Shoot ‘Em Up (En el punto de mira)
Comparte con tus amigos










Enviar

Michael Davis no tenía nada en su filmografía que hiciera presagiar que un buen día escribiría y dirigirá, ambas cosas con mano firme y diversión a raudales. Un largometraje que dotará de frescura al cada vez más denostado y monótono género de acción, con ración extra de tiros, sangre, chistes malos y zanahorias asesinas. Nos llega ‘Shoot ‘Em Up’.

Shoot em Up

Crítica de Shoot ‘Em Up (En el punto de mira).
A ciencia cierta no entiendo por qué el resto del mundo no disfruta como yo de films como este. Ya pasó hace más de 14 años con la infravalorada ‘El último gran héroe’ del gran “Chuache”, donde a base de reírse de los tópicos del género nos lo pasábamos en grande. Por esos tiempos, el público respondió dándole la espalda al film, y de nuevo con ‘Shoot ‘Em Up’ se cumplió la profecía, otro fracaso inmerecido. Sinceramente, no me cabe en la cabeza como el mismo público que hizo un éxito de esa mediocridad que es Crank, de la espalda a una obra muchísimo mejor y superior en todos los aspectos como es este film. Un film protagonizado por el que pudo ser el nuevo Bond, Clive Owen, riéndose del estereotipo de tipo duro de película incluso de su papel como Theo en la reciente Hijos de los hombres, y demostrando todo el talento que lleva dentro por si no lo hubiese hecho ya en sus anteriores trabajos. Yo sólo puedo decir que si queréis que vuestro corazón se acelere y la vida se os haga más amena sentaos en una sala de cine a disfrutar de ‘Shoot ‘Em Up’.

Para empezar, citaré al que seguramente sea un crítico que sepa millones y trillones de veces más de cine que yo que al ver esta cinta dijo: “Un montón de basura que no merece la pena”. Bien, no puedo estar más en DESACUERDO con este tipo, del que, por su propia seguridad, no revelaré su nombre porque ya tendrá bastante el hombre con trabajar en el New York Times y llamarse A.O. Scott como para que yo le de más dolores de cabeza. Ya que yo al ver ‘Shoot ‘Em Up’ -aquí con la coletilla añadida de (En el punto de mira)- sólo puedo sentir un agradable regustillo a diversión de la buena y desfase bestial, la diferencia entre el film de Davis y, por ejemplo, cualquiera de las últimas bazofias… perdón películas de Steven Seagal es que en esta te ríes de lo absurda que pretende ser y de las de Seagal te tronchas de lo patéticas que son.

Shoot em Up

Para empezar, ‘Shoot ‘Em Up’ no se toma en serio asi misma ni un sólo segundo, ya desde el primer tiroteo que se ve interrumpido por el parto del bebé que custodiará Smith durante todo el metraje, vemos como aquí todo es desmesurado desde una zanahoria atravesando el cerebro de un esbirro maligno… a Smith seccionando el cordón umbilical de un tiro. Todo está elevado al cubo de lo irreal, hasta los momentos llamados de transición que pretenden ser entrañables son grotescamente divertidos como por ejemplo: Smith enseñando al bebé como funciona un arma ante la sonrisa de este o como nuestro abnegado héroe busca ayuda en una prostituta lactante llamada DQ que conoce por esas coincidencias de la vida (y de la pluma de su guionista) que no es otra sino Monica Belluci (bella como siempre), la cual primero se resiste pero luego cae rendida a los encantos de un tipo tan duro como Smith (confirmando que se puede ser duro teniendo una zanahoria permanentemente en la boca).

Venga al tema que me lio, pues entre tiroteo y tiroteo, música chunda-chunda y más zanahorias por aquí y por allá la trama sigue avanzando a base de set pieces de acción non stop y de forma cada vez más amena. En esas yo que me quedaba sin Coca cola y Cheetos así que mandé a un amigo a comprar más provisiones.

