Keepers, el misterio del faro
Comparte con tus amigos










Enviar

Esta película está inspirada en la enigmática leyenda de la isla de Flannan. Una leyenda de fantasmas, desapariciones y muertes. En el año 1900 desaparecieron tres fareros y su destino todavía sigue siendo una incógnita. A continuación, intentamos desvelarla en… ‘Keepers, el misterio del faro’.

“Es más peligroso de lo que crees…”

Crítica de Keepers, el misterio del faro

‘Keepers, el misterio del faro’ es la ópera prima del danés Kristoffer Nyholm. Anteriormente a esta película ha destacado detrás de las cámaras de varias series de televisión. Entre las más conocidas cabría citar su trabajo en ‘Taboo’ (2017), la serie protagonizada por el famoso Tom Hardy. En ‘Keepers’ apuesta por una dirección contemplativa y clásica, tanto de la isla como de los protagonistas. El mayor “pero” que se le puede hacer es que la narración transcurre de manera pausada, o si queremos “lenta”. En consecuencia, este no es un film para gente que disfrute con películas “pirotécnicas” como ‘Fast & Furious’ o ‘Vengadores’.

En conexión con lo anterior, la película huye de las pantallas verdes y el CGI apostando por la ambientación natural. Da gusto ver todo el entorno real de la isla y del faro que consiguen la atmósfera que una historia como esta necesita. En este sentido, el rodaje tuvo lugar en Galloway, suroeste de Escocia. Además, se prestó especial atención al faro, el Mull of Galloway. No obstante, para las diferentes tomas, se filmó en cuatro faros distintos pero todos situados en la misma zona.

El guión del film, escrito por Joe Bone y Celyn Jones, ahonda en un suceso real. La misteriosa desaparición en el año 1900 de los tres fareros de las Islas Flannan (Escocia). Los tres hombres se esfumaron sin dejar rastro, dejando todas las estancias del faro en un estado aparentemente normal. Esta intrigante desaparición dio lugar, casi de manera inmediata, a muchas teorías y leyendas mantenidas hasta el día de hoy. Incluso se ha llegado a fantasear con historias sobrenaturales… Sin embargo, este no es el camino seguido por los guionistas.

Joe Bone y Celyn Jones elaboran una historia tremendamente realista y desesperanzadora. Una historia que, fundamentalmente, nos habla de no seguir el camino recto. Una historia también de codicia y culpa. En pantalla resulta interesante ver como todo esto puede generar importantes, graves e inesperados problemas. Amén de llegar incluso a destruir a un hombre física y mentalmente. En cierta medida, resulta inevitable no acordarse, viendo este film, de lo que se decía y sucedía enEl tesoro de Sierra Madre (John Huston, 1948). Así pues, el guión es parte de lo mejor de la propuesta. El libreto llega a retratar con credibilidad a los tres personajes protagonistas, su deterioro y su entorno aislado. Todo esto aderezado con algunas de las labores de mantenimiento que llevan a cabo en el faro.

“Estamos en esto juntos…”. Los tres fareros.

El trío protagonista de ‘Keepers’ está a un nivel muy alto y resalta la interacción entre ellos. Los tres intérpretes destacan dando vida a tres personajes con tres personalidades bien distintas que se van alterando a lo largo del metraje. Además, se reparten los minutos de manera bastante equitativa y conjunta. No obstante, el más conocido para el gran público es Gerard Butler. Un Gerard Butler que en esta película se aleja de sus roles épicos y de action-man. Así las cosas, da vida a James, un buen y humilde padre de familia y el más fuerte del trío. La labor de Butler se vuelve muy llamativa, lograda y dramática en el tramo final.

Dejando al margen a Gerard Butler nos encontramos con Peter Mullan. El veterano actor entrega una gran labor encarnando a Thomas, un veterano farero de trágico pasado. Al ser el más viejo de los tres también es la voz de la experiencia y la razón. El trabajo actoral de Mullan es francamente destacado y constante. Casi podría decir que es el mejor de los tres. Por otro lado, el joven Connor Swindells hace un llamativo debut en cines dando vida a Donald. El trabajo de Connor luce dotando de inexperiencia a su joven personaje. Donald es un chico desarraigado que habla mucho y que se relaciona bastante bien con James, al que toma por ese hermano mayor que nunca tuvo.

Finalmente, en un momento dado harán acto de aparición Ólafur Darri Ólafsson y Søren Malling. No conviene ahondar mucho en sus personajes. Basta con decir que cumplen sobradamente entregando a dos tipos desagradables y malencarados, especialmente Ólafur.

En conclusión.
Termino esta crítica de Keepers, el misterio del faro. Aquí tenemos un thriller que apuesta claramente por el realismo dejando atrás los mitos y leyendas. Su ambientación natural y la gran interpretación de su trío protagonista son sus principales bazas. A través de ellos vemos como determinadas acciones y sentimientos pueden llegar a crear grandes y perdurables misterios.

Tráiler de Keepers, el misterio del faro