Lógicamente, estos tres actores y actrices están todos ellos emparejados entre sí, buscando con toda la intención engañar al público a la hora de decidirse al asignar a su pareja sospechosa.

Una escapada perfecta

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Una escapada perfecta, un film que no pasará a la historia del cine ni tampoco a la historia personal de los actores protagonistas. Recomendada únicamente para los fans completistas de Milla Jovovich & Chris Hemsworth, y para los amantes de formatos tipo “Supervivientes” con el añadido de meter a unos asesinos por medio. El tema no da para mucho más aunque el director sea David Twohy, autor e impulsor de “La Saga Riddick”.

Tráiler de Una escapada perfecta