La sombra del reino
Comparte con tus amigos










Enviar

Teniendo como telón de fondo la lucha contra el terrorismo en el los países de Oriente Medio, el adrenalítico Peter Berg nos relató la investigación de un grupo de agentes del FBI en uno de los terrenos más hostiles que existen. Acompañad al agente Fleury y a su equipo en esta trepidante cinta de suspense donde su mortal enemigo no tiene miedo a morir en… ‘La sombra del reino’.

“No lleva chaleco, qué valiente, debería llevarlo”.-Damon Schimdt.

La Sombra del Reino

Crítica de La sombra del reino

Peter Berg es uno de esos realizadores a los que hoy en día no se le tiene demasiado aprecio, de hecho, según dicen muchos, es un clon (defectuoso) de realizadores tales como: Michael Mann, Michael Bay e incluso del fallecido Tony Scott. Esto es debido a su estilo de dirección y manejo de las películas. Sin embargo, este servidor opina que Berg es un realizador que se adapta perfectamente a cualquier género, ya sea la comedia más gamberra (‘Very Bad Things’), el cine de aventuras más trepidante (El tesoro del Amazonas) e incluso la ciencia ficción más espectacular (Battleship). De hecho, en todas ellas, Berg demuestra un buen manejo de la diversión, el espectáculo y el entretenimiento… Algo que, desde luego, en este potente thriller no falta ni por asomo.

Si por algo destaca ‘La sombra del reino’ es por su estilo narrativo. Durante una hora de película el espectador no verá ni una escena de acción, salvo algún tiroteo cerca del final de ese tramo, o el mismo atentado con el que se abre la película. Es por ello que Berg (como el mismo comenta en los extras del DVD) prepara un potente arco que no dispara hasta pasada esa hora de visionado. Ahí es donde reside el potencial de este film: en el hecho de mantener al espectador pegado a la butaca durante esa primera hora para contar el drama y el efecto de un atentado en un país al que no pertenecen los protagonistas ni los familiares de las instalaciones. Ahí es donde Berg destaca y con mucha fuerza, gracias al potente guión de Matthew Michael Carnahan (hermano del realizador Joe Carnahan), aparte de que su dirección resulta sobradamente buena, rodado con cámara en mano (eso sí, nada que ver con el estropicio de Paul Greengrass y muchos otros) dando un enfoque tremendamente adictivo a la película.

La Sombra del Reino

Como he comentado antes, el film de Berg estalla pasada esa hora de investigación, drama y amistad (uno de los momentos más divertidos, transcurre en un coche entre Fleury y su homónimo saudí Al Ghazi, interpretado francamente bien por Ashraf Barhom). Los siguientes minutos son una serie de trepidantes secuencias de acción, cargadas de adrenalina y dirigidas estupendamente. Ahora bien, no se trata de una acción normalucha de Hollywood donde lo visual sirve como único aliciente, ya que gracias a esa primera hora, nos preocupamos de los personajes en medio de ese brutal caos, lleno de sangre y dolor, al margen de lo citado más arriba. Además, destaca como Berg rueda fabulosamente los brutales tiroteos y la espectacular escena que transcurre en una carretera donde pone los pelos de punta al espectador y su corazón a cien por hora, y me crean o no, eleva al 120% esta magistral película.

La Sombra del Reino

Al margen de la genial dirección y manejo del tiempo de la película, Berg cuenta con un reparto de actores de primera. Sería imposible destacar a alguien, pues todo el reparto está francamente bien en sus respectivos papeles. Si tuviera que destacar a alguien sería a los actores israelíes Ashraf Barhom y Ali Sulliman en los personajes de Al Ghazi y su compañero Haytham, quien curiosamente tiene una genial escena (que no desvelaré) en el principio de la película, y es que ambos intérpretes se lucen en la cinta, junto con los más conocidos como Jamie Foxx, Jennifer Garner, Jason Bateman y Chris Cooper, pero insisto, todos los actores están geniales en el film.

Para llegar al fin de esta crítica de La sombra del reino, repasamos los aspectos técnicos, de los cuales destacan: la genial fotografía de Mauro Fiore, además del manejo de la cámara que insisto es sensacional, un trepidante montaje (con una agradecida duración) y la “rockera” banda sonora de Danny Elfman. Elfman imprime una sensación de oscuridad, agobio y dinamismo “a lo Zimmer” gracias a sus guitarras eléctricas y sintetizadores, pero, a su vez, hay tiempo también para un cálido tema para la relación entre Fleury y Al Ghazi, interpretado a base de guitarra.

La Sombra del Reino

En conclusión.
Peter Berg entrega un potente thriller, donde el drama post-atentado y la más explosiva acción de Hollywood se unen y resultan tremendamente adictivas. A esto hay que sumarle unas grandes interpretaciones, una banda sonora agresiva y una ambientación de infarto.

Curiosidades y declaraciones.
-Peter Berg recibió el guión a través de su buen amigo Michael Mann, que le invitó a leerlo y el realizador quedó tan enganchado a la historia que decidió inmediatamente dirigirla el mismo.
-Peter Berg, además de ser director y guionista, es actor, aparece en una de las escenas de la película, cuando comentan lo sucedido sobre el atentado.
-La película se rodó en Abu Dhabi, pero para las escenas de acción (entre ellas el atentado y las escenas de acción al final de la película) se trasladaron al Campus Politécnico de la Universidad Estatal de Arizona.
-El Palacio del príncipe es en realidad el lujoso Hotel Emirates Palace.
-Se rodó en Washington D.C durante dos días, antes de que el equipo volara a Abu Dhabi.
-Todos los actores, incluidos Alli Sulliman y Ashraf Barhom, participaron en un cursillo sobre explosivos por parte del FBI.
-Berg comenta: “El FBI nos ayudó mucho. Apoyaron la película, nos abrieron sus puertas y colaboraron al máximo con nosotros. Por ejemplo, nos enseñaron a diferenciar un explosivo de otro, a reconocer los detonadores, los productos químicos, a sacar huellas dactilares del barro o de cadáveres”.

Tráiler de La sombra del reino