Sucker Punch
Comparte con tus amigos










Enviar

¿Es Zack Snyder un visionario? Unos te dirán sin dudarlo que “sí”, y otros también sin dudarlo te dirán que “no”. Yo no creo que sea un visionario, pero si que reconozco que sus films son altamente espectaculares y bien valen el precio de las entradas. En esta ocasión, Snyder “sueña” una aventura increíblemente fantástica que se mueve a ritmo de videojuego, anime y de los mandobles que reparte Babydoll. Bienvenidos a… ‘Sucker Punch’.

“Todos tenemos un ángel que nos protege y que aparece en los lugares y momentos más extraños”.-Babydoll.

sucker-punch-babydoll

Crítica de Sucker Punch

Todos aquellos que, como yo, sean amantes de los videojuegos, el anime y las señoritas guapas vestidas con ropas sexys escupiendo plomo y repartiendo cera… estamos francamente de enhorabuena con ‘Sucker Punch’, y debemos dar las gracias a Zack Snyder por firmar tan flipante película, ni más ni menos. Porque esta película es todo un homenaje a los videojuegos, al anime y a las guapas señoritas.

La película arranca con un inicio desgarrador en el que, a cámara lenta y con un estilo de total videoclip y casi sin diálogos, se nos introduce rápidamente en la historia. A partir de aquí, seremos testigos de increíbles y alucinantes capítulos de acción que tendrán lugar gracias a la capacidad de soñar e “hipnotizar” a los demás que tiene la joven protagonista.

Las secuencias de acción están fabulosa y fantásticamente bien filmadas. Son unas secuencias de “toma pan y moja” con especial mención al enfrentamiento inicial de Babydoll con los gigantescos robots samurais. Todo un espectáculo de sacarse el sombrero y toda una declaración de intenciones de lo que nos espera luego. Es cierto que hay mucha cámara súper-lenta y secuencias al estilo ‘Matrix’, pero no es menos cierto que en ‘Sucker Punch’ todo ello está puesto a disposición del público, para que disfrute al máximo viendo como la guapísima Babydoll, y sus compañeras, escupen plomo y mamporros a partes iguales con un vestuario de ensoñación manga.

Sucker Punch

Absolutamente todo en este film está puesto a disposición del espectador para que goce viendo acción por un tubo, chicas guapas y escenas y escenarios espectaculares. Cuando un director te ofrece semejante espectáculo audiovisual en pantalla uno lo que tiene que hacer es aplaudir. Todo lo que se podía esperar de ‘Sucker Punch’ es dado en pantalla, todo… creo que no sería justo pedirle nada más a esta clase de cinta. Sinceramente, el espectáculo que ofrece esta película y su disfrute bien vale y de sobra su visionado. Ahora bien, abstenerse de verla aquellos que no comulgan con el tipo de cine que hace Zack Snyder porque, sinceramente, creo que esta no es su película y estarían perdiendo el tiempo.

Varias son las influencias o fuentes de las que bebe ‘Sucker Punch’. Entre ellas las más sobresalientes son los videojuegos: presentes no sólo en las escenas de acción o en el diseño de determinados robots/armamento, sino en el propio guión/historia del film que está estructurado básicamente como si de un videojuego se tratara (buscar objetos en alucinantes misiones a los que dar un determinado uso final). Los mangas: estas influencias japonesas las encontramos casi desde el principio en lo que es el vestuario de colegiala de Babydoll y del resto de espectaculares atuendos de sus compañeras de misiones (todas ellas con trajes bien ceñidos, medias negras o de rejilla…). Además, también es notable su influencia (al igual que sucedía con los videojuegos) a la hora de diseñar el armamento y los robots (sin ir más lejos, el diseño del robot que un momento determinado pilota Blondie parece sacado de las primeras aventuras de Goku contra el ejército de la cinta roja).

Sucker Punch

Más influencias las encontramos en ‘Matrix’ y los videoclips: a la gente le podrá gustar o no el film de las hermanas Wachowski, pero lo que nadie puede negar es su posterior influencia en cientos de films a la hora de rodar determinadas escenas de acción. Y es que la cámara “súper lenta” y el estilo videoclipero están aquí presentes, en según que acciones, para que no perdamos detalle de cómo Babydoll (especialmente de ella) y sus amigas se cargan a cientos de enemigos sin que se les caiga ni una sola de sus pestañas postizas.

Remata el film una BSO igual de disfrutable que la propia cinta. En ella podemos encontrar temas de Anny Lennox (“Sweet Dreams”), Björk (“Army of Me”), Roxy Music (“Love Is The Drug”), Jefferson Airplane (“White Rabbit”) e incluso Queen (“We Will Rock You”). Estos, y otros temas, están convenientemente adaptados a lo visto en pantalla, e incluso algunos de ellos versionados y cantados por la propia Emily Browning como: “Sweet Dreams”, “Where Is My Mind?” o “Asleep”.

