Spotlight
Comparte con tus amigos










Enviar

Basada en una investigación del grupo de periodistas del Boston Globe, esta película nos cuenta cómo la Iglesia tapó diversos casos de abusos sexuales a menores, y de cómo este grupo de reporteros empezó a indagar para conseguir la noticia y que la verdad saliera a la luz. El film está dirigido con brío por Tom McCarthy y cuenta con un reparto sólido con nombres como Mark Ruffalo o Michael Keaton. ‘Spotlight’ es una buena muestra de que aún queda buen cine.

foto-grupal-spotlight

Crítica de Spotlight.
Con ‘Spotlight’ Tom McCarthy resucita el género periodístico con el inquietante y escabroso suceso real que tuvo lugar entre 2001 y principios del 2002, cuando el nuevo editor del Boston Globe, Marty Baron, mandó a sus periodistas de “Spotlight” para que se dedicaran a sacar a la luz pública las noticias más oscuras con el fin de incrementar las ventas. De esta forma, tuvo lugar la investigación de un supuesto abuso de menores por parte de un sacerdote parroquial. Este hecho destapó una enorme red de sucesos escabrosos a lo largo de Boston que se convirtió en noticia absoluta en su salida a principios del 2002.

Como suele pasar siempre, las historias basadas en hechos reales suelen ser “carne de Oscar”, es decir, películas preparadas para ello… Sin embargo, en ocasiones, sus responsables olvidan el hecho de ganar premios y tan solamente quieren contar una buena película. Este es el caso que tenemos aquí con un film rodado con brío, a un estilo clásico (el film es investigación periodística pura y dura) y armado de un buen plantel de actores donde destaca un resucitadísimo Michael Keaton. Un Keaton a quien Hollywood olvidó… pero que, ahora, se dan cuenta de que “aquel Batman” es un buen actor, un actor capaz de afrontar personajes más allá de la máscara y la capa, algo que ya demostró en Birdman y que aquí lo vuelve a dejar claro. También sobresalen Mark Ruffalo, el cinismo de Stanley Tucci y la nominada al Oscar Rachel McAdams a un buen nivel.

spotlight-reunion

Sin embargo, y a pesar de sus buenas y variadas virtudes, uno no puede dejar de sentir que Tom McCarthy es muy frio a la hora de mostrar ciertos detalles escabrosos, es decir, falta cierto impacto en el espectador y también una profundidad mayor en los personajes que pululan por la cinta: aunque son carismáticos y su desarrollo es loable, no se sabe nada más allá de las pocas secuencias relacionadas con su vida personal (véase al personaje de Mark Ruffalo; su Rezendes tiene carisma y el actor logra una interpretación bastante buena, pero poco se sabe de él, salvo que su novia y él están en un proceso de distanciamiento). También le pasa un poco lo mismo al personaje de Michael Keaton, a excepción de un par de amigos, parece que también es otro solitario. En general, el tratamiento de los personajes y el impacto de la noticia en sus vidas privadas es nulo, esto es así porque, como acabo de comentar en esta crítica de Spotlight, no se nos ofrece mucho sobre ellos.

spotlight-robbie-y-rezendes

En conclusión.
‘Spotlight’ es un buen film periodístico basado en hechos reales. Un film donde su dirección y su guión funcionan, pero que, sin embargo, se queda rozando la superficie en términos de profundidad de personajes. Unos personajes que, a pesar de estar interpretados por un reparto de actores loables y creíbles, no terminan de estar todo lo bien dibujados que deberían haber estado.

spotlight-grupo