Monica Bellucci

¡Bien! mi colega vuelve con provisiones y de paso le digo que se ha perdido un polvo de Smith con DQ que mientras estaban en el asunto seguía matando malos, mandado a tomar viento la leyenda urbana de que los hombres no sabemos hacer dos cosas a la vez ¡¡Toma yaaaaaa!! Poco a poco nos vamos dando cuenta de que entre casquillos de balas y cadáveres a tutiplen hay argumento, medio chungo y cogido por pinzas, pero lo hay, el tema llega hasta altas esferas del gobierno de Estados Unidos (tranquilos no os lo destriparé). También está el hecho de que vamos conociendo más datos acerca del pasado de Smith y de por qué es el tipo más enojado y con menos aficiones del mundo así que esto tampoco os lo destriparé, pero como es un homenaje al cine de acción ochentero solo tenéis que pensar que tipo de héroes abundaban en aquellos cada vez mas lejanos y añorados tiempos. Como Smith empieza a sentirse atraído por DQ, la lleva junto al bebé a un lugar seguro, a casa de su mejor amigo, diréis vosotros… ¡pues no! La mete en un tanque, ¿qué lugar más seguro puede haber? Pues seguramente ninguno, digo yo y piensa Smith. En esas Hertz (Paul Giamatti sobreactuadísimo y más cabreado que Melendi en un vuelo internacional sin alcohol) se va quedando sin esbirros por lo que llama al 555-malosos con domicilio en toda USA y le surten de unos 60 hombres a un módico precio con descuento por ser cliente Vip. Ya tenemos más tipos que Smith matará de diversas y tronchantes formas tales como un disparo al corazón, disparo a la cabeza, voladura de los sesos a quemarropa, en caída libre desde un avión con su propio paracaídas o insertándole una zanahoria en la cuenca de los ojos… ya ven variedad ante todo, ¡imposible aburrirse!

Hasta ese momento hemos pasado unos 70 minutos adrenalíticos al máximo y llega el clímax que, por si eso fuera poco, promete pasar a la historia de los mejores finales del género, con tortura al bueno incluida, casi tan chunga como cuando el asmático llorón le rascó los huevos a James Bond en la sensacional Casino Royale‘. Para culminar con un tiroteo nunca visto en la historia, ¿se pueden disparar balas sin una pistola? Ya veréis que si y, por favor, no lo intentéis en casa

Shoot em Up

En resumidas cuentas.
Todo lo visto y comentado en esta Shoot ‘Em Up (En el punto de mira). te deja como ya dije en la intro, una sensación de plenitud y diversión que pocas cintas logran hoy en día y que nunca viene mal, ¿por qué… qué es el cine sino diversión? Pues eso, a divertirse se ha dicho.

Curiosidades.
-Davis tenía escrito el guión de una segunda parte que tras el fracaso en taquilla difícilmente se podar llevar a cabo, una pena porque yo no me la hubiese perdido.
-La historia para ‘Shoot ‘Em Up’ se le ocurrió a Michael Davis mientras veía el film de John Woo, ‘Hard Boiled’, justo la escena en que Chow Yun Fat sujeta a un bebé en el hospital mientras despacha a unos  malos.
-En la cinta mueren más de 100 personas y se usaron unas 25.000 balas de fogueo.
-Clive Owen ha expresado públicamente y después de leer el guión de la segunda entrega (donde hay más muertes geniales, mucha más hemoglobina y súper ración de zanahorias) que estaría encantado de protagonizar una secuela, pero el escaso éxito del film, auguran que tal hecho no se producirá.
-En la huida de Smith de los malosos del inicio, se puede ver un letrero de neón en rojo que primero tras los disparos de Smith queda con las palabras “FUCK U” (que os jodan, en inglés) y más tarde tras los disparos de Hertz queda como “FUCK U TOO” (que te jodan a ti también).

Las escenas: El tiroteo en Hammerson y el clímax final.

Frases memorables:
“¿Qué hay de nuevo viejo?” (Smith a Hertz antes de un bonito reencuentro).