Los Increíbles 2
Comparte con tus amigos










Enviar

“Creo que las personas se reconocen en estos personajes y por eso se enamoraron de ellos de forma tan incondicional. Lo cierto es que tanto el primer film como esta secuela son historias sobre una familia”. Brad Bird presenta… ‘Los Increíbles 2’.

“Queremos combatir el mal”.-Dash.

Crítica de Los Increíbles 2

En el año 2004 Brad Bird consiguió apuntarse un fenomenal éxito conLos Increíbles’, una sorprendente cinta de animación que homenajeaba al género superheróico (especialmente a Los 4 Fantásticos). El público se quedó con ganas de más y aquí tenemos de regreso a la increíble familia Parr dispuesta a vivir nuevas aventuras.

Para empezar, esta secuela arranca directamente justo al final de los sucesos del primer film, y lo hace sin ningún tipo de salto ni avance temporal. De la misma manera, se mantiene el estilo cartoon de la animación y todas las características de la misma que ya comentamos al reseñar el primer film. En consecuencia, todo en este sentido está a un nivel altísimo.

En lo que respecta al guión de esta segunda parte decir que convierte, sin ningún pudor, a Elastigirl (Helen) en la máxima estrella de la función, tal y como le dicen en un momento dado: “Ahora el escenario es todo tuyo”. Esto está bien y es digno de aplaudir. No obstante, la situación se lleva al extremo convirtiéndola en la perfección máxima a todos los niveles… al tiempo que se retrata a Míster Increíble (Bob) con el cuadro típico y tópico de hombre que no vale ni para cuidar de sus hijos, pero es que además se ponen en entredicho sus propias cualidades como superhéroe (atención al momento en que se analizan sus estadísticas).

Teniendo en cuenta lo ya comentado, queda muy claro que se ha intentado compensar lo visto en la primera película, en la que Elastigirl se quedaba en casa cuidando de los niños, con la diferencia de que en aquella no se llegaba a los extremos vistos en esta, ni tampoco se “desacreditaba” a ningún personaje en favor de otro.

Al margen de lo anterior, el libreto vuelve a tocar temas interesantes y adultos. Lógicamente uno de ellos es el de los superhéroes, estando el punto de partida del film totalmente en la línea del origen del evento conocido en los Marvel Cómics como la “Civil War”. Por otro lado, se ahonda en los amores adolescentes y en el poco valorado y sacrificado trabajo doméstico. Además, se intentan analizar las consecuencias entre hacer lo correcto y cumplir con la Ley y, finalmente se profundiza bastante en el poder de la imagen y los medios de comunicación, medios que son los que al final te crean y te destruyen. Estas temáticas son bastante serias y adultas y es probable que se les escapen a los más pequeños de la casa… pero no a los adultos que deberían tomar nota de ellas.

En lo que respecta a la acción creo que, comparativamente, esta película presenta muchas más “set-pieces” de las que pudimos presenciar en la primera entrega. Eso sí, casi todas protagonizadas por Elastigirl. De las mismas me quedo con una que me resultó impresionante: la brutal y espectacular pelea en la morada del malo de turno, el Raptapantallas. Impresionante y casi terrorífico uso del villano, de su guarida y de un espacio cerrado para esa confrontación. Por el contrario, y en ese afán de intercambiar los roles entre Elastigirl y Míster Increíble, nos encontramos con una secuencia heroica calcada a la del primer film sólo que más larga: el salvamento de un tren por parte de Elastigirl… algo que ya hizo Míster Increíble en el film original.

“Ayudadme a recuperar a los superhéroes”. Los 4 Fantásticos 2.

Pasando a los protagonistas, cabe decir que repiten todos los de la primera película liderados por la familia Parr a la que ya conocemos. Como novedades ya he comentado que Elastigirl (Holly Hunter) se lleva el protagonismo, mientras que Míster Increíble (Craig T. Nelson) pasa a comprobar, de primera mano, cómo es el duro trabajo de amo de casa. Además, Violeta (Sarah Vowell) experimenta sus primeros amores adolescentes y los poderes de Jack-Jack (Eli Fucile) se desatan de manera “arbitraria” en lo que es un gag recurrente a lo largo del metraje. Finalmente, Dash (Huck Milner) continúa con todo su ímpetu de infante.

Entre los nuevos personajes me detendré en los dos más importantes: los hermanos Deavor, Winston y Evelyn, que son los dueños del imperio DEVTECH. Winston (Bob Odenkirk) es la representación pública de la empresa y un amante total de los superhéroes que quiere devolverlos a la legalidad. Evelyn (Catherine Keener) es la gran inteligencia de la compañía y prefiere que Winston sea la voz pública. Finalmente, aparecen nuevos “súpers” de segunda categoría entre los que destaca Voyd, una chica que es capaz de controlar los campos de vacío para teletransportarse o ejecutar ataques (Sophia Bush). ¡Ah! y destacar la participación de Isabella Rossellini poniendo voz a una embajadora que cree firmemente en la buena labor de los superhéroes.

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Los Increíbles 2, una secuela que mantiene el gran nivel de calidad técnica del primer film pero no consigue igualarlo en los demás aspectos. Es cierto que añade nuevos e interesantes temas en los que el público adulto podrá ahondar, amén de la ración de gags pensados para los más pequeños de la casa, pero básicamente viene a ofrecer lo mismo que la primera película cambiando los roles entre Elastigirl y Míster Increíble.

Tráiler de Los Increíbles 2