Star Wars. Episodio VI: El retorno del Jedi
Comparte con tus amigos










Enviar

El epílogo de la trilogía galáctica más famosa de todos los tiempos llegó con ‘El retorno del Jedi’, una película que no sólo daba respuesta a las incógnitas que quedaron en el aire tras la anterior entrega, sino que abrió todo un mundo de posibilidades para futuros directores.

el-retorno-del-jedi-luke-skywalker

Crítica de Star Wars. Episodio VI: El retorno del Jedi.
Cuando los espectadores salimos del cine tras ver El Imperio contraataca‘, muchas preguntas y anhelos habían quedado pendientes de resolver. El terrible destino de Han Solo, la aparente victoria de Darth Vader tras rebelarle la verdad a Luke, las dudas de Yoda ante el inminente enfrentamiento con el Emperador… Con ‘El retorno del Jedi’ el equipo de guionistas encabezado por George Lucas tenía mucho trabajo que hacer y además el reto de igualar o superar lo que habíamos visto en la anterior entrega. ¿Lo consiguieron? Pues la respuesta es un tanto agridulce, ya que en algunos puntos estamos ante una trama que alcanza algunos objetivos y se queda a medio camino de otros.

Entre los aspectos positivos tenemos el asalto a la fortaleza de Jabba o el enfrentamiento a tres bandas entre Luke, Darth Vader y el Emperador, secuencias que alcanzan un clímax extraordinario. Pero hay otros elementos no tan sobresalientes como la historia de los Ewoks o el infame trato que recibe el personaje de Han Solo, que pasa de ser un antihéroe muy bien trabajado a convertirse en un secundario con muy pocas líneas. Harrison Ford hizo lo que pudo, pero no le dieron facilidades. Es cierto que el detalle y el mimo a lo largo de todo el metraje se mantienen, pero hay suficientes altibajos como para salir del cine pensando que algo falla.

el-retorno-del-jedi-han-solo

El reparto se mantiene prácticamente igual que en la anterior entrega, a fin de cuentas estamos ante la continuación de una historia que había quedado inacabada. Pero sí tenemos personajes nuevos como el General Akbar, Jabba el Hutt o sus malvados sicarios, que si bien podrían haberse aprovechado un poco más deparan buenos momentos. Y por supuesto los Ewoks, esos bichos peludos amados por unos y muy cansinos para otros, entre los que me cuento. En el caso de Luke Skywalker hay que decir que su cara llena de cicatrices era producto de un accidente que había tenido Mark Hamill poco antes de finalizar el rodaje, lo que no había conseguido Darth Vader casi lo consigue un coche.

el-retorno-del-jedi-ewok

El buen trabajo de Frank Oz con Yoda se mantiene intacto, marcando uno de los grandes puntales de la película, pero también podemos encontrar numerosas criaturas inspiradas en su trabajo a lo largo de la película. Y claro, el propio Jabba el Hutt es el mejor ejemplo, ya que hablamos de una compleja marioneta que estaba manipulada por seis marionetistas, cinco de ellos en su interior. Cierto es que los años no pasan en balde, pero a día de hoy sigue teniendo más magia esa marioneta de Jabba que el pufo digital que Lucas incluyó en las nuevas remasterizaciones.

el-retorno-del-jedi-jabba

Curiosamente estamos ante una tercera entrega que no deja indiferente a nadie. Para muchos fans es la mejor de toda la trilogía original, pero para muchos otros se trata de una película que da un paso atrás respecto al gran trabajo realizado en El Imperio contraataca‘. Yo me encuentro entre los segundos, ya que hay elementos que me parecen poco trabajados y, sobre todo, partes de la trama que liquidan ese punto de oscuridad que se había alcanzado en la anterior película, convirtiéndola en un producto más “infantil”.

No obstante, el apartado visual es extraordinario, incluso pasados más de treinta años sigue manteniendo esa magia inconfundible que ha convertido “Star Wars” en el referente que es. Secuencias como la persecución de motos en Endor o el asalto a la Estrella de la Muerte son momentos inolvidables para cualquier amante del cine. Y claro, siempre con la maravillosa música de John Williams de fondo, un genio sin el cual esta saga jamás habría llegado tan alto.

el-retorno-del-jedi-emperador

Conclusión.
Aunque en mi opinión expuesta a lo largo de esta crítica de Star Wars. Episodio VI: El retorno del Jedi, la película no alcanza el nivel logrado porEl Imperio contraataca‘, sí considero que estamos ante una notabilísima entrega de “Star Wars”. Recuerdo que cuando salí de la sala con diez años me sentía eufórico, maravillado. Es con el paso de los años, con innumerables revisionados, que uno consigue hacer un balance ponderado de esta saga. Pero esa magia que me cautivó siendo un niño sigue ahí, en cada fotograma de la película.