Sucker Punch

“Os necesito para escapar de aquí”… Chicas malas.

Forman el equipo de ‘Sucker Punch’ las jovenzuelas Emily Browning, Abbie Cornish, Jena Malone, Vanessa Hudgens y Jamie Chung. Las escolta el veterano Scott Glenn y Carla Gugino hace de doctora polaca.

Emily Browning da vida la jovencita encerrada en el psiquiátrico Lennox y que se transforma en la poderosa Babydoll. Así pues, Emily tiene un doble papel radicalmente diferente el uno del otro. Como jovencita pesarosa y desgraciada, se limita a “poner caritas” de niña buena que está siendo devorada por los lobos que la acorralan… y como Babydoll, por el contrario, realiza todo un despliegue físico repartiendo mandobles de espada y haciendo a su pistola escupir fuego del bueno. Realmente, Emily es la que más sobresale en la película. Película que, dicho sea de paso, lo pone casi todo a su servicio y al de su espectacular personaje de Babydoll enfocándola desde gran variedad de planos.

Emily Browing

Abbie Cornish da vida a Sweet Pea que, con permiso de Babydoll, es la otra protagonista que tiene un mayor lucimiento, tanto en “la vida real” como en “el mundo de ensoñación” construido por el personaje de Emily Browing. Abbie lleva a cabo en ambos mundos una dura interpretación muy acorde con su personaje, un personaje al que la vida le ha hecho llevar una coraza casi impenetrable.

El resto del equipo lo forman Jena Malone, Vanessa Hudgens y Jamie Chung como Rocket, Blondie y Amber, respectivamente. Entre ellas la que más destaca es Jena Malone como Rocket, una chica con ansias de libertad que se encuentra bajo la protección de Sweet Pea y que ve en la jovencita recién llegada una oportunidad para salir al exterior. La verdad es que todas las chicas están francamente bien en lo que sus respectivos papeles les piden, y todas tienen sus buenos momentos de gloria.

Sweet Pea

El veterano de mil rodajes Scott Glenn se mete en la piel de “jefe de las chicas” en el fantástico y terrible mundo en el que estas llevan a cabo sus misiones. Glenn es todo un aval de profesionalidad y buen hacer, y aquí lleva a cabo una sorprendente interpretación con un personaje camaleónico y adaptado a cada misión. Un hombre que sabe lo que puede esperar de sus chicas a las que motiva antes de cada “fase” con unas buenas frases sentenciadoras y motivadoras.

Finalmente, destaca la aparición en este lado de la acera de Carla Gugino como la doctora polaca Vera Gorski. Si pueden, vean el film en VO para escuchar como Gugino dota a Vera de su correspondiente acento del este.

Sucker Punch

En la acera de los malos merecen especial atención los personajes de Oscar Isaac, Malcolm Scott y Gerard Plunkett. Oscar Isaac interpreta a Blue Jones. Este tal “Jones” es un celador cabronazo en el mundo real y dueño de una sala de fiesta tipo ‘Burlesque’ con aire de prostíbulo en el “mundo imaginario”. La doble interpretación de Isaac es muy buena y nos hace cogerle un odio terrible a sus dos personajes. Por lo tanto, objetivo cumplido el de Oscar Isaac.

Atención también al personaje del poco conocido Malcolm Scott que en esta película encarna el rol de “el cocinero”, un tipo gordo como un tonel y muy malvado que recuerda a ciertos personajes vistos en videojuegos como ‘Clock Tower 3’ o ‘Dead Rising’ (aquel mítico carnicero psicópata al que teníamos que pulirnos en su propia cocina). Finalmente, breve en pantalla es el papel que tiene Gerard Plunkett como baboso y nauseabundo padrastro abusador del personaje de Emily y del de su hermanita pequeña. Plunkett, en sus minutos en pantalla (especialmente al principio), también lleva a cabo una buena actuación logrando convertir a su personaje en todo un ser despreciable para el espectador.

La verdad es que estos y otros tipos malos y babosos que pululan por el film lucen francamente bien y ayudan considerablemente en el desarrollo del mismo. Siempre se dice que todo héroe o heroína necesita de unos buenos villanos y estos lo son, vaya si lo son… seres despreciables enfrentados a unos “ángeles” que buscan ayuda y refugio en el espectador y en su mundo de fantasía…

“Si no tenéis una razón para vivir… tendréis mil razones para morir”.-Wise Man.

Sucker Punch

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Sucker Punch, un film visualmente espectacular, fabuloso e increíble que hará las delicias de los que somos fanáticos de los videojuegos, el manga y las chicas guapas. Un film que da todo lo que promete su tráiler y mucho más… A día de hoy ya es considerado por muchos aficionados como un film de culto. Un espectáculo de primer nivel desde que empieza hasta que acaba. Totalmente recomendada.

Tráiler de Sucker Punch